Leyes que cambiarán a Venezuela: Indexación de los sueldos

En Venezuela, la propuesta de indexación como vía para la protección de los sueldos ha generado polémica entre simpatizantes y detractores.

Desde la llegada del chavismo a Venezuela, su población ha sido víctima de una guerra multiforme dirigida por los Estados Unidos (EEUU) y sus países satélites, a fin de lograr el cambio de gobierno socialista en el país suramericano.

Desde el año 2020 se ha dado un recrudecimiento de las agresiones económicas. El saqueo de los patrimonios de Citgo, Monomeros, el oro depositado en Inglaterra, entre otros casos que han sido calificados como violación del derecho internacional, y que han contado con la participación del exdiputado opositor venezolano Juan Guaidó y otras figuras de la oposición.

Conspiraciones criminales desde Washington y Colombia como el contrato de mercenarios estadounidenses para una incursión en mayo del 2020 (Operación Gedeón) que establecía el asesinato de altas autoridades civiles y militares venezolanas.

Venezuela
Pobladores venezolanos de Chuao capturando a ocho mercenarios que incursionaron en aguas territoriales y que formaban parte de la “Operación Gedeón”. Foto: vicepresidencia.gob.ve

Asimismo, se registraron una serie de ataques y sabotajes al sistema eléctrico y el sistema de refinerías del país latinoamericano que ocasionó una caída en la producción petrolera.

La vicepresidenta Ejecutiva de Venezuela, Delcy Rodríguez, durante la presentación de la Memoria y Cuenta de la gestión del mandatario Nicolás Maduro en 2020, indicó que Venezuela tuvo pérdidas por el orden de ciento dos mil millones de dólares debido a la caída de la producción petrolera entre 2015-2020.

Las actuales políticas de los EEUU contra Venezuela a través de las llamadas medidas coercitivas unilaterales constituyen, como denuncia la propia Organización de las Naciones Unidas (ONU), un negativo impacto económico, financiero y comercial contra la población venezolana.

Los gobiernos estadounidenses de Barack Obama, Donald Trump y Joe Biden, a través del sostenimiento del bloqueo, excluyen a Venezuela del sistema financiero internacional. A través de maniobras burocráticas se cierran cuentas bancarias y se amenazan a los bancos que hacen negocios con el país suramericano.

En ese contexto, el 17 de agosto de 2018 el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro había anunciado una serie de medidas en el marco del programa de Recuperación Económica, Crecimiento y Prosperidad:

  • El Petro se convertirá en la nueva unidad de intercambio económico nacional e internacional. Será la referencia y anclaje para la economía.
  • El nuevo salario mínimo, las pensiones y la base de salario para todas las tablas salariales del país, estará fijado en medio Petro, es decir 1.800 Bolívares Soberanos.
  • A partir del lunes 20 de agosto, se otorgará a los venezolanos, un bono de Reconversión, por 600 BsS. equivalente a un sexto de Petro, a través del Carnet de la Patria, como medida de adaptación al nuevo sistema.
  • El Ejecutivo Nacional asumirá por 90 días el diferencial de la nómina salarial de toda la pequeña y mediana industria del país, para que no haya impacto inflacionario.
  • A partir de la fijación del precio de la moneda venezolana los salarios y pensiones, serán fijados al Petro como la unidad de cuenta venezolana.
  • Se llevarán a cabo mediante el DICOM, 3 subastas semanales de divisas convertibles.
  • Se estableció la meta de lograr Déficit Fiscal Cero, en este sentido se elimina la emisión de dinero no orgánico y se sustentará la emisión basada en la producción del país.
  • Cambio en la periodicidad del sistema de impuesto al fisco, de quincenal a semanal, para que ese dinero entre a las arcas y se convierta más rápido en inversión social.
  • Se ajusta el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en 4 puntos porcentuales, para un 16% sobre bienes suntuarios, con sus respectivas exenciones, para el bienestar del pueblo.
  • Se extiende hasta el 30 de agosto el Censo Nacional de Transporte y desde el primero de septiembre se explicará el nuevo sistema del subsidio directo para el pueblo.

Estas medidas buscaban “establecer equilibrios macro económicos que permitan la adquisición de bienes y servicios a los venezolanos y venezolanas”, indicó el jefe de Estado venezolano.

