Al Ecuador lo descalabraron hasta el tuétano

Dejar a un lado el sarcasmo para escribir sobre el presidente de Ecuador Lenín Moreno, es un reto imposible. Cada semana hace méritos para brillar por sus ‘deschavetadas‘ declaraciones. Hace pocas horas dijo: “los alcaldes tienen la última palabra“, después de que el pasado viernes había anunciado que el 4 de mayo su país pasará del aislamiento al distanciamiento social por la pandemia del COVID-19.

Pocas horas antes, la firma Deep Knowledge Group, en una de sus investigaciones, informaba que el Ecuador es el país con mayor riesgo de Latinoamérica, ocupando la octava posición de riesgo a nivel mundial. Las cifras de contagio se duplicaron con la resolución de pruebas represadas y el Gobierno Nacional proponía poner fin a la cuarentena.

Según los datos oficiales, en las últimas horas, se registran 23.240 contagiados y 663 fallecidos por COVID-19. Pero todo está lleno de dudas. Las últimas cifras de contagios confirmados hasta ayer eran más bajas que las del pasado viernes. Y no hay explicación, pese a los requerimientos periodísticos.

>>Coronavirus: comparación de los gobiernos de Ecuador y España 2.0<<

En ese entorno el Alcalde de Quito, Jorge Yunda, la única autoridad que luce con sentido común en la crisis, había solicitado al Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional, que la cuarentena se extienda hasta el 31 de mayo.

Pocas horas después Moreno dejó todo en manos de los alcaldes. La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri reaccionó y dijo que el presidente se está lavando las manos, y que les están diciendo a los ecuatorianos “sálvese quien pueda“. “Ellos apagaron la luz y salieron corriendo” expresó la socialcristiana, quien además está solicitando que el ejecutivo asigne los pagos adeudados a los municipios.

Pero ¿para qué pide la extrema derecha esos fondos? La declaración de Viteri en discrepancia con el presidente Moreno salió justo cuando, en las redes sociales, le exponían a la ciudadanía que, en medio de la emergencia por el coronavirus, la alcaldía de Guayaquil abrió la contratación por 800 mil dólares para el pautaje de cuñas en medios de comunicación tradicionales y no tradicionales.

>>Cynthia Viteri avergüenza a Ecuador otra vez<<

Después de tres años en los que el socialcristianismo ha respaldado a Carondelet, y de algunos desatinos de Viteri en los últimos meses, la metodología para distraer del destino a los guayaquileños afectados con intensidad por la pandemia, no le brindó resultados positivos.

Para adornar la tragicomedia que vive Ecuador, en ese Guayaquil que prefiere gastar en propaganda antes que invertir en la emergencia sanitaria, una mujer dada por muerta hace un mes se levantó en el hospital y pidió llamar a sus familiares.

Alba Maruri Granda, de 74 años. El 27 de marzo en el Hospital Guayaquil, en el Suburbio, había recobrado la conciencia y pedía a su hermana que la fueran a recoger.

La familia había pasado casi un mes con las cenizas de otra persona, en espera de darle sepultura cuando pasara la pandemia. Así, en las estadísticas de casos por coronavirus, Ecuador tiene hasta una resucitada.

>>Cinco preguntas de un guayaquileño al vicepresidente de Ecuador<<

El cuadro desesperanzador del país suramericano se completa con un Vicepresidente como Otto Sonnenholzner, quien es acusado por la opinión pública de gastar USD 223 mil para contratar un asesor político en plena pandemia, luego de que el aconsejado de Guillermo Lasso y Ministro de Finanzas, Richard Martínez, prefirió pagar USD 324 millones de la deuda.

El próximo año habrá elecciones presidenciales y Otto parece estar más preocupado de la campaña que de la emergencia sanitaria. Muchos lo han cambiado de nombre y en lugar de Otto, lo llaman Fotto, en alusión a las cámaras y a los flashes que le llaman la atención.

Entre socialcristianos, banqueros, gobiernistas y neoliberales han descalabrado a este precario país andino que se mostraba con mejores indicadores económicos, -salud, educación y bienestar social- en los años que lideró la Revolución Ciudadana.

¡Cómo dueles Ecuador!

elestado.net no tiene por qué compartir la totalidad del contenido de los artículos que se publican en su sección de opinión.
Comentarios