Ecuador: Moreno es el traidor y Romo la repartidora

Desde el 16 de marzo de 2020, hemos vivido tiempos nuevos, tiempos diferentes, tiempos de pandemia. Son  tiempos de una “nueva normalidad”, que se ha marcado historia con el confinamiento, el “quédate en casa”, el distanciamiento social y el uso de mascarillas, alcohol y la restricción de circulación de vehículos, amén del toque de queda.

Pero aún es notoria la subsistencia de la “antigua realidad”, esa que ni la pandemia ha podido modificar: la explotación laboral, los despidos y los actos de corrupción política, que afectan tanto a los ciudadanos como a sus instituciones públicas y privadas.

Mafiosos coludidos para robar medicinas destinadas al pueblo en forma gratuita y luego venderlas al mejor postor en el mercado negro, otros para comprar insumos médicos como mascarillas y bolsas para cadáveres hasta con el 1.000% de sobreprecio.

Todo con la anuencia de las autoridades que participaron en dichos actos, y peor aún con las mismas autoridades, repartiendo cual pastel, los centros de salud hospitalarios, a tal o cual grupo político, a cambio de votos en la Asamblea Nacional.

El gobierno de Lenín Boltaire Moreno, ha sido calificado por los ecuatorianos, como “el peor gobierno de la historia”. Hoy en día internacionalmente se ha reconocido también que este gobierno es el más corrupto de Latinoamérica, siendo también el peor gobierno en el manejo de la crisis pandémica del COVID-19.

Pues no sólo ha permitido que se cometan actos de corrupción, sino que los ha promovido  e incluso los ha encubierto. Ha sido también el empleador que más despidos ha realizado, dejando en el desempleo más de 500.000 ciudadanos, y no contento con eso, ha apoyado los despidos del sector privado, incluso para que no paguen indemnización alguna a los trabajadores.

Declaró que los funcionarios de salud son héroes (como efectivamente los son) para después despedirlos sin misericordia. Realmente se necesita ser héroe para trabajar sin los insumos necesarios para la protección personal y las medicinas que necesitan los enfermos, hay que ser héroe definitivamente para trabajar sin que te paguen el sueldo durante tres meses y en algunos casos hasta cinco.

Este gobierno está acabado, y no de ahora, sino desde hace mucho tiempo, pero la mafiosa confabulación políticos-banqueros-empresarios-prensa que son quienes mayor tajada han sacado con la desinstitucionalización del Estado, las prebendas tributarias y la permisión de negocios especulativos, salida de capitales, etc. Ellos son quienes lo sostienen, y deciden qué hacer y que no, a quien favorecer y a quien perseguir.

Ahora el Ecuador se apresta a ver cómo dentro de un mismo período presidencial de 4 años, se va a designar al 5to. Vicepresidente, el cual seguramente será la representante de los banqueros María Paula Romo, actual funcionaria que ejerce la represión y la persecución así como el reparto de cuotas políticas de poder a cambio de votos y apoyo al gobierno de Moreno.

¿Qué pasará después? La expectativa es que meses antes del término del período presidencial el traidor de Carondelet, renunciará a su cargo, inmediatamente asumiría la presidencia la ilegítima Romo, y bajo su pedido, la Asamblea Nacional procederá a designar al 6to. Vicepresidente, ¿qué tal? Un período de apenas 4 años con 2 Presidentes y 6 Vice-presidentes. El Ecuador de la era cuántica resultó ser el Ecuador más desastroso de toda la historia republicana.

elestado.net no tiene por qué compartir la totalidad del contenido de los artículos que se publican en alguna de sus secciones de opinión.

Queremos leer tu opinión.