Las comunas de Venezuela impiden el éxito de las sanciones de EEUU

Los Puntos de Abastecimiento Comunal son una política de gobierno que busca golpear en la médula del capitalismo por medio de sus sistemas de distribución. Por décadas, en Venezuela los grandes monopolios controlaban los espacios de distribución, y a su vez los sistemas productivos permitiendo controlar el mercado.

A grandes rasgos, eso es la historia de Venezuela. Y las iniciativas estatales que en su momento combatieron el plan de doblegar a la Revolución Bolivariana por el estómago han mutado, sectorizándose y convirtiéndose en objeto estadístico.

Es lógico que las organizaciones sociales respondan a estos nuevos niveles de articulación. En este sentido, es menester impulsar las comunas como forma de organización popular, no como una alternativa arriesgada “pero posible”, como señalan algunos reformistas. Esta es la única alternativa realmente viable frente a los embates de la crisis capitalista que en los actuales momentos se encuentra en plena ebullición.

Predecir los efectos en el mercado interno, eso sí que es arriesgado. Tomando en cuenta la guerra frontal de la burguesía industrial en el sector de alimentos, pueden contar con el neoliberalismo más salvaje aplicado en América Latina.

Es imperativo promover la economía comunal. La “capacidad” productiva del Estado debe incrementarse con una nueva cultura de la producción, masiva y “caliente” (término que aplico a la cultura vista desde la comunicación. Esa cultura, que si quiere ser efectiva, debería apuntar a la juventud como elemento de disrupción).

Lo acontecido en Barcelona, estado Anzoátegui,  es consecuencia lógica de las políticas institucionales dirigidas por el Alcalde Luis José Marcano en el Municipio Bolívar. El interés se cierne sobre la capacidad de los Consejos Comunales en la gestión administrativa y económica de los Puntos de Abastecimiento.

También se estudia la nueva articulación que ha puesto Marcano en la mesa: la conjunción de fuerzas de la Alcaldía bolivariana, la empresa privada y el poder Comunal. Esta propuesta ha resultado en una transferencia “sistemática” del poder instituido al poder Comunal.

Hoy las comunas de Barcelona intervienen en los procesos de servicios públicos, reciclaje, abastecimiento, formación de 3er y 4to nivel en materia Comunal, etc. Todo esto con el apoyo de empresas privadas, las cuales apuestan a un nuevo modelo que demuestra ser armónico, más solidario y más humano en su expansión en el tejido orgánico social del municipio.

Los “Puntos”, que nacen de las propuestas de la comunidad en asamblea, son seleccionados y pasan a ser “Ejes”. Los suministros son aportados por las empresas y la alcaldía del municipio, en un primer momento del plan estratégico.

Se pretende que los puntos sean autosustentables y los hechos parecen consolidar este objetivo. Los recursos, por otro lado son estimulados mediante la política de apoyo a los productores, que ya cuenta con un flamante espacio en donde se atienden las solicitudes y necesidades de los productores campesinos. Desde la salud hasta el herbicida.

La organización comunal de campesinos se sumó hace rato a la iniciativa y ya van por su “12eva Feria Comunal Itinerante”, donde distribuyen su producción a precios justos. Hoy tienen un espacio para distribuir diariamente.

¿Es una economía nacionalista? Sí, pero se hace grande porque se basa en otros valores. Su naturaleza es internacional, pero la comuna chavista es venezolana. De eso no quepa ninguna duda. La economía Comunal en Barcelona inicia con doce puntos de abastecimiento, mientras escribo nace otro punto donde se otorgarían semillas a los usuarios, y por medio de las redes sociales se les enseñará a sembrar. Quizás se les cuente la historia mágica de cada semilla. Veremos.

Lo que sí es cierto es que existimos. Solos dentro de la adversidad nos adaptamos para sobrevivir a una crisis que va a transformar al mundo, pero nos preparamos con la voluntad de afrontarla y vencerla. Para eso nacimos aquí.

elestado.net no tiene por qué compartir la totalidad del contenido de los artículos que se publican en alguna de sus secciones de opinión.

Orlando Romero Harrington es autor de numerosos textos sobre comunicación y política. Es artista plástico, diseñador gráfico, documentalista, director creativo, bloguero, profesor y un eterno militante de las causas libertarias.

Actualmente es Presidente del Laboratorio de Comunicación Zorba, Asesor de Imagen institucional y Campañas políticas en Venezuela.

Orlando Romero Harrington

Orlando Romero Harrington es autor de numerosos textos sobre comunicación y política. Es artista plástico, diseñador gráfico, documentalista, director creativo, bloguero, profesor y un eterno militante de las causas libertarias. Actualmente es Presidente del Laboratorio de Comunicación Zorba, Asesor de Imagen institucional y Campañas políticas en Venezuela.

Queremos leer tu opinión.