La inexistente cobertura informativa del “Caso Assange”

Julian Assange lideró, al menos mediáticamente con los riesgos que finalmente han impactado en su realidad, la desclasificación de cientos de miles de cables diplomáticos en 2010. La mayoría de ellos mostraron al mundo la actuación antidemocrática de los gobiernos turnistas de Estados Unidos, que derrocan gobiernos y bombardean poblaciones civiles para mantener su posición de poder, y garantizar suculentos negocios para sus grandes empresas.

La filtración, llamada Cablegate, tuvo un fuerte impacto a escala mundial, y Wikileaks entró de lleno en la batalla geopolítica que ya empezaban a mantener Estados Unidos, Rusia y China. Concretamente las filtraciones de la organización de Julian Assange impulsaron a la diplomacia bolivariana, que las aprovechó para echar a EEUU de la región, permitiendo la entrada de Rusia y China en la mayor zona de influencia estadounidense.

Por ello Estados Unidos comenzó a perseguir al hacktivista australiano, que se refugió en la embajada de Ecuador en Londres, hasta que el cambio de presidente en el país suramericano, con el consiguiente giro a la derecha que ha llevado las posturas exteriores del pequeño país a regresar a la órbita estadounidense, han desembocado en la entrega de Julian Assange a la nación que hoy gobierna Donald Trump.

Existen cuatro hechos fundamentales que permiten aseverar que la configuración del escenario actual ha sido conformada en base a ilegalidades:

  • Lenín Moreno, el actual presidente de Ecuador, entregó a Julian Assange por un chantaje económico de Estados Unidos (reducción de la deuda externa).
  • Suecia y Reino Unido se inventaron las causas contra el australiano, como demuestra la desaparición -y reaparición- a voluntad, de las acusaciones, en función de la posición de Assange en el escenario.
  • EEUU busca venganza por el daño geopolítico sufrido, y para evitar nuevos casos como el de Assange y Snowden. La justicia, en el sentido clásico del término, está expulsada de la ecuación desde el momento en que las autoridades estadounidenses descartaron usar los cauces internacionales dispuestos para estas situaciones, sabiendo que el camino legal no les llevaría hasta Assange.
  • Fue Reino Unido, por petición expresa de EEUU, el país que, de facto, violó el derecho internacional al impedir que Julian Assange, como refugiado político reconocido por un estado soberano (Ecuador), pudiera disfrutar de su derecho en el país se lo concedió.
Cobertura mediática del “Caso Assange”

Los medios de comunicación, que en un primer momento se volcaron con las filtraciones de Wikileaks por un interés comercial, no han seguido tan de cerca el presente de Julian Assange, ahora que ellos mismos han dejado caer el tema de sus agendas mediáticas, al estar plegados a replicar las matrices de opinión que llegan desde los medios norteamericano.

El País
  • Noticias sobre Julian Assange en las últimas dos semanas: Dos (2).
  • Lenguaje usado: Wikileaks, cofundador, violaciones, abusos sexuales, extradición, hacker, delitos.
  • ¿Se informa de alguno de los 4 hechos que explican el “Caso Assange”?: No.
CNN en español
  • Noticias sobre Julian Assange en las últimas dos semanas: Una (1).
  • Lenguaje usado: Extradición, acusaron, cargos.
  • ¿Se informa de alguno de los 4 hechos que explican el “Caso Assange”?: No.
BBC Mundo
  • Noticias sobre Julian Assange en las últimas dos semanas: Cero (o).
  • Lenguaje usado: Ninguno.
  • ¿Se informa de alguno de los 4 hechos que explican el “Caso Assange”?: No.

Los grandes medios de comunicación que tienen -cada uno- en sus archivos web cientos de noticias sobre Julian Assange, no están informando de lo que acontece a día de hoy con el hacktivista, que está siendo perseguido por Estados Unidos tras haber revelado información que supuso la mayor democratización del espacio mediático de todos los tiempos.

Este silencio mediático, que se podría calificar como cerco, supone un apoyo para que el gobierno de Estados Unidos pueda hacer con Julian Assange lo que crea conveniente, ya que no solo están consolidando la justificación de la extradición y el juicio con la ausencia de contenidos sobre el tema, sino que una posible aplicación de la pena de muerte no podrá ser respondida, a causa de que la opción se mantiene ocultada a la opinión pública, con lo que será incapaz de movilizarse para evitarlo.

Comentarios