Remedios García: “el pueblo saharaui siempre ha buscado una salida por medio del diálogo”

El Sáhara Occidental, oprimido por Marruecos y abandonado por España, no puede esperar a que las resoluciones de la ONU sean cumplidas.

El presente contenido es la tercera y última parte de un reportaje sobre el Sáhara, realizado con las declaraciones de Remedios García, conocedora de la situación política y social de la región norteafricana, y dirigente de la izquierda española. Se recomienda la lectura de las dos primeras partes para entender la totalidad del contenido que se reproduce a continuación.

Primera parte. Sáhara Occidental: Lazos históricos para impedir la manipulación.
Segunda Parte. Remedios García: “Francia es la voz de Marruecos en las instituciones europeas”.

El Sáhara Occidental está atravesando por una situación injusta a tenor de la posición oficial de los organismos internacionales que velan por el cumplimiento de la legalidad vigente, y también de los informes de las fuerzas sociales que velan por los Derechos Humanos.

El apoyo internacional que recibe Marruecos de su antigua metrópoli dificulta la consecución de las legítimas aspiraciones saharauis, la ausencia de mecanismos que apliquen los acuerdos alcanzados han abocado al pueblo saharaui a retomar las armas. Sin embargo quedan unas cuestiones pendientes que despejar para entender la situación, compleja, de manera total. Las tratamos con Remedios García.

¿Cuál debería ser el papel de España en esta crisis?

En primer lugar, España debe asumir sus responsabilidades. Asumir que las cosas se hicieron mal y que debe repararlas y eso empieza por su reconocimiento. Después España debe apoyar abiertamente la celebración, sin más demora, de un referéndum de autodeterminación para que la población saharaui se pronuncie sobre su futuro.

Y si me apuran, España debería reparar todo el daño causado al pueblo saharaui, también el daño económico, o material, durante estos ya más de 45 años: familias divididas por la ocupación, varias generaciones de refugiados saharauis malviviendo en pleno desierto, y una diáspora que sigue resistiendo a pesar de todo.

Hemos robado el futuro a todo un pueblo y España lo sabe. Por eso la vergonzante ayuda humanitaria que sí se preocupa de enviar, a pesar de todo, para mantener indefinidamente una situación insostenible.

¿Está justificada la lucha armada por parte del Frente Polisario?

El pueblo saharaui es un pueblo pacífico, que siempre ha buscado una salida por medio del diálogo y la diplomacia. A día de hoy 85 países han reconocido a la RASD como Estado independiente. En 1991, tras casi 16 años de guerra a la que se vieron forzados por la ocupación marroquí, las autoridades saharauis aceptaron el establecimiento de un alto el fuego para buscar una salida al conflicto con la mediación de Naciones Unidas.

Tras casi veinte años de espera, esa negociación no ha avanzado. Peor aún, Marruecos sigue dando pasos en el expolio de los recursos naturales y en la ocupación. Hoy, la población saharaui se ha cansado de esperar ya más de 40 años una solución que no llega. Se sienten decepcionados por la Misión de las Naciones Unidas y por la comunidad internacional, pero no se resignan a permanecer como parias, como eternos refugiados.

Nos gustaría saber cuáles son las razones por las que la ONU es incapaz de cumplir con sus acuerdos en favor de la liberación del Sáhara

Más que de “liberación” hay que hablar de descolonización, que es la encomienda que tiene que llevar adelante Naciones Unidas. El lenguaje que utilicemos en este caso es importante, porque se trata de un proceso de descolonización aún pendiente, hay que llamar a las cosas por su nombre.

Yo diría que las Naciones Unidas no disponen de la fuerza para imponer sus resoluciones y dictámenes, por lo que Marruecos ha estado torpedeando constantemente, hasta el cansancio, cualquier propuesta de solución por la vía pacífica. ¿Con qué medios cuenta Naciones Unidas para obligar a Marruecos a abandonar un territorio que ha ocupado?

Pero esto no ocurre sólo en el caso del Sahara, tenemos muchos otros ejemplos en que las Naciones Unidas emiten resoluciones y no se cumplen, el más flagrante es también el caso de Palestina. Son resoluciones que dan una legitimidad a las causas, pero no terminan de resolver los problemas en la práctica.

Luego está el Consejo de Seguridad, un organismo de Naciones Unidas que tiene un gran poder de decisión y de veto, donde hay potencias con carácter permanente que defienden determinados intereses en los conflictos. Ahí tenemos a Francia y a EEUU, ambos fieles aliados de Marruecos.

¿Existe persecución de Marruecos a los saharauis?

Eso es evidente. Hay decenas de saharauis encarcelados injustamente por el sólo hecho de reivindicarse como saharauis, condenados en juicios en los que no han tenido acceso a defensa adecuada y a los que se ha impedido la asistencia a observadores internacionales. También hay desaparecidos.

Marruecos prohíbe y persigue los signos distintivos de la cultura saharaui, persigue a los defensores de derechos humanos y a los periodistas. Está forzando procesos de colonización de la zona del Sahara Occidental ocupado con población marroquí procedente del norte. La región está totalmente militarizada y la entrada de la prensa independiente es prácticamente imposible.

¿La actual situación provocada por la negativa de Marruecos a acatar los acuerdos y resoluciones de la Comunidad Internacional crea tensión en los países vecinos?

Marruecos tiene perdida la batalla del Sahara Occidental en el terreno diplomático desde hace muchos años, pero está constantemente buscando provocar tensiones. Y en lo que nos concierne, hace sólo unos meses tomó la decisión unilateral de adjudicarse aguas territoriales que no le corresponden, y no sólo del Sahara Occidental, también aguas territoriales correspondientes a las Islas Canarias.

Luego está la cuestión de Ceuta y Melilla. Por otra parte juega constantemente con la emigración que pretende llegar a Europa a través de su territorio. Y por último, está el problema del terrorismo fundamentalista islámico.

¿Por qué el Sáhara estaría mejor fuera de Marruecos?

Desde el punto de vista de la cultura a la que pertenecemos y que pretendemos promover, yo diría que evidentemente Marruecos no es un país democrático.

Pero no se trata de si se está mejor o peor fuera de Marruecos. ¿Y por qué no Mauritania o Argelia que también son países limítrofes? En todo caso esa es una decisión que no nos corresponde. Es una decisión que sólo corresponde al pueblo saharaui. Como dije más arriba, el Sáhara Occidental y el pueblo saharaui nunca formaron parte del territorio del Reino de Marruecos, ni estuvieron bajo su autoridad y eso quedó muy claro en el dictamen de un tribunal internacional, el Tribunal de la Haya en 1975.

Por otra parte, los saharauis no han rechazado una posible unión futura en la región, en todo caso esa debe ser una decisión propia, no impuesta y previo referéndum de autodeterminación. Una fase posterior a su plena independencia.

(Visited 1 times, 1 visits today)