17 agosto 2018. Desde Miraflores el presidente venezolano Nicolás Maduro realizó una serie de anuncios como parte del Plan de Recuperación Económica. Foto: albaciudad.org

Tres días después de las medidas entró en vigencia un nuevo cono monetario.

Actualmente en el sistema cambiario venezolano no existe un solo tipo de cambio definitivo sino que aún persiste el llamado dólar paralelo. Este último ha surgido debido a la escasez de divisas oficiales en el país producto del bloqueo y las medidas coercitivas unilateriales. Esto sumado a la hiperinflación ha mantenido la crisis en la economía del país.

Venezuela
En Venezuela, el precio paralelo de la moneda estadounidense se usa como referencia para las transacciones particulares y de comercio privado. Foto: Maritza Correa

Para hacer frente a la situación algunos intelectuales venezolanos de izquierda expertos en economía han planteado una nueva propuesta: “la indexación” que ha generado polémica entre simpatizantes y detractores.

Indexar es garantizar que, cada vez que ataquen al bolívar y por consiguiente aumenten, como es público y notorio, los precios de todas las mercancías, también se ajusten de manera automática, en la misma proporción y velocidad , los salarios, el presupuesto público de inversión/gastos y por lo tanto, la cantidad de dinero que circula en la economía. Para lograrlo es necesario establecer una referencia, mejor conocida como unidad de cuenta. Pasqualina Curcio.

Se propone retomar el Petro como unidad de cuenta, aunque esta propuesta fue establecida por el presidente Maduro en agosto de 2018 y para ese entonces duró menos de 3 meses. Es por ello que Curcio alerta corregir dos errores metodológicos encontrados:

  • El precio de toda unidad de cuenta debe ser fijo, una referencia no puede estarse moviendo a cada rato. De retomarse el Petro como unidad de cuenta, su precio debe permanecer fijo, en este caso 60 US$.
  • Cada vez que aumentaba el precio del Petro porque incrementaba el del barril de petróleo, resultaba que se depreciaba el bolívar, una gran contradicción para un país mono exportador de hidrocarburos como Venezuela.
El Petro como opción para la protección del pueblo venezolano. Foto: /www.alainet.org

La indexación sirve de capa amortiguadora ante los ataques a nuestra moneda impidiendo el deterioro de las condiciones de vida del pueblo trabajador. Pasqualina Curcio.

El parlamentario Tony Boza presentó ante la Comisión de Economía, Finanzas y Desarrollo Nacional de la Asamblea Nacional una propuesta legislativa para indexar la economía al dólar. Explicó que “la manipulación externa de la tasa de cambio no obedece a ningún criterio de oferta y demanda del juego económico formal“.

Boza planteó que sean los salarios de la administración pública y de los pensionados, más el cálculo del presupuesto público, los que estén bajo una fórmula indexatoria.

Asimismo, señaló que la indexación permitirá que cuando se formule el presupuesto de la nación los recursos previstos no pierdan su valor y sirvan para ejecutar proyectos, comprar, pagar nóminas, entre otros compromisos que permitirían motorizar la economía.

No obstante, el diputado y presidente de la Comisión de Economía y Finanzas de la Asamblea Nacional, Jesús Faría, difiere de la propuesta y reitera que no es posible subir sueldos de los trabajadores públicos mientras no se aumente la producción del país y no se genere riqueza.

Faría califica las propuestas como “ofertas engañosas“, que no tienen legitimidad popular ni están sustentadas en la realidad y están basadas en la “chapucería“, por lo que están condenadas a desaparecer.

El presidente de la Comisión de Economía y Finanzas de la Asamblea Nacional califica la indexación salarial  como “un disparate” debido a que el país enfrenta un revés en su economía, no tiene los ingresos necesarios y eso impide que se haga ningún incremento. “Pero ellos tienen una fórmula mágica; ellos dicen que, de la manga, como un mago, impriman dinero que eso es buenísimo. Si esa fuera la alternativa de la economía no habría que trabajar, solo habría que tener una imprenta fabulosa para imprimir dinero“, acotó Faría.

Así, el gobierno de Venezuela debate ante nuevas medidas económicas mientras la manipulación del tipo de cambio es utilizada por EEUU como un mecanismo de perturbación contra la economía venezolana para asfixiar a sus ciudadanos y ciudadanas, obedece a asuntos políticos y geopolíticos. El imperialismo intentará seguir atacando el bolívar, más aún siendo el 2021 año electoral en el país suramericano.