Bolivia: la barbie del Titicaca

El diminutivo anglosajón para Bárbara es Barbie, muñeca sesentona que representaba la felicidad de las niñas del Imperio, que a través de la inocente muñeca inició la culturización norteamericana en nuestras tierras.

Hoy ha aparecido un nuevo modelo de Barbie en tierras andinas de la América del Sur, pero conservando el estereotipo de muchacha inocente con cabellera rubia y todo, claro es la versión “Barbie Dictadora” cuyo modelo según la patente imperialista, debe distanciarse lo más posible de las raíces indígenas comenzando por tratar de desaparecer todo rastro indígena e indigenista de los montes y las aguas donde fueron creados Manco Cápac y a Mama Ocllo.

Kalimán, en su afán desmedido de servir a sus amos de la “Escuela de las Américas” insolentemente hace emerger en el lago de la política a dos seres monstruosos: Ken Camacho y Barbie Añez, quienes cumpliendo las órdenes imperiales llevan a cabo el golpe de estado y luego la usurpación del poder.

>>La fractura del ejército boliviano pone en riesgo el asentamiento del golpe en Bolivia<<

Esta escena horrorosa en el panorama del desarrollo económico, cultural, educativo y de inserción en el mapamundi resumido en la frase “El milagro Boliviano” se ha visto truncado con la aparición de estos antipatriotas golpistas y usurpadores, que en menos de quince días han llevado al país a una debacle económica y social, convirtiendo su territorio en un gran campo de batalla, en el que se quiere exterminar al pueblo originario de Bolivia, a los hijos de Manco Cápac y Mama Ocllo, para suplantarlos por los hijos del Imperio. Blanquitos y rubios tal cual el modelo de la barbie dictadora que aunque no es rubia, bien se tiñe el cabello, y con los colores vívidos de su vestimenta trata de ocultar el color cobrizo de su piel renegando de su ancestro mestizo como el de todos por estas latitudes.

Desde el Titicaca se levantará el espíritu de Wiracocha con su manto pendiente desde el hombro izquierdo y en su brazo el báculo divino listo a barrer a los insolentes renegados llevando a la espalda escudo, arco y flechas para destruir al invasor y a los traidores, devolviendo a Bolivia en su amado hijo Evo, la paz que han querido arrebatar los invasores junto al canallesco Ken criollo y a la ambiciosa Barbie del Titicaca.

Los muertos siguen sumando, los desvelos de las madres huérfanas de sus hijos y sus lágrimas que se vierten en las fuentes originarias del lago del que surge la vida, lograrán finalmente despertar a los millones de guerreros entre los que volverá Túpac Katari con su whipala ondeante a reclamar la tierra ancestral y nuevamente expulsarán al tirano invasor y a sus lacayos por sus maldades y horrores cometidos en nombre del mártir de la Cruz, y que por la avaricia del oro otrora época asesinaron a los hermanos Huáscar y Atabaliba descendientes del Inti y por la actual ambición de hacerse del alcalino polvo del blando metal.

>>Los asesinatos de la dictadura boliviana no logran frenar las movilizaciones contra el golpe<<

El golpe de estado en Bolivia será derrotado más temprano que tarde porque así lo reclaman las huestes ancestrales, bravos guerreros de purpúrea sangre que no se arredran ni se esconden en el paso de los siglos.

Jallalla Bolivia, Jallalla Evo.

ElEstado.Net no tiene por qué compartir todo el contenido de los artículos que se publican en su Sección de Opinión.

Un comentario en “Bolivia: la barbie del Titicaca

Queremos leer tu opinión.