La nueva oferta del PSOE no se dirige a Unidas Podemos, sino a los votantes

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ha usado la nueva oferta a Unidas Podemos para interpelar directamente a la sociedad, buscando posicionar sus argumentos en la disputa por la hegemonía cultural que mantiene con UP de cara a una posible nueva jornada electoral.

Tras la aceptación por parte de Pablo Iglesias de la imposición de Pedro Sánchez por la que impedía al de Unidas Podemos formar parte de su tren ministerial, la coalición de izquierdas se hizo con la victoria en la hegemonía del discurso sobre quién sería el culpable de una hipotética repetición electoral.

>>Pedro Sánchez espera usar a Unidas Podemos para justificar nuevas elecciones<<

Tras ese movimiento, el PSOE no ha sido capaz de responder hasta ahora, y lo ha hecho con una iniciativa sin tanto impacto en el corto plazo, pero que insiste en uno de sus argumentos que tan bien le sirvieron en el pasado ciclo electoral, y que incide en el mismo eje de la batalla política que sostiene con Unidas Podemos: es Pablo Iglesias el que no quiere acuerdo y abre la puerta a la llegada de la derecha en unas elecciones que se podrían haber evitado.

Los de Pedro Sánchez ofrecen una «triple garantía» para el cumplimiento de los acuerdos, para así rechazar la garantía que exige Pablo Iglesias: entrar en el gobierno con la posesión de varios ministerios. Que el PSOE haya hecho eso público solo responde a su interés de que la sociedad sepa que ellos se comprometen a cumplir lo acordado a carta cabal, ya que esos instrumentos se pusieron en marcha para asegurar el cumplimiento de anteriores acuerdos alcanzados por ambas formaciones, y no fueron capaces de hacerlos valer cuando el Partido Socialista no los llevó a cabo.

Por otro lado, se incluyen muchas medidas que ya han sido aprobadas y que fueron propuestas por la coalición de izquierdas que lideran Pablo Iglesias y Alberto Garzón, por lo que el PSOE está intentando apropiarse de ellas para consolidar la idea de que ellos son la izquierda y, por lo tanto, volver a usar el argumento del voto útil en unas hipotéticas nuevas elecciones.

Pedro Sánchez aspira a volver a recuperar el control del discurso del que disfrutaba hace tan solo unos meses, sin embargo, volver a pedir a la derecha que se abstenga para no tener que pactar con los de Pablo Iglesias, a la vez que presenta un documento con medidas ya aprobadas, es una contradicción que resta credibilidad a su nueva propuesta progresista.

Pese a ello, Pedro Sánchez cuenta con el apoyo de los grandes medios de comunicación, que ya lo apoyaron en el anterior ciclo electoral sembrando el miedo a VOX para recoger el voto útil. Unidas Podemos deberá maniobrar teniendo en cuenta que sus argumentos no tendrán apenas eco en comparación con el PSOE, y sabiendo leer que esta propuesta no es política, sino electoral.

Soy el director de ElEstado.Net.

He escrito varios libros:

- Socialismo en Sudamérica (Editorial El Perro y la Rana, 2010).
- Honduras: el sueño liberador convertido en pesadillas opresora (2009).
- El libro negro del bipartidismo (Editorial Mandala, 2018).

¡Muchas gracias por leer ElEstado.Net!

Gonzalo Sánchez

Soy el director de ElEstado.Net. He escrito varios libros: - Socialismo en Sudamérica (Editorial El Perro y la Rana, 2010). - Honduras: el sueño liberador convertido en pesadillas opresora (2009). - El libro negro del bipartidismo (Editorial Mandala, 2018). ¡Muchas gracias por leer ElEstado.Net!

Queremos leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: