Cataluña: pocas e irrelevantes diferencias programáticas entre ERC y JxCat

Una vez conocida la sentencia condenatoria de los políticos catalanes y desatadas las concentraciones, manifestaciones y protestas, se ponen de manifiesto, un vez más, las reticencias sobre las líneas a seguir entre Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y Junts Per Catalunya (JxCat). Sin duda es una confrontación bidireccional y de frente a frente.

A pesar de no ser las únicas fuerzas en el escenario político catalán, una vez más destacan por la disputa discursiva dentro del campo independentista. que ambas formaciones sostienen de manera cruenta.

Por supuesto sus programas se inician con dicha cuestión, pero ello no implica que estos partidos, y sus propuestas programáticas, no deban analizarse profundamente, poniendo atención a lo que excede la cuestión del ‘problema catalán‘.

Evitando la cuestión independentista, ¿en qué se diferencian los programas electorales de ERC y JxCat de cara a las elecciones del 10N en cuanto a trabajo, sanidad y educación?

Trabajo

Los datos de ocupación durante este año siguen cayendo, por tercer trimestre consecutivo. Hecho bastante preocupante si además se condiera que la población no se encuentra recuperada, a nivel económico, de la crisis de 2008. No obstante, en el programa de JXCat no se logra advertir ni tan solo un atisbo de cambio frente a la tónica de la ‘política española‘.

Por otro lado, ambos comparten el impulso del emprendimiento y de la formación profesional para favorecer, válgase la redundancia, la formación de los futuros trabajadores y el desarrollo de las políticas activas de ocupación.

En cuanto al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) la diferencia es irrisoria, ERC propone 1200 euros, mientras que JXCat pide 1100 euros. Además ERC exige establecer una escalera salarial 1/12. Es decir, que «la ficha del salario mas alto no supere 12 veces el salario más bajo» dentro de una empresa y de la administración pública.

Las demás propuestas en este ámbito por parte de ambos partidos resultan un tanto abstractas, ya que carecen de proposiciones firmes más allá de meros enunciados carentes de direccionalidad precisa a la hora de formular soluciones tangibles.

Sanidad

Los recortes en el ámbito de la salud en la última década han acentuado varias carencias del sistema sanitario español. La falta de personal, el cierre de camas hospitalarias y la exclusión sanitaria a extranjeros se hace presente.

A costa del deterioro de la sanidad pública, la sanidad privada crece de forma exponencial. Por ello, para volver a universalizar y desarrollar el sistema sanitario del país en general, y de Cataluña en concreto, es necesario un proyecto que revierta el descenso porcentual de la inversión sanitaria.

Sobre este asunto hace hincapié JXCat que, pese haber sido la ejecutora de dichos recortes, ahora propone «garantizar la sostenibilidad de un sistema sanitario catalán con cobertura pública universal para todo el mundo, mejorando la financiación«.

Todas las propuestas de JXCat van dirigidas a ser aplicadas en una supuesta República catalana, mientras abandonan barajar las posibilidades que los supone participar en en el Congreso de los diputados. Por el contrario en el programa de ERC se divide por puntos. Por una parte aquello que aplicarían en dicha supuesta República y «mientras tanto, medidas que presentamos para el congreso y el Senado«.

Por su parte ERC propone despenalizar la eutanasia, reclamar la regulación de las terapias naturales y, como parche a la falta de personal medico, regular la prescripción de medicamentos por parte de las enfermeras.

Educación

Al igual que en la sanidad a nivel nacional, los recortes han ido pasando factura, favoreciendo también así el auge de los colegios concertados y privados, que a su vez promueven una brecha entre clases. Para ambos este aspecto parece ser irrelevante, o por lo menos así lo denotan sus propuestas.

A pesar de que JXCat propone, de forma escueta, «incrementar la financiación del sistema educativo para potenciar la equidad«, sus aspiraciones (de nuevo a nivel territorial), no pivotan sobre los ejes que permitan desarrollar políticas en ese sentido, ya que por un lado exponen como necesario el refuerzo de los centros educativos de «entornos complejos«, mientras (en ese mismo punto) lo desarrollarían mejorando los conciertos educativos de los centros de aquellas zonas. Es decir, se deja entrever una inversión aún mayor en centros educativos concertados en detrimento de la educación pública (que si permitiría el desarrollo en equidad).

ERC en su programa habla de»posturas reaccionarias» que atacan al modelo de escuela catalana. Para revertir dicha situación no exponen cuales serán las medidas concretas, pero sí creen necesario la supresión de la LOMCE y a nivel universitario la reducción de las tasas. También, aunque fuera de lugar (al estar ubicado en el apartado de género), se expone la necesidad de desarrollo de guarderías para favorecer la conciliación laboral.

Queremos leer tu opinión.