Bandas olvidadas de la época dorada del Nü Metal

Durante los años finales del pasado siglo y los primeros de la presente centuria, el mundo del Metal se dividió por el auge de un nuevo estilo: el Nü Metal, también llamado New Metal. Los sectores más puristas no lo aceptaban como parte de la escena musical a causa de la ausencia de solos de guitarra y de voces agudas. Por otra parte, que el Nü Metal mezclase el Heavy Metal con otros estilos como el Rap, Funk, Pop, Punk, Rock, Thrash Metal y Jazz entre otros tampoco hacía mucha gracia a esos sectores que a día de hoy, en su mayor parte, han terminado por reconocer al New Metal como un subgénero más del Heavy Metal.

La evolución musical de los grupos de la escena que fue nueva a principios del nuevo milenio también ha tenido mucho que ver, así como el apadrinamiento de muchas bandas de Nü Metal por parte de bandas consagradas como Metallica. Y, porqué no, el paso del tiempo suele abrir la mente de la mayoría. Muchas bandas surgidas en aquellos momentos ahora son también buques insignia de la escena metalera como Slipknot, Korn y System Of A Down. Otras gozan de una popularidad moderada pero suficiente como para poder seguir viviendo por encima de la media como Limp Bizkit, Papa Roach, Incubus, Disturbed, Ill Niño y Sevendust, aunque no todas hacen Nü Metal a día de hoy. Por debajo de ellas hay otras que aún pueden permitirse vivir de la música gracias a su popularidad en la escena underground como 36 Crazyfists, P.O.D. y Thousand Foot Krutch.

Sin embargo hay otros grupos que surgieron en la misma época con las mismas ganas de triunfar en la música haciendo Nü Metal y, pese a que hacían buenas canciones, se quedaron en el reino del olvido.

Five Pointe O

Esta banda de Illinois (EEUU) lo tenía todo para triunfar. De hecho ficharon por Roadrunner Records (RR), que era el sello discográfico de referencia en el metal durante aquellos momentos en los que el Nü Metal se sentaba en el Trono del Rock. Todas las bandas que fichaban por RR tenían el éxito a su alcance ya que saldrían en las revistas, radios y televisiones especializadas de todo el mundo, incluyendo la influyente MTV. Harían giras internacionales y se darían a conocer al gran público siendo parte de las bandas sonoras de las películas más taquilleras de la época.

Five Pointe O disfrutaron de todo ello, incluso colocaron uno de sus temas en la banda sonora de Resident Evil II: Apocalipse. Sin embargo la banda no supo manejar el éxito que estaban empezando a tener. Su cantante y su guitarrista principal decidieron dejar la banda y los demás no supieron cómo continuar. Finalmente ninguno de los dos bandos volvió a triunfar de esa manera en el mundo de la música. Sus canciones acercaban el Nü Metal al Thrash Metal sin olvidarse de rapear con el estilo de Zack de La Rocha.

Switched

Switched, también escrito como Sw1tched supo unir como nadie la propuesta musical de Korn -los padres del Nü Metal– con el salvajismo de los dos primeros discos de Slipknot. Las canciones de su primer disco podrían haber conformado los capítulos de la Guía del Nü Metal si ésta hubiera existido en forma musical. Tenían todo para triunfar en esa escena new metalera pero no lograron explotar.

Guitarras saturadas, batería creativa, un cantante que pasaba del grito al susurro y después a la melodía sin dificultades y un primer disco que supo cómo hacer muy buenas canciones en las que la banda calibraba a la perfección melodía con agresividad sin ser repetitivos. Ese primer disco, bautizado como Subject to Change salió a principios de 2002, con el Nü Metal todavía siendo popular.

Cuatro años más tarde sacaron su segundo y último disco, esta vez mucho más melódico pero asentado todavía en el Nü Metal en busca de un éxito que iba a ser difícil de conseguir en 2006, con el Metalcore habiendo sustituido al Nü Metal como género de referencia en la escena Metal. Tras constatar la falta de interés por su segundo lanzamiento la banda decidió darse un descanso unos años que dura hasta hoy.

Dry Kill Logic

Otra banda de Nü Metal que estuvo en el momento y en el lugar apropiados cargada de buenas canciones y no lo consiguió. Pero por muy poco. Logró fichar por Roadrunner Records y sacar con ellos un primer disco llamado The Darker Side Of Nonsense. Su propuesta musical era agresiva y oscura, un punto intermedio entre Slipknot y los primeros Disturbed.

