Sumak kawsay: la influencia de los pueblos originarios en el programa de Andrés Arauz

El político progresista integra en su programa político el "Sumak kawsay" (Buen vivir) de los pueblos originarios.

Han pasado cuatro años desde que el gobierno de Lenín Moreno aterrizó en Ecuador. Sus políticas han provocado un marco de crisis social, política y económica. A lo que hay que sumar una profundización de la miseria por una pésima gestión de pandemia.

Ahora, a menos de un mes para las elecciones, los ecuatorianos se preparan para la cita electoral en la que elegirán al binomio presidencial. La coalición política Unión por la Esperanza (UNES) organizada electoralmente en el partido Centro Democrático (CD) reúne varias fuerzas políticas del país, principalmente al “correísmo” que hasta la fecha sigue siendo la mayor fuerza política, contando además con los más altos índices de aprobación por parte de los ciudadanos.

El país se debate entre dos modelos antagónicos. Por un lado está el modelo del banquero, candidato de la derecha, Guillermo Lasso quien busca seguir las políticas de minimización del Estado y liberalización del mercado iniciado por el gobierno de Moreno. Por el otro lado se encuentra el modelo progresista del binomio de Arauz-Rabascall, quienes ha propuesto recuperar los logros de los diez años logrados en el gobierno del economista Rafael Correa, un mandato que ha sido respaldo con decenas de indicadores de crecimiento, desarrollo y avances sociales del país.

A pesar de la represión en forma de persecuciones políticas y judiciales; y la de los obstáculos a las inscripciones de candidatos progresistas, el “Binomio de la Esperanza” de Andrés Arauz y Carlos Rabascall sigue encabezando la intención de voto en casi todas las encuestas.

El plan de gobierno presentado por los candidatos progresistas reúne once objetivos específicos para lograr “recuperar la democracia, el Estado plurinacional e intercultural, la dignidad, el trabajo, una estructura económica y productiva sostenible y la soberanía para caminar hacia la construcción de la sociedad del buen vivir siguiendo la hoja de ruta trazada en la Constitución de la República”.

Reconstrucción de la democracia

  • Justicia democrática, participativa y deliberativa: En este objetivo propone que se debe convocar a una Asamblea Constituyente que marque una ruta de cambios, acompañada de una Comisión de la Verdad con parámetros internacionales, para evaluar y hacer justicia frente a la violación de la Constitución y los derechos humanos. Pero también con un compromiso de transparencia del uso de fondos públicos, rendición cuentas para aumentar la confianza en el Gobierno, permitiendo e incentivando el control ciudadano.
  • Justicia igualitaria, justa e imparcial: El plan de gobierno del “Binomio de la Esperanza” enfatiza cuestiones básicas sobre el sistema judicial y la corrupción: propone recuperar la independencia de la Función Judicial y de la Fiscalía. Proponen garantizar el principio de independencia de las Funciones del Estado y generar las condiciones desde la ciudadanía para un Pacto por la Justicia Independiente, que involucre a la Corte Constitucional, el Tribunal Contencioso Electoral, la Función Judicial y sus órganos jurisdiccionales, administrativos, auxiliares y autónomos. Para la corrupción propone promover una cultura anticorrupción a través de políticas de prevención, fortalecimiento institucional y apoyo a su sanción justa y socialmente efectiva.

Recuperación del Estado del Bienestar

  • Justicia por la vida y la reproducción de la vida: Buscará que las primeras medidas en las cuales se enfoquen, sean en el empleo y en el crecimiento económico, para reconstruir el mercado interno y articular el mercado regional e internacional. Realizar una auditoría integral de la deuda pública, tanto externa e interna, y recuperar la capacidad del sector público para brindar servicios esenciales y de calidad en las áreas de salud, educación, inclusión social, justicia y seguridad.
  • Justicia productiva y económica: Esta parte del plan está dedicada a las empresas y la competencia de mercado, para los que propone fortalecer la competencia para fomentar tanto la innovación y el desarrollo tecnológico como la reducción de la desigualdad. Implementará una reforma tributaria progresiva estableciendo impuestos a los más ricos, y buscará democratizar el acceso a los recursos financieros mediante un fortalecimiento de la banca pública y las finanzas populares. Asimismo, va a generar los mecanismos para redirigir la liquidez a donde requiera la economía, a través de sobregiros, títulos del Banco Central y dinero electrónico con el fin de resguardar la dolarización y mantener sano el sistema de pagos.

