Comisión de investigación del accidente de Angrois (VI): Comparece el jefe de tráfico

Intervención del jefe de tráfico

Su comparecencia se limita a decir que “estoy aquí para responder a lo que crean conveniente y no necesito explicar nada más”.

Intervención del representante del grupo mixto

El político comienza su intervención diciéndole al compareciente que este acudió a tres reuniones posteriores a la fecha en la que el jefe de maquinistas advirtió de la existencia de peligrosidad en la curva de Angrois, pero sostiene que en tales reuniones no se trató el asunto. Tras esto, le recuerda el objeto de la comisión, sin aludir esta vez a las depuraciones políticas.
Responde el compareciente que su participación ,desde meses antes de la puesta en servicio de la línea 082, “…fue colaborar con el territorio (Galicia) todo lo que era la puesta en servicio y especialmente con el material de Media Distancia Alta Velocidad;…todas las reuniones nuestras fueron enfocadas, siempre con Integria (el departamento encargado del mantenimiento y reparación del material rodante de Renfe), a la puesta en disposición de esos vehículos para hacer el servicio que se iba a inaugurar en breve”. Dice que “…desde septiembre u octubre empezaríamos a organizar un poco lo que es la puesta en servicio de la nueva línea, hasta que nos dan ya la fecha de inauguración”.

El interviniente entra de lleno en el campo político; comienza preguntándole al compareciente, a modo de introducción, si considera que era una línea de alta velocidad segura, y recibe un escueto “sí”. Confiesa el interviniente que “se lo digo porque hay opiniones que afirman que esta línea se abrió de forma precipitada por una cuestión de rentabilidad política”. El compareciente comenta que “yo, lo que pude comprobar, que no fue tampoco exhaustivo, mi participación era en el ámbito que hemos comentado…lo que vi era una línea bastante compleja…muchos túneles, muchos viaductos…algunas cosillas que fuimos puliendo, pero son cosas que en el acta están recogidas, y en todas las reuniones que hemos ido manteniendo siempre eran frecuentes y recurrentes”. El interviniente sigue por el camino político: le pregunta al compareciente si recibieron alguna indicación para acelerar sus trabajos y poner la línea en servicio lo antes posible o en una fecha determinada, porque como el ministro de Fomento de entonces, en funciones por haber perdido las elecciones, era gallego, se dijo que había forzado la fecha. El ferroviario dice que se hizo con tiempo.

Abandona el aspecto político para preguntar por el sistema de seguridad de los diferentes trenes; el jefe de tráfico, tras recordar que él estaba entonces con los trenes Avant de Media Distancia Alta Velocidad, le asegura que el sistema es el mismo en todos los trenes. Pasa a preguntarle si recibió el correo enviado en diciembre de 2011 por el jefe de maquinistas advirtiendo del peligro en la transición de velocidad brusca al aproximarse a la curva de Angrois; el compareciente contesta que “no, no, a mí no me llegó nunca ese correo ni esa noticia”.

Le pregunta el político si participó en alguna reunión en la que se hablara de esta advertencia, a lo que contesta que “los temas eran recurrentes de todas las puestas en servicio…anomalías que se estaban repitiendo…yo no llegué a leer ese correo en su totalidad, y en ese correo es cierto que el jefe de Producción de Galicia introdujo un párrafo del jefe de maquinistas suyo, pero no se fue advertido ni se comentó ni se dijo nunca en las reuniones que hubo posteriores. No se trató, vamos”. Se remonta el político a la comparecencia del presidente de Adif en la comisión de Fomento dos semanas después del accidente, en la que dijo que en junio de 2010 se decidió modificar el tramo Orense-Santiago en ancho de vía convencional (ibérico), decisión que el compareciente dice que se le escapa, que no fueron consultados; el interviniente pregunta si con ese ancho de vía se está hablando de una línea de alta velocidad, a lo que el compareciente le responde que “todo el trazado estaba con connotación de alta velocidad…se podía haber puesto ancho internacional de primeras…”.

