¿A qué quieres que le escriba, Gonzalo?

3

¿A qué quieren que le escriba uno sino es al amor, profundo amor del pueblo bolivariano por Hugo Chávez? En tiempos de todos contra todos, de egoísmos y heroísmos, creo que la luz que ilumina este proceso es la de el indio-negro rebelao, como sus taitas. Ese mismo indio que los mandó al carajo una tarde lluviosa. Que gritaba como el Bolívar en llamas de Caracas.

La historia pretende arrebatarnos la realidad, para que los centennials que hoy destruyen sus estatuas esclavistas en Seattle no conozcan nuestra lucha. Nuestra lucha es de todos. De todos los que nacimos indomables, los rebeldes. Los que sospechan que detrás de la noticia y el chisme, hay una guerra racial en el imperio que amenaza con tumbar de la silla al capitalismo global bajo la figura del golpe “deepstate“.

Y en esa guerra nacimos salpicados nosotros, por dormir encima de la primera reserva mundial de petróleo, la cuarta de oro, inestimable coltán y piedras raras. Por una reserva de agua y biodiversidad importante. Y por un dominio estratégico de la reunión ante la unión sudamericana + China.

¿A qué le escribo? A las manifestaciones creativas. Simbólicas. A la protesta-acción, desde cualquier trinchera. Le escribo a la resistencia latina y afroamericana que anda encapuchada organizando vainas en el estómago de la bestia. Le escribo a mis negros de corazón, de sangre y de orgullo. Que llegó la hora de medirse cuidando la vida. La inteligencia es el arma homicida contra los muertos-vivientes.

Le mando también al poder comunal. A esas mujeres luchadoras, a esos hermanos comuneros. Veo crecer un sistema de articulación productivo-comunal. Voy y me siento un ratico con ellos. Tomo fotos. Grabo la vaina. Medio pienso. Escribo en el teléfono y digo: ¡esta vaina se cuenta y no se cree! Y además, se manejan por WhatsApp. Entonces uno salió, va y se mete en todos los grupos tu sabes. Pa’ ve.

Ah bueno. Los carajos producen tanta información que te enteras del macrocosmos de enlaces electrónicos con los que se conectan. Te abstraes de la “realidad política” para dar pie a una “realidad específica” o “segmento“. Una realidad comunal en la comunicación líquida.

La comunicación comunal en Venezuela, bajo el efecto del aislamiento por la pandemia se ha vuelto líquida, al menos en un 50%. Los grupos de WhatsApp y redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram, etc.) constituyen un fundamento, pero su accionar colectivo en el terreno físico es otro pilar de su evolución.

Por último le escribo a los militares estadounidenses, a los policías, a cualquier organización del Estado norteamericano que escuchen a su conciencia. A eso, al despertar del sueño apostamos.

elestado.net no tiene por qué compartir la totalidad del contenido de los artículos que se publican en alguna de sus secciones de opinión.
Comentarios