Economía al servicio de los ciudadanos

  • Justicia intergeneracional: En este objetivo Andrés Arauz enfatiza de las responsabilidades que tienen unas generaciones con otras. Y critica por ello, precisamente, la decisión del gobierno del presidente Lenín Moreno de firmar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, y por impulsar la explotación minería que vulnera los derechos de los poblados ancestrales y ambientales. Propone crear una institucionalidad de sostenibilidad y justicia intergeneracional, para que legisle y elabore políticas públicas. También garantiza la vacuna gratuita del COVID-19, con prioridad a niños y niñas, adultos mayores y a las mujeres.
  • Justicia global, soberanía e integración: Este objetivo va enfocado a la política exterior que maneja el gobierno. Iniciando en primera instancia con el retorno de diálogos y alianzas regionales e internacionales, con una política activa de respeto, y con acciones para democratizar el sistema de Naciones Unidas. Se buscará impulsar agendas para el Buen Vivir, así como el regreso a la integración regional en los espacios del UNASUR y CELAC, acompañado de acuerdos regionales e internacionales de cooperación en materia de defensa, salud, educación y ciencia y tecnología, así como acuerdos para consolidar y profundizar la ciudadanía suramericana.
  • Justicia digital y nueva economía: La pandemia demostró que existe una gran brecha digital, y en momentos como los que vive actualmente el mundo y el país suramericano, se vuelve indispensable tener acceso a Internet. En esta propuesta se plantea elaborar una Estrategia hacia la Ciencia Abierta para permitir que los resultados de las investigaciones, tanto financiadas con fondos públicos como privados, sean de libre acceso. También, para reducir esa brecha digital, proponen ejecutar una Estrategia de Formación y Alfabetización Digital para que toda la ciudadanía tenga acceso a Internet como un derecho y disfrute, en igualdad de oportunidades.

Estado Plurinacional

  • Justicia descolonial, plurinacional e intercultural: El candidato a presidente de Ecuador Andrés Arauz propone en este objetivo, la necesidad de reconocer políticamente en el país el Estado plurinacional, integrado en la diversidad étnica, regional, de género y generación, de filiación política o religiosa, asimismo fortaleciendo el modelo del Sistema de Educación Intercultural Bilingüe. Crear una institucionalidad apropiada para la justicia indígena, y formar y capacitar al personal de justicia, particularmente a los jueces que están involucrados en conocer los casos en segunda y tercera instancia, y establecer un Consejo Cultural Ciudadano para definir el impacto transversal de la cultura en el país.

Sumak Kawsay (Buen vivir)

  • Justicia ecológica y transitoria energética: En esta parte del plan de gobierno, se enfatiza la necesidad de adoptar responsablemente como premisa la justicia ecológica, para alcanzar el Sumak Kawsay (Buen Vivir). Propone establecer un sistema de impuestos ecológicos, fortalecer el Ministerio del Ambiente para que cumpla efectivamente su rol como garante de los principios ambientales y de los derechos de la naturaleza. Potenciar la ejecución de una Estrategia Nacional de Cambio Climático. Garantizar a todos los ecuatorianos el acceso a energía confiable y sostenible, y establecer un Plan Nacional de Movilidad Alternativa.
  • Justicia igualitaria para las mujeres y los grupos excluidos: Para este objetivo el binomio enfatiza que será una prioridad luchar contra la discriminación y violencia de todo tipo, por lo cual propone implementar un Plan de Lucha contra las Violencias y Discriminación, y asimismo creando Observatorios contra las Violencias de todo tipo, así como refugios, redes de prevención, capacitaciones, entre otras. El establecimiento de un ingreso económico básico y alternativas habitacionales para las mujeres que padecen violencia de género.
  • Justicia cognitiva: La justicia social debe ir acompañada de una justicia cognitiva, promovida desde la ciencia, la tecnología e innovación. Siendo un deber primordial del Estado, por lo cual el binomio propone que en esta justicia será prioridad la educación desde la infancia, garantizando la gratuidad de la educación pública y fortaleciendo el sistema de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación. Buscarán como objetivo para el 2025 alcanzar una matrícula de educación superior universal de acuerdo a los parámetros establecidos por Unesco. Asimismo proponen Recuperar la política de becas e impulsar programas de maestrías de investigación y doctorados.

Según el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG), para el cierre del año 2020, Andrés Arauz seguía en la punta de las encuestas encabezando las preferencias electorales con 36,5% de intención de voto, así como también más del 50% de la población ecuatoriana se siente satisfecha de la gestión del gobierno de Rafael Correa.

Comentarios