Bolivia ante el golpismo fascista: ¡no pasarán!

Los militantes del Movimiento Al Socialismo, del Partido Comunista de Bolivia, el FOB (Frente Obrero de Bolivia), indígenas y organizaciones de mujeres conocen de la situación grave de Bolivia.

El error de Evo Morales de no armar al pueblo y de intentar convivir con la oligarquía boliviana, imperialista, clasista y racista, muestra algo que los seguidores del socialismo siglo XXI no tienen, una completa falta de empatía y acercamiento a la clase obrera, y esto se demuestra por la táctica que tiene hacia la reconciliación con las oligarquías de sus países.

No son siervos de estas ni mucho menos, pero sus victorias aún siendo muy importantes, son limitadas y al querer llevar el triunfo del socialismo por vías pacíficas, permiten que la reacción se conspire en secreto.

Aún con toda la voz popular en la asamblea de Bolivia de los sindicatos, partidos, asociaciones u otras organizaciones, la reacción colonial vuelve a la carga.

Y lo está haciendo con amenazas contra Evo Morales, las agresiones contra civiles y simpatizantes del gobierno popular, y al observar que la oposición no detiene los ataques contra el movimiento indígena, a la policía traicionando a su presidente legítimo -disparan con armas de fuego a los manifestantes pacíficos seguidores de Evo Morales, tortura y permite que los seguidores de Mesa den palizas a indígenas en las calles-. Han asaltado la casa presidencial y la casa personal del vicepresidente, han quemado la Whipala y torturado a representantes legales.

¿Os pensabais de verdad que esto os iba a salir gratis fascistas? ¿Creíais que esto se iba a quedar en nada como en Chile? ¿Pensabais que todo lo logrado por la revolución democrática, popular y antimperialista os lo ibais a cargar sin ninguna resistencia?

La ciudad del Alto se ha levantado para defender la legalidad constitucional y esa llama de lucha por la paz, la dignidad y soberanía del pueblo boliviano se extenderá como una llama que cegara vuestros criminales objetivos, que han estado desde el minuto 1 manejados por las mafias cubanas de Miami, de Estados Unidos y los empresarios que han controlado durante decenas de años el monopolio de los hidratocarburos de Bolivia.

Hartos del fanatismo religioso, hartos de los recortes en sus vidas, hartos de ser humillado por su origen indígena, hartos de que no respeten su constitución.

Advierten a la oposición golpista de que tienen 24 horas para irse de la capital.

¡Un pueblo armado es siempre respetado!

Y ahora, aún con Morales renunciado de su cargo, con la policía y fuerzas armadas en contra ¡El pueblo bolivariano se pone en pie para defender su soberanía contra viento y marea!

¡No Pasarán!

ElEstado.Net no tiene por qué compartir todo el contenido de los artículos que se publican en su Sección de Opinión.

Queremos leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: