Ecuador: la canalla enzapatada por la derrota en «La Ley del Saqueo»

Finalmente, la “Ley del Saqueo” con la que Boltaire Moreno quien funge de presidente del Ecuador, aunque son otros quienes detentan el poder de dicha investidura, fue negada y archivada por la Asamblea Nacional del Ecuador por mayoría de votos, lo que muestra un fuerte resquebrajamiento en la relación política Gobierno – Asamblea, pues no le alcanzaron las alianzas.

Aún los propios infieles lentejeros* esta vez votaron en contra o se abstuvieron de votar por el malhadado proyecto de Ley, que pretendía únicamente dar cumplimiento a la receta planteada por el FMI, a la inmoral explotación de la clase laboral por parte del empresauriado, a la ambiciosa avaricia de la banca, y a la escandalosa condescendencia de la prensa corrupta.

>>La Otra Cara: Ecuador y Ley del Saqueo<<

Salvamos esta batalla, pero la guerra todavía no ha terminado, pues la fiera por ahora no muere. Eso sí, está herida mortalmente, y arremeterá con mayor ferocidad; ya se escuchan los lamentos de las élites que se sentían seguras de “ganar” con la eliminación de subsidios, de impuestos, de liberación para llevar sus capitales a paraísos fiscales, precarización laboral; en otras palabras de eliminar los derechos que la “canalla enzapatada”** hubo adquirido en los sucesivos gobiernos de la Revolución Ciudadana.

Los impuestos los deben pagar los que más tienen, para poder redistribuir la riqueza a través del aparataje estatal que provee para los más pobres los servicios de salud, educación y vivienda principalmente, a más de los servicios de pensiones para ancianos, huérfanos, viudas y discapacitados, eso se llama Responsabilidad Social.

>>El expolio de Ecuador perpetrado por atrevidos y arrogantes<<

Pero así no piensan quienes pretenden llevarnos de vuelta a la oscuridad de la recién pasada, larga y triste, noche neoliberal pues les repugna la idea de encontrarse con un indio Guamán, un negro Corozo o un cholo Tomalá que ostente un título de Phd obtenido en la Sorbona de París o en Salamanca. “Imposible” ese privilegio debe mantenerse reservado para los sobacos perfumados; para los otros siempre habrá forma de mantenerlos sometidos a cambio de una remuneración básica unificada (salario mínimo vital).

Esta clase poderosa que ostenta no solo los poderes económico y mediático, sino el poder político que ejercen a través de los títeres que ayudan a sostener en sus cargos, es la que no acepta que la gente pobre, los hijos de los obreros, de los migrantes, y alguno que otro bastardo de su propia vena, tenga acceso a la educación de calidad y nos llaman insolentes, vulgares, indios apestosos, negros vagos, cholos ladrones, y últimamente vándalos y subversivos, tratando en todo momento de mantenernos sojuzgados a sus intereses. Estos insultos despreciables no nos mancillan, son un aliento para erguirnos con altivez pero sin arrogancia y demostrar que el gobierno de Boltaire está clínicamente muerto.

Estos mismos poderes son los que financian y mantienen el lawfare contra los líderes populares Correa, Glas, Patiño, Pabón y ahora suman a Hernández, Aguiñaga, Rivadeneira y Marcela Holguín, no ha entendido Boltaire que haciéndoles el juego a sus patrones, solo conseguirá que el pueblo siga premiando en las urnas a sus auténticos líderes.

>>Lenín Moreno, la metástasis de Ecuador<<

Nosotros somos el pueblo y volveremos a reconstruir sobre las cenizas de los traidores, el Gobierno de la Revolución Ciudadana.

*Término atribuido coloquialmente a quienes se han vendido al Gobierno traicionando los intereses del pueblo por un “plato de lentejas”

**El pueblo que las élites mantienen sojuzgados en la ignorancia y la explotación laboral, la gente “patalsuelo” que ha aprendido a caminar con zapatos.

ElEstado.Net no tiene por qué compartir todo el contenido de los artículos que se publican en su Sección de Opinión.

Queremos leer tu opinión.