Los herederos de los patriarcas de la componenda destruyen Ecuador, otra vez

Con esta lapidaria frase, Jaime Roldós Aguilera quien fuera presidente del Ecuador, calificó y reunió en un solo cesto a quienes desde el llamado entonces Congreso Nacional, defendiendo intereses de la oligarquía criolla, los “sobacos perfumados” y los del imperialismo yankee, se propusieron una desleal y agresiva oposición, bloqueando toda iniciativa legislativa originada desde el poder ejecutivo.

Los líderes de aquella infamia fueron entre otros: León Febres-Cordero del PSC (Partido Social Cristiano), Asaad Bucaram del CFP (Concentración de Fuerzas Populares) quienes a la presente fecha han dejado este mundo; pero también dejaron herederos; Jaime Nebot delfín de Febres-Cordero y Abdalá Bucaram sobrino de Asaad, a quienes se han sumado también, Guillermo Lasso y los denominados “lentejeros”.

>>Abdalá Bucaram sale a defender a su hijo pero confirma las pruebas en su contra<<

Estos son los nuevos patriarcas de la componenda, que con el fin de devolver privilegios a los empresaurios no han dudado en promulgar leyes que “perdonan” deudas con el estado y con grandes compañías de telecomunicación, mientras tanto se castiga al pueblo con nuevos impuestos.

Estos mismos son quienes a guisa de “sostener” en la silla presidencial a Boltaire Moreno, han recibido como “cuota política” la administración de instituciones claves como por ejemplo las empresas de generación, transmisión y distribución eléctrica, los ministerios de salud, de vivienda, de obras públicas, de salud, del Instituto de seguridad social, las cortes de justicia, donde hasta la presente fecha desde el inicio del gobierno traidor no han hecho ninguna obra, y solo han seguido inaugurando las que dejó iniciadas Rafael Correa en la década ganada del gobierno de la Revolución Ciudadana.

>>Rafael Correa y el poder de su iPhone<<

El servilismo de los antiguos y los nuevos patriarcas de la componenda es el mismo, no ha cambiado nada. Buscan únicamente sacar provecho económico personal, sin importar los intereses populares; el “sumak kausay” ahora invisible ha sido reemplazado por los intereses de las grandes empresas transnacionales y locales a quienes se les perdona deudas e intereses, impuestos y aranceles, castigando de esta manera a los más pobres, quienes tendremos en definitiva que pagar vía nuevos impuestos los dineros condonados a los empresaurios.

La “descorreización” promulgada por Boltaire y secundada por los nuevos patriarcas de la componenda lo único que han determinado es iniciar una feroz persecución política, “como perros con hambre” decía Febres-Cordero, a través del Lawfare, instaurando juicios de toda índole en contra de Rafael Correa y los líderes de la Revolución Ciudadana, con el único objetivo de bloquear la participación libre y democrática de los auténticos líderes del pueblo en la elecciones del 2021.

>>La Otra Cara: las obras prometidas por Moreno que nunca llegaron<<

En este infame concubinato, el gobierno aupado por la prensa corrupta, incluso promociona con “bombos y platillos” los cambios de nombre y cambios de logotipo, amén de otras insensateces como las dos últimas inauguraciones: un local de McDonald´s en una urbanización privada de “pelucolandia”, y una cancha de fútbol en un colegio privado.

Es que no hay ni siquiera creatividad, el pueblo entero del Ecuador ve la diferencia cuando en la década ganada cada día se inauguraba una nueva obra, escuelas, colegios, carreteras, hidroeléctricas, hospitales, etc. Por eso en el 2021 no habrá ni un solo voto para los patriarcas de la componenda. La Revolución Ciudadana volverá y el Ecuador recobrará el respeto internacional obtenido en la década ganada.

ElEstado.Net no tiene por qué compartir todo el contenido de los artículos que se publican en su Sección de Opinión.
Comentarios