Comparación: espacio informativo del golpismo frente al de los demócratas de Venezuela

La idea que establece “dar voz de igual manera a las diferentes partes que tenga un conflicto“, suele poner de acuerdo a la mayoría de las personas cuando los diferentes sectores se encuentran dentro de los márgenes democráticos. Por ejemplo, Si existen posiciones enfrentadas en cuanto a la negociación colectiva.

Sin embargo, esa idea no reúne tanto consenso cuando una de las partes decide saltarse los límites constitucionales de manera violenta, para imponer sus posiciones por encima de la vida de los ciudadanos. En ese caso, una nueva idea cobra mayor protagonismo, “dar más voz a los que protegen la democracia para establecer un muro frente al fascismo y su violencia“.

Eso fue lo que ocurrió en los pasados días en Venezuela, pero al contrario. Los medios de comunicación de masas dieron una cobertura y un apoyo mucho mayor a los golpistas que apostaron ametralladoras ligeras en una importante autopista de Caracas y que llamaban a un baño de sangre. Golpistas que forman parte de una organización fascista, como lo es Voluntad Popular (VP).

El soporte al fascismo venezolano incluyó una perversión del lenguaje muy peligroso si se llega a normalizar -un hecho que no está lejos de ocurrir-, ya que cualquier movimiento que pueda poner en peligro los intereses de las grandes empresas y bancos, puede ser fácilmente desarticulado con ese lenguaje que llama demócratas a los que quieren liquidar los resultados de las urnas, que los califica como pacíficos pese a que dan palizas por la calle a los que no piensan como ellos, y cataloga como represor a un presidente que hasta dialoga con los que intentan invadir una base militar. La imposición de un mundo al revés que sirve para sostener sus privilegios.

El País

  • Noticias dando voz a los golpistas: Veintiséis (26).
  • Lenguaje usado con los golpistas: “Presidente interino” para referirse a Juan Guaidó pese a que esa figura no aparece en la actual Constitución de Venezuela. Guaidó y López “jaleados por una multitud“, pese a que las fotos muestran que no llegaban ni a mil personas, y que conseguir esa multitud era fundamental para dar el pretendido golpe. Juan Guaidó “llama” y “propone“, mientras que Nicolás Maduro “ordena” e “impone“. “Manifestantes” para referirse a guarimberos que lanzaban cócteles molotovs, que iban dando palizas a chavistas por las calles y que asediaron una base aérea militar.
  • Noticias dando voz a Nicolás Maduro: Una (1).
  • Lenguaje usado con Nicolás Maduro: Régimen, “reprimidos violentamente” en referencia a los terroristas que lanzaban cócteles molotov a las autoridades que disparaban gases lacrimógenos para dispersar a los violentos.

CNN en Español

  • Noticias dando voz a los golpistas: Setenta y ocho (78)
  • Lenguaje usado con los golpistas: “Presidente de la Nación”, “impulso”, “pide”. CNN califica y justifica como “revuelta” el intento de golpe de estado, “restaurar el orden”,
  • Noticias dando voz a Nicolás Maduro: Siete (7).
  • Lenguaje usado con Nicolás Maduro: Asediado, dictadura, advierte, fragilidad, caos, cuestionado, pesadilla, tragedia humana, régimen más desastroso que Venezuela haya conocido, pobreza.

BBC

  • Noticias dando voz a los golpistas: Veinticuatro (24).
  • Lenguaje usado con los golpistas: “Levantamiento” para referirse a golpe de estado, líder, “manifestantes” para referirse a guarimberos.
  • Noticias dando voz a Nicolás Maduro: Cuatro (4).
  • Lenguaje usado con Nicolás Maduro: Crisis, represión.

En los dos primeros medios se usó una fake new para señalar una presunta represión por parte del gobierno de Nicolás Maduro, que sostenía que una de las tanquetas de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) atropelló deliberadamente a varios manifestantes.

En varios vídeos filtrados, se observa como esos “manifestantes” son guarimberos que están intentando quemar con cócteles molotov a los vehículos y sus pasajeros, por lo que los militares se disponen a huir. Los guarimberos se ponen delante de la tanqueta para impedir que los vehículos se alejen, pero al ser tan pocos no reúnen la fuerza suficiente, por lo que al ponerse delante son embestidos. El propio expresidente de Uruguay Pepe Mujica se refirió a la situación expresando que “no hay que ponerse delante de las tanquetas“.

Los tres medios de comunicación hicieron pasar como información uno de los principales argumentos de guerra informativa de Estados Unidos, por el que se aseguraba que Nicolás Maduro iba a huir del país a causa de la pérdida de apoyo entre sus más cercanos colaboradores, una estrategia clásica de desgaste en los conflictos internacionales.

El presidente de Venezuela no es solo el máximo líder del chavismo, sino que además es el único que ha sido capaz de mantener las victorias de la izquierda en las urnas sin Chávez, y resistir una serie de oleadas golpistas acompañadas de sanciones, boicot interno y sabotaje desde 2013, los bolivarianos mantienen cerradas las filas en torno a él, como demuestra su actuación tras el fallido golpe de estado de Juan Guaidó.

Comentarios