Su disco lanzado en el año 2000 tuvo una buena repercusión. La escena nü metalera estadounidense e inglesa recibió bien a Dry Kill Logic. Sin embargo el sello RR esperaba que la banda triunfase rompiendo límites desde el primer día, y presionó al grupo para que en su segundo disco se olvidasen de los guturales para ser una suerte de Nickelback 2.0.

Todos los componentes de Dry Kill Logic se negaron, por lo RR rescindió el contrato. Como respuesta a esa situación, cuatro años más tarde la banda decidió endurecer todavía más su sonido, acercándolo oportunamente al Metalcore que comenzaba a despuntar a la vez que el Nü Metal empezaba a caer. El nuevo sonido resultante del disco The Dead and Dreaming quedó entre dos tierras, no convenció ni a los fans de su primer disco ni a los del Metalcore que tenían mejores propuestas en ese estilo como Killswitch Engage. Un tercer lanzamiento discográfico en 2006 que abundó en la senda iniciada en el segundo trabajo supuso el final de la banda al pasar totalmente desapercibido.

Spineshank

La banda comandada por el cantante Jonny Santos vivió la misma situación que Five Pointe O, aunque a Spineshank le dio tiempo a sacar tres discos antes de la catástrofe. El sello discográfico que levantó la escena Nü Metal a nivel mundial, Roadrunner Records, fichó a Spineshank desde el principio.

Su primer disco Strictly Diesel los señalaba como unos fans acérrimos de Deftones. Con él se hicieron un hueco en la escena metalera estadounidense, que lograron acrecentar con su segundo intento, The Height of Callousness, mucho más industrial que su anterior referencia. Con él consiguieron ser conocidos en Europa. Continente que por cierto visitaron precisamente en la gira RoadRage 2003 organizada por su sello discográfico, momento en que la banda acababa de sacar su referencia más melódica pero sin salirse de los cánones del Nü Metal, Self-Destructive Pattern.

Su tercer disco supuso un nuevo salto para la banda. Más popularidad, más fans, giras más largas, más entradas vendidas, más espacio en las radios y televisiones, su relación con RR no podía ser mejor. Pero Jonny Santos quería darle a la música de la banda un barniz mucho más melódico, algo que sus compañeros no aprobaron, por lo cual el cantante decidió salir del grupo y acabar así con su brillante carrera.

Un par de años más tarde Santos fundó su propia banda de Metalcore, Silent Civilian, con los que hizo lo contrario de lo que les dijo a sus ex compañeros de Spineshank: endureció su sonido. Su nueva banda no triunfó debido a una propuesta que no innovó nada en una escena Metalcore saturada de bandas que sonaban igual. En 2012 Spineshank se volvió a reunir para grabar su cuarto disco, el olvidable Anger Denial Acceptance. Pese a que oficialmente el grupo sigue activo, no hay noticia de ellos desde hace años.

 

Number One Son

Esta banda de Nü Metal británica sacó en 2001 uno de los mejores álbumes de la historia del género. Sus canciones tenían todo lo que se suponía que tenían que poseer para triunfar. Un cantante que sabía gritar y cantar melódico, unas pegadizas melodías que fluían entre la agresividad, unas guitarras pesadas y originales y una batería que cambiaba constantemente de ritmo. Los arreglos instrumentales y las atmósferas que imprimías a las canciones elevaban a la banda un nivel de excelencia difícil de alcanzar para la mayoría.

Sin embargo la mirada de los integrantes de la escena musical pasó de largo de la banda, que se esforzó en sacar un segundo disco titulado Lessons. En él tomaron más protagonismo las atmósferas y las melodías aunque supieron mantener en buena medida la agresividad de su primer disco. La suerte no les acompañó y este segundo intento pasó incluso más desapercibido que el primero. Unos meses después, decidieron disolver el grupo.

Soy el director de ElEstado.Net.

He escrito varios libros:

- Socialismo en Sudamérica (Editorial El Perro y la Rana, 2010).
- Honduras: el sueño liberador convertido en pesadillas opresora (2009).
- El libro negro del bipartidismo (Editorial Mandala, 2018).

¡Muchas gracias por leer ElEstado.Net!

Gonzalo Sánchez

Soy el director de ElEstado.Net. He escrito varios libros: - Socialismo en Sudamérica (Editorial El Perro y la Rana, 2010). - Honduras: el sueño liberador convertido en pesadillas opresora (2009). - El libro negro del bipartidismo (Editorial Mandala, 2018). ¡Muchas gracias por leer ElEstado.Net!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: