El Binomio de la Esperanza frente a los binomios de la miseria

Salud, vivienda, educación, trabajo, obras de infraestructura, centrales hidroeléctricas, y sobre todo dignidad. Estos entre otros son los logros de la Revolución Ciudadana en la “Década Ganada” bajo el liderazgo de Rafael Correa Delgado.

Hoy en día los enemigos del pueblo, esos que en desde mayo de 2017 a cambio de sostener en la silla al insostenible, se dedicaron a “gobernar” para ellos, son los de siempre pues, la banca chulquera, la empresa explotadora y evasora, la prensa corrupta y la rancia partidocracia.

Quienes hasta ahora solo han devastado la institucionalidad del país, han “perdonado” deudas tributarias, liberado precios de combustibles, liberado tasas de interés, despedido trabajadores sin pago de indemnización, perseguido a los líderes de la Revolución Ciudadana con el más infame Lawfare, cooptando los poderes judicial, electoral y legislativo a cambio de dádivas e impunidad, reparto de hospitales y ministerios.

Entonces, ¿qué tenemos ahora después de que durante 10 años el Ecuador fuera referente regional y mundial de sus logros? Tanto así que dejó de ser “el país de las galápagos” para convertirse en “el País de la esperanza, de los sueños hechos realidad“, donde en esos momentos los invisibles y los desechados de la sociedad pasaron a ser protagonistas. Los pobres, las personas con discapacidades, los obreros, todos tuvieron acceso a un trabajo digno, salarios equitativos, seguridad social, educación de calidad, becas en las mejores universidades del mundo, y sobre todo a recuperar la dignidad de ser ciudadanos, iguales entre iguales.

Hoy, todas la obras como carreteras, escuelas, colegios, universidades, hospitales, centros de salud, cuarteles de policía, centrales hidroeléctricas, se encuentran todas sin mantenimiento, -a lo sumo el mediocre traidor les cambió los logos.

Los maestros impagos, el sector salud y educación sin presupuesto, los empleados públicos impagos, sin contar con más de un millón trescientos mil nuevos desempleados, el Ecuador de hoy es un verdadero desastre, y el actual gobierno traidor está “tendiendo la cama” para que el triunvirato infernal –banca, empresa y prensa- sigan en el poder sojuzgando a los ciudadanos y esquilmando la economía a favor de sus bolsillos.

¿Cuál es entonces la respuesta del pueblo del Ecuador frente al latrocinio estatal y la pretendida entrega del estado a las manos de sus depredadores? La única alternativa es que el poder del Estado vuelva al pueblo, al mandante, al ciudadano, y ¿cómo se hace eso? Retornando por los fueros de la Revolución Ciudadana.

Tanto ha sido el miedo de la infame derecha neoliberal que nos gobierna, que no han dudado en proscribir más de 5 movimientos políticos que trataron de cobijar a Rafael Correa y a los líderes de la Revolución Ciudadana. También con una sentencia amañada sentenciar al “Mejor Presidente de la Historia” para quitarle sus derechos políticos e inhabilitarlo de por vida.

¿Por qué? Porque saben que en las urnas electorales la tienen perdida, quisieron matar políticamente al Líder de los líderes pero apenas han logrado impedir su participación electoral, pues más vigente que nunca en la Política Ecuatoriana y Regional con reconocimiento Mundial, el gran Rafael Correa Delgado no solo que arrasa en las encuestas de intención de voto, sino que el triunfo se consolidará en una sola vuelta.

¿Pero cómo sin ser candidato va a lograr eso? Pues que ya está posicionado y respaldando popularmente el candidato Andrés Aráuz y su binomio Carlos Rabascall, a quienes el pueblo ya aclama como el Binomio de la Esperanza.

Vamos a volver para recuperar la Patria.

elestado.net no tiene por qué compartir la totalidad del contenido de los artículos que se publican en alguna de sus secciones de opinión.
Comentarios