La “nueva normalidad” de España

Hace unos días el Gobierno español anunciaba cuáles serían las diferentes fases para llegar a la “nueva normalidad“. El Ejecutivo presentó las cuatro fases que componen el plan de desescalada, todo ello en un contexto de duda respecto a la alargamiento de prórroga.

La fase 0 comenzó este lunes 4 de mayo y se ha aplicado en todo el país. En esta fase se permite la salida de menores de catorce años durante una hora (en horario limitado), el ejercicio al aire libre y los paseos individuales o con personas de la misma unidad familiar (también en horario limitado).

Así como la apertura de establecimientos y locales con cita previa (estos locales deberán cumplir unos requisitos mínimos), apertura de restaurantes con servicios de comida a domicilio. También se permite la atención de huertos familiares (municipales, autoconsumo) y se sigue manteniendo la recomendación del teletrabajo.

De la fase 0 a la fase 1 en una semana

Cuando el Ejecutivo presentó estas medidas, también explicó que las comunidades tendrán la opción de pedir entrar en la siguiente fase. Los presidentes de las comunidades, se apresuraron en rellenar todos los impresos que el Ejecutivo exige para este menester.

Ayer el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, junto a Fernando Simón, dio una rueda de prensa en la que aclaró cuáles eran las comunidades que cumplen los requisitos para entrar en la fase 1. Así pues se supo que el 51% de los españoles pasará a la fase 1.

Fase 1: menos límites para socializar

Las comunidades que no cumplan los requisitos para cambiar de fase, no tendrán que esperar las dos semanas estipuladas para volver a valorar su situación. El Ejecutivo ha informado que facilitarán las evaluaciones semanales, para aquellas regiones que no hayan pasado a la fase 1.

Esta nueva fase flexibiliza los límites relativos al contacto social. Se podrá visitar a amigos y familiares respetando el límite de diez personas (dentro de los domicilios). Los ciudadanos que estén en esta fase podrán desplazarse por toda su provincia. Se podrán así mismo, abrir las terrazas con un límite de un 50% de su capacidad.

Las tiendas menores de cuatrocientos metros podrán volver a abrir sus puertas y no será necesaria la cita previa para acudir al establecimiento. Respecto a los actos culturales, se permitirán con una limitación de aforo de treinta personas en sitios cerrados, y de doscientas personas en sitios abiertos. Los museos también podrán volver a abrir sus puertas, teniendo limitado su aforo a un tercio del total.

A esta fase ya accedieron el lunes pasado La Graciosa, La Gomera, El Hierro y Formentera.

El Ejecutivo incidió en la importancia de seguir cumpliendo las restricciones de cada fase, para no tener que volver atrás en el plan de desescalada. Una opción que quiere aclarar que no hay que descartar.

La “nueva normalidad”

A la fase 1 le precederá la fase 2 y a esta la fase 3, un plan de desescalada preparado por el Gobierno para llegar a lo que han llamado la “nueva normalidad“.

Si la aplicación de la fase 1 consigue los resultados marcados por el Gobierno, las comunidades tendrían la opción de pedir la entrada a la fase 2. Siguiendo en plan del Ejecutivo, el comienzo de esta fase se prevé para el próximo 25 de mayo.

La fase 2 establece nuevas medidas de protección. Se ampliaría la cantidad de personas que podrían mantener contacto social (exceptuando a las personas vulnerables). Así como el aforo de velatorios y bodas. Se abrirán al público los centros comerciales y todos los comercios, respetando el aforo limitado al 40 % y la distancia de dos metros entre clientes.

La restauración y la hostelería podrán ofrecer el servicio de mesas, garantizando la distancia de seguridad y limitando el aforo a un tercio del total. Estarán excluidos los bares de noche y las discotecas. Los cines, teatros, auditorios podrán reabrir sus puertas (con siento preasignado y limitación de aforo a un tercio).

Estos son los pasos marcados por el Gobierno para llegar a la última fase, la “nueva normalidad“, esta última fase no supone volver a la normalidad que la sociedad conocía antes del coronavirus. La última fase consistirá en el máximo alivio de restricciones que el Ejecutivo considera seguro hasta tener la vacuna.

La entrada en esta fase está prevista para el 8 de junio. Se ampliará de nuevo el aforo permitido en los velatorios y las bodas, así como el número de personas que podrán reunirse.

Los locales comerciales podrán abrir las zonas recreativas y se permitirá el uso de zonas comunes. El aforo estará limitado al cincuenta por ciento de su capacidad. También los locales de hostelería y restauración, verán ampliado su limite de aforo a la mitad de su capacidad. También se permitirá a los clientes estar en la barra, siempre y cuando se mantenga la distancia de seguridad.

Lo mismo ocurrirá con las actividades culturales que podrán aumentar su aforo a la mitad de su capacidad total. Los espectáculos, parques temáticos y de ocio al aire libre podrán abrir, sin sobrepasar las 800 personas sentadas. También se permitirá la vuelta a las playas, con medidas de distanciamiento y seguridad.

Este es el plan de desescalada que el Gobierno ha anunciado y que mantendrá los tiempos, siempre y cuando no hay un rebrote que obligue a dar marcha atrás.

2 comentarios en “La “nueva normalidad” de España

Queremos leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: