Juan Guaidó demuestra su escaso apoyo en la última convocatoria golpista

3

Que la realización de una manifestación de carácter político en Venezuela la anuncie el presidente de los Estados Unidos (EEUU) de América, es un indicativo de hasta qué punto el golpista Juan Guaidó -y la oposición venezolana- están dirigidos por el gobierno de Donald Trump.

Estados Unidos necesita mostrar al mundo grandes manifestaciones que son reprimidas por el gobierno de Nicolás Maduro para sostener el golpe de estado, y poder culminarlo con una intervención militar que no está siendo capaz de conseguir. Ayer en Twitter, el mandatario estadounidense expresó que se esperaban manifestaciones masivas de los que apoyan a Juan Guaidó.

Sin embargo, la oposición, como viene siendo habitual desde que rompieron con su base social al apostar por el terrorismo (llamado guarimbas en Venezuela), comprobó que no tiene fuerza. En Caracas se produjeron pequeñas concentraciones de varias decenas de personas, que expresaron su apoyo al golpe de estado sin ser reprimidas.

Mientras tanto, el chavismo sigue mostrando su fuerza popular. Ayer la izquierda venezolana que apuesta por defender la democracia surgida de las urnas, se movilizó en el Estado Falcón, logrando reunir a decenas de miles de personas. Los bolivarianos están siendo objeto de una brutal manipulación mediática que los acusa de reclutar niños para fortalecer el ejército, y detener a periodistas por el hecho de que los profesionales de la información muestran lo que Nicolás Maduro no quiere que se vea.

Sin embargo son bulos y medias verdades. Inlcuso la popular periodista antichavista Patricia Poleo expresó que no hay ninguna evidencia de que las Fuerzas Armadas Especiales (FAES) hayan secuestrado niños, denostando la información como Fake New impulsada por la oposición venezolana en las redes sociales. Sí hay ocho menores detenidos por actos vandálicos desde el inicio del golpe de estado, como quema de personas y edificios.

Cabe destacar que la oposición venezolana sí usó niños durante las violentas guarimbas que sembraron de sangre las calles del país durante el intento de golpe de estado del año 2017.

Sobre los periodistas, el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, ha revelado en Twitter que varios periodistas han entrado en el país de forma irregular, e incluso han intentado entrar en el Palacio presidencial de Miraflores. Para ir a Venezuela a desempeñar un trabajo periodístico, es necesario acudir al consulado del país de origen y rellenar una solicitud de permiso de trabajo, tal y como sucede en casi todos los países del mundo. Sin embargo, esta ilegalidad ha servido para configurar la Fake New que indica que han sido detenidos para ocultar la represión de Nicolás Maduro.

Comentarios