Moción de censura (I): Crónica de una derrota esperada

Vox se queda solo ante el resto de partidos

Antes de que la presidenta abriese la sesión, ya se conocía el trágico desenlace: una derrota a voces. Este jueves, el Congreso ha tumbado la moción de censura propuesta por Vox, la formación de extrema derecha liderada por Santiago Abascal.

Tras dos largos días de “debate”, el resultado ha sido de 52 votos a favor frente a 298 votos en contra, convirtiéndose así en la moción de censura con menos apoyos de toda la historia de la democracia española.

Pero no todo se conocía antes de la votación. A las 09:00 horas del miércoles, fue Ignacio Garriga el encargado de abrir la sesión, lo que, según afirma, supuso un honor para él. El diputado de la formación ha acusado al gobierno de totalitarismo, entre muchas otras cosas, y ha afirmado que esta moción es un intento de salvar al país de la ruina que trae consigo este Gobierno.

“Es usted, Sánchez, el símbolo de la mentira y el fraude”, pronunció. También ha habido tiempo para reproches a PP y C’s por su pasividad frente a las acciones que está llevando a cabo el Gobierno, y cerrar con un adiós de lo más “trumpista”: “¡Qué Dios bendiga a nuestra patria!”.

No ha sido el único elemento similar que hemos podido ver con el presidente estadounidense, pues también se ha hablado sobre conspiraciones con el “régimen comunista chino para traer el virus a España”.

A las 10:25 horas tomó la palabra el candidato a la presidencia, Santiago Abascal, quien no ha dudado en afirmar que el Gobierno, al que califica de “mafia”, “está destruyendo el estado de derecho y haciendo partidarias a las instituciones públicas”, además de ser “el peor gobierno en 80 años de historia”.

“Es el único que ha atacado al jefe del Estado, a la oposición y que ha convertido en partidista a RTVE, el Poder Judicial y cualquier institución que se le ponga por delante”, afirmó. Sin embargo, lo que no hemos podido oír en su discurso es la palabra “sanidad”.

También ha habido sitio para los ataques contra su vestimenta. “Se ponen sus mejores galas para una fiesta del cine y, sin embargo, acuden aquí, o a la Zarzuela, o al desfile del Día de la Hispanidad vestidos algo peor de lo que exige la etiqueta de los botellones de la facultad”, decía. El candidato ha ido más allá, tachando a las diputadas de Podemos de “floreros bajo el mando del macho alfa”.

Tras un receso de diez minutos, a las 12:52 horas del mediodía tuvo lugar la réplica del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. En ella, acusó a Vox de usar la moción como una estrategia para conseguir los votos de los sectores más derechistas del PP: “Cree que puede utilizar el Parlamento como un gran plató para su lucimiento”.

“Para los problemas reales que afectan a miles de españoles no tienen ninguna solución. Lo más que pueden ofrecer es un par de alaridos y de insultos”, le reprochó. A las 14:05 horas, Abascal tomó de nuevo la palabra, aunque en este caso su intervención duró poco más de 15 minutos, dando paso de nuevo al Presidente.

Sánchez se sirvió del discurso para legitimar a su Gobierno, defendiendo la labor llevada a cabo frente a la pandemia y la Ley de Memoria Democrática: “La Ley de Memoria Democrática no reabre ninguna herida salvo para los que crean que los muertos están mejor en las cunetas o que el dictador merece homenajes” expuso.

Tras otro receso y el discurso del Grupo Mixto, a las 17:29 interviene de nuevo el candidato. Abascal no tiene otro recurso que nombrar uno por uno los nombres de todas las víctimas asesinadas por ETA, a lo que Aitor Esteban le recuerda que ETA ya no existe y pide “reparación para todas las víctimas”, incluidas las de la violencia parapolicial.

Los únicos aplausos que Abascal ha recibido por ello han sido los de su bancada. Sin embargo, una voz de fuera del Congreso se ha alzado en contra, y esa es la voz de María Jáuregui, hija de Juan María Jáuregui, político socialista asesinado en Guipúzcoa en el año 2000, y quien a través de su cuenta de Twitter ha pedido al candidato que no manche la memoria de su padre.

Comentarios