The news is by your side.

Benedetti: Monómeros es de Venezuela

El nuevo embajador colombiano en territorio venezolano, Armando Benedetti, ha hablado de la situación con respecto a la empresa Monómeros.

Las recientes declaraciones del nuevo embajador designado por Colombia en territorio venezolano, Armando Benedetti, vienen a ser parte de la estrategia que Gustavo Petro, presidente de Colombia, ha decidido asumir para la relación bilateral entre ambos países.
Un tema que se ha tocado, de carácter medular, ha sido el de la empresa venezolana Monómeros. Está asentada en Colombia, concretamente en la hermosa ciudad de Barranquilla.

Declaraciones en prensa

Esto es lo que Benedetti ha dicho a la prensa:

«Se tiene que hacer un cambio de junta directiva con base a que en Colombia ya reconoció al Gobierno venezolano. (…) La Superintendencia de Sociedad, con Billy Escobar, ha estado al frente de devolver a Monómeros a quien realmente pertenece”.

Además, agregó en la reciente reunión empresarial que se dio en la ciudad Cúcuta: «Yo le decía a la gente de la OFAC, en una reunión que tuve en la Embajada de los Estados Unidos, que mucho ojo con la decisión que se fueran a tomar con Monómeros. Es una empresa venezolana que está en Colombia, y el afectado sería Colombia. La economía de nosotros la reventaban si llegaban en algún momento a pensar en meter a Monómeros en la lista Clinton”.

Importancia para Colombia

La importancia medular que tiene para Colombia la empresa de fertilizantes venezolana, es de carácter estratégico. Colombia es considerada, desde lo económico, como un país de vocación agrícola. Por lo tanto, la presencia de Monómeros en total funcionamiento, le surtiría y atendería necesidades fundamentales en el campo colombiano.

Las declaraciones del gobierno venezolano, han estado dirigidas a la consolidación de las relaciones entre ambos países, incluida una fuerte conexión con sus aparatos industriales y productivos.

Ahora bien, esta nueva situación geoestratégica busca alejarse de la anterior postura del saliente presidente colombiano Iván Duque. Por supuesto, también de la del personaje definido como presidente interino Juan Guaidó.

Este último, había estado respaldado en sus andanzas internacionales por las dos últimas administraciones norteamericanas. Sin embargo, el vuelco en la política internacional de Petro, y la importancia que este tiene para los Estados Unidos, han logrado generar un posible cambio entre administraciones.

Luz al final de túnel

Esta empresa, declarada en quiebra a consecuencia de su mal manejo por parte del interinato representado en Guaidó, es de suma importancia para la economía colombiana.

Es por ello que, dentro de las nuevas y animosas relaciones entre estos países vecinos, rescatar y redimensionar sus propuestas y acuerdos económicos y financieros, es punto focal para los siguientes meses. Meses en los cuales se vislumbra una apertura pausada, pero constante, de sus intercambios multidimensionales.