Natalie Roque: “Es impostergable el Proceso Constituyente en Honduras”

La militante de LIBRE Natalie Roque, precandidata a designada presidencial de Xiomara Castro de Zelaya, considera que, de llegar al poder, lo primero es impulsar el proceso constituyente.

Pese a que Honduras no encuentre cabida en el espacio mediático internacional, su situación ha trascendido lo crítico en los ámbitos político -un presidente en el cargo pese a que la constitución lo prohíbe-; judicial -presos políticos y asesinatos extrajudiciales mientras se tapa la corrupción del actual ejecutivo-; y social -la pobreza se acerca al 80% de la población según las estadísticas de las instituciones de la nación-.

A finales de este año, en noviembre, se celebrarán elecciones generales. Si en esta ocasión el fraude lo permite, presente en los dos anteriores procesos electorales según las pruebas mostradas por la oposición y los informes de los técnicos de la OEA, la izquierda organizada en el partido Libertad y Refundación (LIBRE), se hará con la victoria, llevando a cabo la ruptura con la continuación de la dictadura.

Las tareas urgentes son muchas, pero hay que saber priorizar. Algo que ha hecho la precandidata a designada presidencial de Xiomara Castro de Zelaya, la activista social Natalie Roque, que pone como prioridad absoluta “la derogación de toda una serie de legislaciones totalmente lesivas a los intereses del colectivo y a la soberanía nacional, que solo responden a intereses de pequeños grupos. Impulsar desde ese primer momento el proceso constituyente“.

El Proceso Constituyente es una reclamación del campo progresista de Honduras desde antes del golpe de estado contra Manuel Zelaya, que en ese momento apoyaba la “Cuarta Urna” en las elecciones generales para que el pueblo decidiera sobre si quería impulsar ese proceso.

Por otro lado, la segunda medida “la compartimos con Guatemala. Convocar internacionalmente la creación de una comisión contra la corrupción y la impunidad, pero que tenga mecanismos para la investigación y el combate de la corrupción que ha costado miles de vidas a la población hondureña. El Estado debe proteger a la ciudadanía y no al crimen organizado“, Natalie Roque llama a “una reformulación de la política de seguridad“.

En Honduras, según la militante de LIBRE, “la dificultad más grande es la que tiene que ver con la superación del hambre, de la miseria, y de la inseguridad”, por ello propone que la tercera tarea urgente sea “el reforzamiento de una política de inversión social“.

Frente a la voces que ya se oponen a esta propuesta, Natalie Roque expresa que “hay un equipo de economistas y de expertos en finanzas públicas para llevarlo a cabo, porque no estamos hablando de medidas populistas, estamos hablando de propuestas sostenibles, de propuestas de inversión social que respondan a los intereses de las mayorías, y que de manera inmediata en unos casos, y de manera paulatina en otros, reduzcan los niveles de pobreza“.

Comentarios