La culpa es de Correa

Han pasado tres años desde que Lenín Moreno asumió el poder, sucediendo a Rafael Correa quien gobernó al Ecuador durante una década. El actual presidente ganó gracias al apoyo del expresidente y luego de eso, todos sabemos la historia…

Conocemos la traición del Judas ecuatoriano y su alianza con la derecha, aquellos que durante diez años no pudieron tocar al país para realizar sus fechorías contra el pueblo, y lo que no se les permitió hacer en aquella década, lo han logrado hacer en tan solo tres años: destrozar el país.

Aún no se olvidan del expresidente, y aunque ya han pasado varios años, la culpa sigue siendo de Correa, según el texto que día y noche repasa y expone Moreno a nivel nacional.

Hacemos un recorrido de estos tres años y podemos mencionar el caso Odebrecht en 2017, cuando comenzó una persecución política hacia el correísmo cayendo la primera oleada sobre Jorge Glas, el Vicepresidente Constitucional de la República. Aquel legítimo vicepresidente que permanece preso, sin pruebas que realmente lo culpen y con la copia del mismo libreto de Lawfare empleado en Brasil.

>>La victoria de Jorge Glas frente al régimen de Lenín Moreno<<

Con el paso del tiempo, el gobierno, la derecha y los medios de comunicación, han intentado vender a los ecuatorianos el cuento de que estamos endeudados gracias al gobierno anterior. Mientras tanto no hay obras necesarias, lo único que han hecho es reemplazar logos de las ya existentes.

Y continuamos esta historia del odio que le tienen a todo lo que se le llame “correísmo”. Trataron de convertirlo en un muerto político pero solo le dieron más fuerza. Mientras se ocupaban en atacar al expresidente y todo lo que tenga que ver con él, el pueblo se daba cuenta que todo empeoraba en el país.

Luego apareció el famoso caso Sobornos o Arroz Verde, caso de corrupción donde existían presuntos aportes de empresas multinacionales al Movimiento Alianza PAIS durante el 2012 – 2016.

La prueba que usaron para defender su acusación fue un supuesto cuaderno escrito de memoria por Pamela Martínez, quien aseguraba haber sido asesora de Rafael Correa.

Dicho cuaderno tenía muchas inconsistencias -como si fuese posible recordar fechas, cantidades exactas y sucesos al pie de letra de hace tantos años atrás-.

Al mando de todo: peritos y fiscales mediocres; con bajas calificaciones en sus áreas, pues no olvidemos a la fiscal 10/20. Es importante recalcar que este guión se lo copiaron a Argentina.

>>Ecuador en estado crítico<<

Con esto, el objetivo no era apresarlo sino lograr impedir la participación política a Rafael Correa en futuras elecciones. Pero, ¿dónde quedaron los INA Papers? Con Arroz Verde, ocultaron el verdadero caso de corrupción que existe y que rodea a Moreno y su familia.

Recordemos el mes de octubre de 2019, cuando Ecuador se encontraba en el ojo del huracán por las multitudinarias movilizaciones contra las medidas económicas del gobierno, mientras este repetía su libreto de que el país estaba endeudado gracias al gobierno anterior y que estas medidas eran para mejorar la economía.

Sabíamos que solo estaban siguiendo las órdenes del FMI. Tras eso, empezó la persecución política a los líderes de la Revolución Ciudadana, culpándolos de promover el caos, y echándole otra vez la culpa a Correa de tratar desestabilizar al gobierno.

Hasta Maduro fue mencionado allí. Resulta que tanto es el poder del expresidente que puede mover gente desde su departamento en Bélgica. Solo era un pueblo defendiendo sus derechos. Según el gobierno, todos son correístas.

En esto llegó el 2020 arrasando con una pandemia, y Ecuador no fue la excepción, convirtiéndose en el país más afectado en la región, incluso superando a Brasil ya que el gobierno aún no puede controlar la situación, la cantidad de infectados y fallecidos es abismal.

Reaparecen entonces con medidas económicas para “superar” la crisis sanitaria y así “brindar ayuda” a las familias ecuatorianas; medidas que afectan aún más al bolsillo de los ecuatorianos. Y cada cadena nacional sirve para echarle la culpa a ese “ex insuperable” (como siempre).

>>Ecuador más preocupado de encarcelar a Correa que de gestionar la crisis del coronavirus<<

Desde el gobierno se comenzó a hablar de fake news que supuestamente venían de un grupo político (otra vez el correísmo), y así, trataban de tapar la realidad de un país. ¡Nada de fake news! Bajo la cuarentena solo nos quedan las redes sociales y ese era el reclamo de la misma ciudadanía.

Pero la verdad se logró conocer a nivel mundial y el gobierno ya no pudo con aquello. A pesar de la situación crítica del país por la pandemia, tomaron como prioridad el caso Sobornos para lograr sentenciar a Correa…

Y no nos olvidemos del vicepresidente cuyo trabajo es posar para las cámaras, por ese magnífico trabajo realizado, se ha ganado su sobrenombre de “F-OTTO”. Ahora se pretende pasar a la fase de “distanciamiento”, como si todo estuviese controlado; porque para el gobierno, la vida de los ecuatorianos no tiene validez.

Entonces, hemos llegado a la conclusión de que si hablamos de argumentos utilizados por el gobierno, la derecha y los medios de comunicación para atacar al correísmo, solo existe: “la culpa es de Correa“.

elestado.net no tiene por qué compartir la totalidad del contenido de los artículos que se publican en su sección de opinión.

Queremos leer tu opinión.