La burbuja cuántica de Lenín Moreno

En estos últimos días se han suscitado varios hechos entre la ciudadanía y el gobierno, que retratan la realidad que vivimos y no la burbuja cuántica que se ha venido forjando durante el régimen de Lenín Moreno.

El 1 de mayo (feriado muy cuestionado por cierto) las organizaciones sindicales (aliadas del gobierno) organizaron una marcha para conmemorar el Día Internacional del Trabajador, en el acto participó el presidente del espurio Consejo de Participación Ciudadana y Control Social TransitorioJulio César Trujillo, quien fue abucheado por varios ciudadanos, que al grito de “fuera corrupto fuera”, le hicieron sentir el desprecio por su pésima gestión pública.

>>¿Cuántos millones de dólares le costará al ecuatoriano la «Trujicorte»?<<

Este señor tienen tan incorporado su deseo de poder, que por “descorreizar” las instituciones del Estado impone cargos que conjuguen con los de su bando político a costa del caos que ahora son la fiscalíala judicatura, la defensoría del pueblo y el CNE.

Le seguiría el vicepresidente Otto Sonnenholzner, quien en una caminata saludaba a la ciudadanía y cuando se acercó a una adolescente, ésta lo increpa diciéndole: “¿por qué están destruyendo mi país?, ¿por qué hacen eso?, ustedes saben lo que están haciendo, yo soy ecuatoriana y tengo 15 años pero me he dado cuenta”. Pobre el vicepresidente, no es más que un aderezo para mantener el apoyo y visto bueno de ciertos partidos políticos y parte de la prensa guayaquileña.

Y no podía faltar Lenín Moreno. La primera situación ocurre en un spot político junto a Las Manuelas”, donde supuestamente una señora de tercera edad le agradece a Moreno y a su esposa; sin embargo, minutos antes de la grabación, la señora se muestra renuente a expresar todo lo programado en el guión. “No, no quiero” se les escucha decir. Al salir de la casa se oyen varias veces algunos gritos de los vecinos del sector: “Lenín traidor”.

Y el último acontecimiento surgió en un restaurante, se ve al presidente Lenín Moreno entrar junto al empleado que empuja su silla, una pareja pasa muy cerca de él, la mujer al verlo camina más rápido para no encontrárselo, y al señor, quien lleva un niño en los brazos, Lenín le acerca su mano haciendo el ademán de querer saludarlo, pero el hombre lo ignora y lo deja con la mano estirada.

>>Lenín Moreno y su descomposición moral<<

Cada vez hay mayor descontento, varios sectores de la sociedad se han manifestado a través de frecuentes protestas, como la del 1 de mayo, donde asistió muchísima gente a expresar su inconformidad con el nefasto régimen de Moreno.

Es gratificante saber cómo algunos ciudadanos rompen el silencio y sin temor hacen aterrizar a quienes nos gobiernan, demostrándoles la farsa de la burbuja cuántica en la que viven Lenín Moreno y los otros, toda una construcción de entelequia donde todo es ternura, dialogo y libertad; se mienten a sí mismos y pretenden infravalorar y sentirse superiores al gobierno que los precedió.

Esa burbuja que ellos mismo han elaborado desde la aparente omnipotencia del poder y que les incita a salir tan campante por las calles creyendo que tienen el respaldo popular, y terminan encontrándose con el repudio directo de la gente que no se cree el cuento del lobo y caperucita.

Ese populacho que los rechaza, y a quien subestiman, percibe la corrupción, el desmantelamiento de las instituciones del Estado, la ineptitud del CNE, la persecución de la fiscalía sesgada, las injusticias desde la judicatura, la controlaría usurpada, el cerco mediático de la prensa, el desempleo, el alza de la gasolina, los despidos masivos de las empresas públicas, las políticas en favor de la banca y de los empresarios, la perdida de la soberanía y la venta al FMI.

>>Ecuador vs Julian Assange, del desafío a la complacencia<<

La burbuja cuántica de Moreno y sus secuaces no es más que la evidencia de un gobierno que vive en una mentira, una mentira que los ciudadanos no creen, una mentira que ni con todos los spots publicitarios, las cadenas semanales y el apoyo mediático podrán manipular a la gente y tener el respaldo popular.

La verdad yace ahí en cada palabra que sale de la boca de un pueblo que paulatinamente despierta y que ya se está cansando de este gobierno, del gobierno de todos… de todos los que destruyen el país.

Ecuatoriano, Psicólogo Clínico por la Universidad de Machala, con estudios en geopolítica y periodismo digital. Apasionado por la lectura y la escritura. Escribo poesía, microcuentos y artículos de política nacional el internacional.
Estoy convencido que la mejor política es aquella que está en función del bienestar de toda la familia humana.

Fabricio Eras Bustamante

Ecuatoriano, Psicólogo Clínico por la Universidad de Machala, con estudios en geopolítica y periodismo digital. Apasionado por la lectura y la escritura. Escribo poesía, microcuentos y artículos de política nacional el internacional. Estoy convencido que la mejor política es aquella que está en función del bienestar de toda la familia humana.

Queremos leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: