Ecuador: traición y venganza convertidas en la dama de los sueños de Lenín Moreno

Este es el nombre de una de las prostitutas más famosas de la literatura española, a quien el noble Alfonso Quijano una vez que se le tostó el cerebro y trocó su identidad por la del caballero andante, quien en busca de una “dama” a quien ofrecer sus triunfos y victorias, rebautizó como Dulcinea, llenándola de platónico amor y honra infinita.

En el Ecuador cuántico, la traición y la venganza han sido convertidas en la dama de los sueños de Boltaire, quien a diferencia de don Alfonso, ni se le ha tostado el cerebro ni lo empuja noble causa, sin embargo tiene su Aldonza pero sin un solo rasgo de Ducinea.

Simplemente Aldonza sin haber recibido la honra que recibió aquella, y de ella y sus artes se ha valido para ejercer la más nefasta persecución judicial en contra del mejor presidente de la historia republicana del Ecuador desde el fin de la dictadura de los años 70; claro salvando al Dr. Rodrigo Borja Cevallos que hizo lo suyo a favor de las grandes mayorías en su presidencia social-democrática.

Boltaire, lucha contra el gigante Rafael que lo tiene aterrado, tal cual el Quijote contra los molinos de viento, mas en nuestra historia los perros no le ladran, pero lo acompañan, no hay Sancho que lo aconseje, ni rocín que lo traslade, es más, solo lo acompaña un triste burro que hasta para rebuznar tiene trabajo.

>>Licántropos y vampiros, los monstruos neoliberales de Ecuador<<

Los bandidos del mesón del Toboso, ahora con cargos en el gobierno, hacen de las suyas y allá y acullá solo hay latrocinios y despilfarros, destruyen a cada paso las monumentales obras de la Revolución Ciudadana, no hay mantenimiento a las carreteras, a los hospitales, a las hidroeléctricas, a los aeropuertos, a las escuelas del milenio, se quita el presupuesto a la educación, a la salud, a las becas, no hay atención de calidad en los hospitales públicos, no hay medicinas para ancianos ni discpacitados, los que sufren enfermedades catastróficas están condenados a muerte.

Los promotores de la debacle ecuatoriana, los herederos de los patriarcas de la componenda, los licántropos y vampiros, pensaron que así podrían levantarse con el país y han querido enterrar a Rafael Correa, sin acordarse de que es semilla, y que la Revolución Ciudadana no es una persona, somos millones, somos el pueblo del Ecuador.

>>Los herederos de los patriarcas de la componenda destruyen Ecuador, otra vez<<

Estamos vigilantes aguardando el retorno de los líderes de esta revolución que hoy están en prisión de manera ilegal e ilegítima, pronto volverá el Gigante Rafael, ese sí a fulminar los trapaceros y sus trapacerías y a recuperar la Patria, no necesita ser un caballero andante como los que describe Cervantes, porque es un revolucionario de la libertad hijo de Bolívar, de Alfaro, y heredero de sus espadas con las que derrotará una vez más a los opresores neoliberales que hoy mantienen y sostienen un gobierno con apenas 6% de aceptación, que ya está llegando a su fin.

Nunca más en ésta ínsula se vean bandidos del calibre de los que nunca gobiernan pero son gobierno detrás de sus títeres, nunca más la prensa corrupta, nunca más la banca chulquera, nunca más los empresaurios de sobacos perfumados y lacayos del imperio.

ElEstado.Net no tiene por qué compartir todo el contenido de los artículos que se publican en su Sección de Opinión.

Queremos leer tu opinión.