CEPAL: América Latina requiere con urgencia una agenda progresista

La democracia no sale de la cuarentena. La cultura del privilegio naturaliza las desigualdades y la discriminación, afirma Alicia Bárcena desde la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (CEPAL) conversando con Correa. La pobreza en América Latina aumentará al 35% mientras todas las semanas hay escándalos de corrupción por compras con sobreprecios en las instituciones públicas.

La pandemia es un buen negocio para pocos y despiadada para las mayorías. Pese al encierro, José Mujica pide fortalecer el Estado. América Latina es el campeón mundial en ocultamiento de riqueza: el 27% de la riqueza privada está registrada en paraísos fiscales.

Acabada la pandemia es muy probable que las protestas sociales vuelvan con más fuerza aún“, expresa Frei Betto mientras Bárcena insiste en que gobiernos de la región están aprovechando para hacer contrasentidos, como desmantelar el presupuesto en educación e innovación que son claves para el desarrollo.

Rafael Correa se lo dijo al Papa Francisco, sin empacho. Año 2015. “Querido Santo Padre, el gran pecado social de nuestra América es la injusticia. ¿Cómo podemos llamarnos el continente más cristiano del mundo, siendo a su vez el más desigual?“. La fauna neoliberal está, a menudo, llena de cristianos con dotes de estafadores profesionales, apóstatas morales, usureros, banqueros del Opus Dei, demócratas cristianos se hacen llamar, otros.

La pandemia fragmentó los sistemas de salud y los sistemas de protección social en Estados que solo ponían el 2% del PIB en salud. Lo dice la titular de la CEPAL y agrega que “a la infraestructura básica de la vida no le hemos puesto ninguna atención“.

Socialcristianos y otrora demócratas cristianos como Guillermo Lasso cantan coros de la iglesia, al igual que bautizados como Pinochet y Franco, pero no dudan en aplicar criminales recetas neoliberales que mandaron a 3 millones de ecuatorianos a la migración, como en 1999 cuando gobernaba el ‘sangabrielino’ Jamil Mahuad.

Alicia Bárcena asegura que lo que requiere con urgencia la región es una agenda progresista, fiscal, industrial. Y cómo decía Piero, “algo habrá que hacer hermano, para poder ser un Latinoamericano“. La región decrecerá 5% en su PIB, tendrá 12 millones más de desempleados en países que no tienen seguro de desempleo, 215 millones de latinoamericanos estarán en la pobreza.

La CEPAL propone un ingreso básico de emergencia de unos USD 140 al mes durante los próximos 6 meses, y advierte que ante la crisis se necesita emisión de Derechos Especiales de Giro de un trillón de dólares, flexibilización de la deuda externa y ayuda de los países ricos a los emergentes. Pero la geopolítica se metió y al Fondo Monetario Internacional (FMI) que un inicio mostraba apertura a la idea, luego no le gustó porque asumen que esto puede favorecer a China.

elestado.net no tiene por qué compartir la totalidad del contenido de los artículos que se publican en su sección de opinión.
Comentarios