Nicaragua: desmontanto la campaña mediática internacional, caso “elDiario.es”

Nicaragua está bajo una situación de crisis política compleja desde hace varios años. A esto se le suma una campaña de desprestigio contra el gobierno de Daniel Ortega.

La posición geoestratégica de Nicaragua y la posibilidad que encara para la llamada Ruta de la Seda impulsada por China, son parte de los factores que generan una atención especial de parte de poderes del mundo sobre su situación política.

El año 2018 estuvo caracterizado por los llamados “tranques”, estrategia orientada a generar un clima de violencia con la organización de bandas armadas apoyadas por la derecha nicaragüense y financiadas por actores externos.

La estrategia está orientada al derrocamiento de Daniel Ortega en el marco de las próximas elecciones presidenciales que se realizarán en el país centroamericano.

La misma está acompañada por una campaña mediática que busca legitimar el discurso ya utilizado en otros países latinoamericanos como Venezuela y Bolivia. La tesis es hacer creer que Daniel Ortega es un dictador que reprime al pueblo y encarcela a dirigentes de oposición.

Contexto

La “Fundación Violeta Barrios de Chamorro para la Reconciliación y la democracia” ha sido sometida a investigación por parte de la fiscalía por incumplimiento de sus obligaciones, según informó el Ministerio de Gobernación de este país:

La Fundación ‘Violeta Barrios de Chamorro para la Reconciliación y la Democracia’ incumplió gravemente sus obligaciones ante el Ente Regulador y del análisis a los Estados Financieros período 2015-2019 se obtuvieron claros indicios de lavado de dinero (…) se ha informado al Ministerio Público para (abrir) la investigación correspondiente. Ministerio de Gobernación.

Varios de los implicados han sido citadas a declarar, la mayoría están vinculadas a medios de comunicación privada en el país, son el caso de la corresponsal de la cadena hispana Univisión en Nicaragua, María Lilly Delgado, el empresario de radio Fabio Gadea Mantilla, de 89 años, y a la periodista Verónica Chávez, del portal 100% Noticias.

También figuran la periodista Lourdes Arróliga y Guillermo Medrano; todos extrabajadores de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, que cesó sus operaciones en el mes de febrero por decisión de su directiva.

Por su parte, un vocero del Departamento de Estado de EEUU rechazó las imputaciones de la Fiscalía de Nicaragua contra Cristiana Chamorro, quien aspira a ser candidata presidencial en los comicios del 7 de noviembre.

Como parte de nuestra supervisión regular (la agencia de cooperación) USAID ha realizado varias auditorías de nuestro programa con la Fundación Violeta B. de Chamorro.  No hemos encontrado evidencia de lavado de dinero o instancia en la que los fondos de USAID hayan sido desviados por la Fundación para otros propósitos. Portavoz. Departamento de Estado EEUU.

Campaña de desprestigio “elDiario.es”

Como parte de la estrategia de campaña mediática internacional, el medio español elDiario.es publicó el pasado 25 de junio, un artículo titulado “Se exilia el tercer periodista nicaragüense esta semana ante la escalada de la represión de Ortega”.

A continuación veremos a través de los principales párrafos, el lenguaje utilizado y lo que se oculta en este medio.

Lenguaje usado:  Represión, exilio, amenazas, Falta de institucionalizad.

Párrafo 2: “Al conocer la retención migratoria decidí exiliarme”, explicó López en un escrito, con lo que se convierte en el tercer periodista que abandona Nicaragua en esta semana, en medio de una ola de arrestos contra varios dirigentes políticos opositores, empresarios y periodistas en Nicaragua.

Lo que oculta: los que han salido del país forman parte de los investigados por el delito de lavado de dinero desde la fundación ya mencionada.

Párrafo 3: El primero fue el periodista Carlos Fernando Chamorro, galardonado en los 38º Premios de Periodismo Ortega y Gasset, quien anunció su exilio tras el allanamiento y registro a su domicilio la noche del lunes por parte de la Policía Nacional.

Lo que oculta: Carlos Fernando Chamorro es dueño de un monopolio mediático en Nicaragua, comenzando por el medio Confidencial, dedicado a difundir propaganda constante contra Daniel Ortega, refiriéndose al gobierno como “dictadura”.

Está vinculado en la trama de lavado de dinero. Este medio está financiado por la National Endowmente for Democracy (NED), organización estadounidense que ha financiado golpes de Estado en América Latina.

Párrafo 14: La Policía Nacional arrestó al periodista Miguel Mendoza la noche del lunes bajo la acusación de realizar actos que menoscaban la soberanía de Nicaragua. Mendoza, un cronista deportivo que publica comentarios políticos en sus redes sociales, la mayoría críticos con el Gobierno y donde tiene miles de seguidores, no pertenece a ningún partido político.

Lo que oculta: Entre los delitos por los que Miguel Mendoza es investigado destacan: incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos, pedir intervenciones militares, y organizarse con financiamiento extranjero para ejecutar actos de terrorismo y desestabilización.

Nicaragua

El medio también excluye por completo el papel e historial de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo (USAID), a favor de golpes de Estado en América Latina; principal financista de la fundación Violeta Chamorro.

Tal como afirma Ben Norton en el informe denominado “Cómo USAID, fachada de la CIA, creó el aparato mediático anti-sandinista en Nicaragua“:

Los informes internos de USAID muestran que la agencia no solo financia organizaciones políticas antisandinistas, ONG y medios de comunicación en Nicaragua; además, los da a luz, los nutre y los capacita en todos los aspectos de la política, desde las estrategias electorales y las relaciones públicas hasta la divulgación y los mensajes en las redes sociales, el marketing, la organización, la construcción de amplias alianzas, el desarrollo de habilidades tecnológicas, la resolución de problemas legales, como administrar las finanzas, y la contabilidad. Ben Norton

Nicaragua

El 5 de febrero, Cristiana Chamorro, hija de la expresidenta Violeta Barrios (1990-1997), como representante de la fundación, cerró las operaciones de la misma para no acatar lo señalado en la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros, aprobada por la Asamblea Nacional el 15 de octubre del año pasado.

Esta ley establece “un marco jurídico de regulación aplicable a las personas naturales y jurídicas, sean nacionales o extranjeras, que respondiendo a intereses y obteniendo financiamiento extranjero, utilicen esos recursos para realizar actividades que deriven en injerencia de Gobiernos, organizaciones, personas naturales extranjeras en los asuntos internos y externos de Nicaragua”.