Intervención del representante de ERC

(Es de destacar la reacción de sorpresa de este diputado cuando el compareciente respondió negativamente a la pregunta de si recibió el correo del jefe de maquinistas).El interviniente le pregunta por las tres reuniones de seguridad, a lo que el ferroviario le contesta que no eran reuniones de seguridad, que eran de producción. El político, en el minuto tres de tratamiento de las reuniones de seguridad le tiene que volver a preguntar “usted, como jefe de tráfico, ¿jamás ha estado en una reunión hablando de seguridad de trenes?”, “jamás”, le contesta el compareciente. La conversación sigue por estos derroteros, concluyendo el jefe de tráfico que las reuniones eran de temas de producción.

Le pregunta, como jefe de tráfico y aunque nunca haya hablado de seguridad en una reunión, si cree que esa curva de A Grandeira se podía coger sin un sistema de seguridad de cien millones de euros, a lo que responde que “aquellas instalaciones estaban dentro del orden y no vimos en aquel momento ninguna cosa relevante”. El político insiste, y le dice que la vida de las personas dependía de la pericia de un maquinista y que se desconectara el sistema de seguridad, le contesta que “nunca vi problema en aquellas instalaciones, y después, con el tiempo se ha demostrado otras circunstancias, pero en aquel momento no se detectó nada por nuestra parte, vamos, por mi parte”.

Le recuerda que en la conversación del maquinista segundos después del trágico accidente, censurada en la presente comisión, “podemos hacer ver que no existe” llega a decir el interviniente; en esa conversación el maquinista dijo “nosotros avisamos”, que para el compareciente ese nosotros puede ser en su entorno, que podía haber sido hecha en canales no adecuados.
El interviniente se extraña de que este ferroviario tampoco supiera, como los demás empleados de Renfe comparecientes, que ese tren se llamara Frankenstein. En contra de la opinión del entonces secretario de Estado, señor Catalá, el compareciente afirma que el tren era de alta velocidad.

Intervención de la representante de UP-ECP-EM

La diputada centra toda su intervención en el aviso del jefe de maquinistas. El informe, en el que recuerda que se decía que “es una zona de máxima atención y riesgo. Únicamente existe una señal de velocidad, pero que de poco vale puesto que, de no haber reducido previamente la velocidad, nada se podrá hacer ya”. Este informe es enviado al compareciente por el superior del jefe de maquinistas, dado que al día siguiente mantendrán una reunión donde se va a discutir, entre otras cosas, este tema. El compareciente dice que el relato de la interviniente es cierto, pero que “el tema de la curva nunca se trató…el tema, al ser recurrente, ya no lo leí”.

La interviniente, a la que le choca la respuesta, le recuerda los cinco documentos que se le remitieron, y que uno de los puntos del orden del día de la reunión tenía el mismo título que el documento que le enviaron el día anterior llamado “curva de frenado adecuada transición entre ERTMS-ASFA”, lo que le lleva a decirle que “no entiendo que usted me diga que no se trató”. El compareciente le habla de la resolución del problema técnico del vehículo, “…y ahí fue donde se metió esa cuña que después no se habló, la curva era a posteriori, cuando una vez se ha hecho la transición y se circula ya bajo el ASFA, es que no era…”, la interviniente le interrumpe para preguntarle que “entonces, ¿cómo me explica que el señor Mazairas acabe de decir que él sabía que su informe se estaba tratando en esa reunión porque le iba pasando partes su jefe de lo que se iba avanzando en esa reunión?”.

El compareciente, que reconoce haber recibido ese correo pero que no leyó por ser tema recurrente, vuelve a negar que se tratara en la reunión, la reunión trató sobre el vehículo, no sobre la vía. La interviniente insiste en que no entiende que no se tratara el tema del jefe de maquinistas, y el compareciente insiste en que se estaba tratando el fallo técnico del vehículo, que el informe de Mazairas nunca se leyó en la reunión y vuelve a reconocer que tampoco él lo leyó cuando se lo enviaron a su buzón de correo. La diputada le echa en cara al compareciente que si hubieran leído el informe del jefe de maquinistas se habrían evitado los ochenta muertos y los heridos, lo que lleva al compareciente a decir que “…si hubiésemos tratado ese tema, estamos especulando, yo creo que hubiese sido puesto en el acta…se hubiese quizá canalizado a través de los medios de seguridad, seguramente”. El compareciente insiste en que el tema de la curva no se trató en ninguna reunión.

