The news is by your side.

Elecciones en Venezuela y el desgaste de la matriz del “fraude”

La matriz del fraude regresa. El periodista colombiano radicado en Francia, Hernando Calvo Ospina predice que dirá la prensa europea acerca de las elecciones en Venezuela.

La madrugada del 16 de agosto de 2004 exclamaron ¡fraude! Desde aquella oportunidad, donde se realizaba el primer referéndum revocatorio presidencial de la historia de Venezuela, la derecha acusaba la manipulación del sistema electoral por parte del chavismo.

Casi 20 años después, no han aparecido las pruebas de aquella acusación de “fraude” ni de ninguna de las que sucedieron a ese episodio.

En otros momentos, la comunidad internacional se ha hecho eco de las afirmaciones de la derecha venezolana. Ni teniendo toda las condiciones para realizar una profunda y detallada observación electoral en cuyos informes no se arrojan indicios de “fraude”.

Las recomendaciones de las misiones de observación dicen una cosa, pero la mediática impone otro discurso. Antes Chávez era el dictador, ahora lo es Maduro, el pueblo no los apoya, la trampa domina el escenario electoral y tanto se ha insistido en ello que la oposición ha dejado de participar en diversas ocasiones.

Pero la democracia no luce tan lesionada cuando la oposición gana, como en las elecciones parlamentarias de 2015, donde rozaron la mayoría calificada en la Asamblea Nacional.

Con el auxilio del periodista y escritor colombiano radicado en Francia, Hernando Calvo Ospina indagaremos en que se dice, y que se espera, desde Europa, de las elecciones el 21 de noviembre en Venezuela, en las cuales la observación europea genera altas expectativas tanto en el chavismo, como en las oposiciones que representan a la derecha.

Poca originalidad

La mediática mundial parece ser prácticamente una sola. Ya el Informe Mac Bride lo advirtió hace décadas. Los medios de comunicación son grandes empresas que se asocian, y en función de sus intereses económicos imponen un relato a las grandes mayorías.

Calvo Ospina afirma que “son tan poco originales estos medios corporativos de la «información», que yo podría darle desde ya lo que van a titular el lunes, luego de los resultados de las elecciones”.

Con el humor que le caracteriza, Hernando Calvo Ospina se atreve a proyectar la reacción de la prensa mundial, al evento electoral venezolano.

Tomo cualquier artículo publicado por El País de España, o Le Monde de Francia, referido a las últimas elecciones, le cambio de fecha, cambio algunos nombres, sinónimo de algunas palabras y listo el artículo para este próximo lunes!! Ah, ¿Qué qué han dicho? Que el oficialismo, el régimen, la dictadura trampearan las elecciones«, Predice Calvo Ospina.

No obstante, en esta oportunidad parece que existe una especie de desgaste de la matriz de “fraude”, Calvo Ospina, advierte ciertos signos en la prensa europea.

Al respecto indica “se debe reconocer, que no hay tanta información sobre estas elecciones. Es que a veces hasta ellos se cansan de repetir tanta bobería. O de equivocarse”.

 La UE siempre hace el mismo papel

Rara vez va en contravía”, aclara Calvo Ospina cuando se trata de la actuación de la Unión Europea, claramente seguidista de los EEUU.

La actuación de la Unión Europea en las elecciones del 21 de noviembre en Venezuela, es con alta probabilidad, favorable a los intereses de los sectores que EEUU apoya en ese país.

Quizás en su informe diga algo positivo sobre los comicios, pero la mayor parte será de críticas, señalamientos, y solo esto será tenido en cuenta por la prensa, los gobernantes y politiqueros. Si quiere, le puedo decir desde ahora lo que dirá el informe de la UE. No hay que ser adivino ni sabio, tan solo conocerla”, Apunta Calvo Ospina.

Lo que podría hacer la derecha venezolana

Sobre la base del descontento social que se acrecienta en Venezuela, las oposiciones, representadas en la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática, en la de Acción Democrática, y las de otros partidos de oposición, podrían resultar electas para regir en gobernaciones y alcaldías.

El argumento del “fraude” nuevamente quedaría desmentido, sin embargo, eso no necesariamente significará menos conflictividad, porque las condiciones para gobernar son adversas, en razón del bloqueo económico solicitado por la derecha venezolana a los EEUU, con el fin de sacar a Nicolás Maduro.

Se avecina un escenario atípico. La oposición tendrá que buscar formulas ingeniosas para manejar dicho escenario.

Quizás esa oposición se vea tan arrinconada para gobernar en esos territorios que ella misma pida el levante de sanciones. Pues si no gobierna bien, en las siguientes elecciones perderá respaldo, o el pueblo la saca antes. Ahora, como las elecciones «serán» sin garantías, fraudulentas, manipuladas, etc. Pues eso que Estados Unidos y sus aliados han denominado opinión internacional, y que son ellos mismos, no levantarán sanciones.” Avizora Calvo Ospina.

 Pueden sobrevenir negociaciones

Hablan y hablarán de “fraude”, pero luego las condiciones forzarán medidas diferentes para Venezuela. Sacar a Maduro no es tan sencillo, y la realidad lo ha comprobado. El desgaste va más allá del discurso.

Calvo Ospina asoma detalles, “las potencias económicas mundiales están llegando a una crisis tan tremenda que están necesitando los recursos de Venezuela. Y como no han logrado tumbar a la revolución, pues van a tener que mermar los ataques y negociar, por eso dejaron caer al tal Guaidó. Aunque no se crea, y casi nadie lo dice, por ejemplo, en Francia, se avecina hasta una escasez de papel, y de los ultra necesarios «chips» para que se muevan desde los autos hasta las plantas nucleares«.

Y Venezuela cuenta con los materiales para fabricarlos”. Advierte Calvo Ospina, insinuando la fragilidad de un sistema mundial que ataca a todos los gobiernos de izquierda, pero que tiene en Venezuela una fuente importante de frustración.