Geek’s Pride Day & MSI League

Estas fechas son especiales para mí, y por eso creo que es buena idea presentarme con mi estilo. Hoy es un día especial para gente que suele sentirse diferente, un día que cada vez va haciendo visibles a más personas. Pero el Día del Orgullo Friki es una bandera de algo que se empieza a estandarizar. Cada vez más gente hace cosplay, cada vez somos más los que jugamos a MOBAs, shooter o cualquier otro juego (sí, incluyo Fortnite). Representa a las hordas (espero que me pilléis) de gente que celebra lo que es: cualquier apasionado de los videojuegos, anime, series, juegos de rol, de mesa, libros de fantasía y de todo lo que se me está olvidando tiene cabida este día.

Pero no solo eso. Esta semana está teniendo lugar la MSI (Mid Season Invitational, para los profanos, el torneo de mitad de temporada del LoL), donde un equipo europeo (G2 Esports) ha hecho historia, y donde ninguno de los últimos campeones de los Mundiales ha estado en la final. Esa final se ha disputado hoy (evento que solo me hubiera perdido si coincidiera con Juego de Tronos), y que tenía pinta de ser una de las más reñidas y emocionantes de la historia, aunque ha sido una embestida del equipo europeo. ¿Por qué era tan destacable? Porque jugaba gente por la que nadie apostaba al inicio de la competición. ¿Pero por qué es esto importante? Igual tiene algo que ver que dos equipos no coreanos estén en la final de un torneo del LoL. Igual tiene algo que ver…

Pero esa (y esta que viene) solo es mi opinión. Este año la MSI ha sido una de las más intensas, con la vuelta de SKT Telecom, con equipos europeos y norteamericanos dando la nota como venían avisando en los últimos mundiales, con jugadas asombrosas y momentos inolvidables. Es toda una maravilla lo que ha pasado este año. Y no os pongáis cómodos, que los mundiales serán toda una fiesta… o una ruleta rusa, porque el nivel esta increíblemente nivelado.

Y por eso, quiero presentarme como es debido: yo soy David: rolero, otaku, apasionado lector,  gamer (principalmente MOBA, hasta donde mi dinero me permite). En resumen, un friki de cuidado. Y eso he sido toda la vida. Y eso, es lo que vengo a contaros en este periódico. Ah, se me olvidaba: estoy estudiando periodismo en la Universidad de Zaragoza y soy una persona bastante corriente, creo.

Vengo a unirme a la sección de cultura para aportar mi frikismo a este periódico. No esperéis nada completamente imparcial: en cultura es muy complicado que tu opinión o tu forma de vida no influya, y más en el tipo de cultura en el que me estoy especializando.

Espero veros pronto, y hablar un poco más de cosas que me y os gusten.

Comentarios