Intervención del representante del PSOE

El interviniente le pregunta por los nombres y cargos de los asistentes a la reunión del 28 de diciembre de 2011. A continuación le preguntó por la duración de la reunión; al responder que duró una hora larga , el político le dice que en una hora no dio tiempo a abordar la lectura de todos los informes o correos que debían analizar en esa reunión. El compareciente responde que no recuerda si una hora y media o dos horas, que trataron temas muy repetitivos de seguimiento de incidencias de vehículos, “…pero no leíamos toda la literatura que nos había ido llegando alimentando toda esa información”.

A pregunta del político, insiste en que en ninguna reunión se habló sobre el correo del jefe de maquinistas. Supone que el señor Vilariño, superior del jefe de maquinistas, trataría el tema en el territorio. Sobre el tren accidentado, responde que el tren era polivalente, quizás de los más avanzados de ancho variable; era un tren muy válido; pasó todos los controles, las homologaciones y cumplía con las especificaciones.

Intervención del representante del grupo popular

A preguntas del representante del grupo popular se aclara que el compareciente tenía el cargo de jefe de producción en la Dirección de Viajeros Urbanos e Interurbanos de Renfe Operadora; que fue responsable hasta 2011 del producto Avant a nivel nacional; que se realizó un apoyo y un seguimiento de todas las fases de puesta en servicio de esta línea con los vehículos de la serie 121; que trabajaron en distintas etapas de este proyecto antes de la puesta en servicio comercial y relacionándose con la Gerencia de Galicia y de Integria; que su función era verificar y subsanar aspectos relacionados con el buen funcionamiento de todos los equipos del tren; que para poder interrelacionarse mejor con la gente de Galicia establecieron una serie de reuniones entre las partes para subsanar estas anormalidades que se observaban en la línea; que a estas reuniones asistía personal de Integria, de Actren (empresa participada de Renfe), de la Gerencia de Galicia, la Gerencia Centro y la Dirección de Vehículos Urbanos e Interurbanos; que no asistía nadie de Adif; que el compareciente asistía asiduamente a las reuniones hasta la puesta en servicio y la continuación, el seguimiento; que en esas reuniones era Integria la que las pilotaba; que el señor Sardón era su jefe inmediato.

El interviniente trata sobre el informe del anterior compareciente señor Mazairas, el compareciente sigue negando que el tema de la curva de Angrois se tratara en ninguna reunión, que siempre fue el tema de la transición. El interviniente lee del acta de la reunión del 6 de marzo de 2012 lo siguiente: “Adif introdujo una limitación temporal de velocidad por lo que el problema desde el punto de vista de Operaciones se ha solucionado. Punto cerrado”, el interviniente comenta a esto que fue Integria la que se puso en contacto con Adif para adoptar una solución temporal mientras se resolvía ese fallo técnico que existía en el vehículo.

El compareciente, en octubre de 2011, acompañó recorridos de formación en Galicia y emitió un informe reportando incidencias: «…si era cosa del vehículo,si era cosa del material se trataba para que se solucionara, si era tema de Adif, la ingeniería se lo trasladaba al departamento de Adif para que se fuera resolviendo”. Acaba su comparecencia corroborando lo que ha mantenido desde el principio: “Nuestras reuniones siempre fueron de operaciones, nunca asistió nadie de seguridad ni los convocamos nunca, eran todos siempre temas relacionados con la puesta en servicio de esos vehículos y de esa explotación para que fuera lo más fluida y lo mejor posible. Entonces, seguridad nunca intervinimos ni participamos”.

Queremos leer tu opinión.