La apuesta por la unidad de Pablo Iglesias

Pablo Iglesias hace un movimiento político que apuesta de manera decidida por profundizar la unidad con sus socios de Unidas Podemos, y ampliarla a quienes están fuera de ella.

Pablo Iglesias sorprendió a todos y a todas con su reciente anuncio. Liderará la unidad de la izquierda en las elecciones anticipadas que celebrará la Comunidad de Madrid, dejando sus cargos en el Gobierno de España.

Un movimiento estratégico de amplio calado y de profunda inteligencia. Más allá de su “valentía” y su “generosidad” de las que tanto habla el campo progresista español, existen unas cuestiones tácticas que explican lo realizado por el exvicepresidente segundo, las cuales responden a una estrategia que lo apuesta todo por Unidas Podemos en vez de solamente por Podemos.

El anuncio, sirvió en el primer momento para impactar en el imaginario colectivo, en concreto en la idea-fuerza asentada por el poder mediático hegemónico, que sostiene que Pablo Iglesias solo está en política por el cargo, demostrando que abandona la vicepresidencia del ejecutivo para confrontar en una línea menor de la política, y sin tener garantizado un puesto institucional.

Esta iniciativa le ha valido a Pablo Iglesias para recuperar parte de una credibilidad perdida por un bombardeo mediático de alto intensidad, que no ha tenido reparos en manipular sin desdecirse en los mismos términos cuando la justicia o el paso del tiempo demostraban la falsedad de las informaciones vertidas contra él.

Por otro lado, avistando el ciclo electoral que se acerca, el Secretario General de Podemos querrá poner a la coalición que hoy lidera en la mejor posición. Primero interpelando a Más Madrid para acudir unidos en la Comunidad Autónoma de Madrid, consiguiendo que su no sea responsabilidad de los compañeros de Íñigo Errejón.

De esta manera adquiere una ventaja capital de cara a la campaña como lo es el argumento de la unidad -él lo ha intentado dejando la seguridad de su cargo en el gobierno y pidiéndoselo a Más Madrid, por lo que es Pablo Iglesias el que la representa-. Una cuestión que, si los resultados acompañan la estrategia, presionará intensamente a Más Madrid para acudir juntos a otros procesos electorales.

En el ámbito estatal, Pablo Iglesias posiciona a Yolanda Díaz, la ministra más popular y con mayor aceptación ciudadana de Unidas Podemos y del campo progresista, como la próxima líder de la coalición.

Este movimiento tiene varias aristas; sus detractores aseguraban que tras él pondría a su mujer, por lo que ahora Pablo Iglesias ya no es “como todos los políticos” y el matrimonio no “gobierna a su antojo“, sino que se practica una forma de política alejada de los partidos del Régimen del 78, porque además, estas decisiones tienen que ser refrendadas en primarias por los integrantes de Unidas Podemos.

Otra de las aristas es que Yolanda Díaz no es militante de Podemos, sino de otra de las fuerzas importante de la coalición, el Partido Comunista de España (PCE), por lo que Pablo habla directamente de apuesta por la unidad, que se verá profundizada por el liderazgo de la dirigente comunista, quien ha demostrado en su cargo como ministra que es capaz de llegar a acuerdos con sectores de ideología opuesta, manteniendo sus líneas rojas.

Es una decisión de altura política que ha impactado en el ámbito político y social, tanto de Madrid como de España, que ha comenzado a abrir ciertas puertas que estaban cerradas, y a generar un debate que ha comenzado a generar las condiciones para articular una unidad de las fuerzas republicanas del campo progresista de cara al próximo ciclo electoral.

Comentarios