El cine y las dictaduras latinoamericanas.

 

No es secreto para nadie que Latinoamérica ha pasado por periodos fuertes y dolorosos, que de una forma u otra han dejado una mancha en la historia. Ya hemos hablado del la historia del cine latinoamericano, este séptimo arte le ha dado voz a aquellos que pensaron nunca serían escuchados.

Hay películas que han logrado captar y transmitir muy bien la realidad de esas épocas tan oscuras. Veamos cuales son estos filmes que han aportado a su  manera en la historia de este lado del continente.

Machuca (2004)

Una de las tantas películas chilenas dirigida por Andrés Wood. Cuenta la historia de dos amigos de tan solo 12 años que pertenecen clases sociales diferentes Gonzalo Infante y Pedro Machuca. Está ambientada en Chile durante 1973, durante los últimos meses del gobierno de Salvador Allende. Recordemos que en esos años también estaba plena Guerra Fría y los países, incluso sin ser participes, sufrían consecuencias. Se puede ver el sabotaje económico por parte de Estado Unidos, y la división económica y social.

Muestra las marchar de partidos izquierdista como MAPU, el Partido Comunista de Chile, Movimiento de Izquierda revolucionaria, etc. También se pueden ver la facción de derecha con el Partido Nacional y el Partido Demócrata cristiano.

Se ve a los burgueses y clases acomodadas como simpatizantes de la Derecha. Estos mostrando clara oposición al gobierno y se muestran clasistas, rechazando a las personas de clases más bajas. En una escena se puede la Marcha de las cacerolas vacías.

Todo esto no quita el diseño de producción de esta película. Tiene un buen manejo de colores, con tonos fríos y oscuros. Una banda sonora en la que resaltan la guitarra y el piano, inspirada en la música de aquella época. Con detalles simples que transmiten realismo y logran que uno pueda empatizar con nuestros protagonistas. Este drama histórico se ve desde la perspectiva de un niño, y como debido a las circunstancias pierde su inocencia.

Trópico de Sangre (2010)

Cinta dramática de cine independiente dirigida por Juan Delancer. Se desarrolla en los años cincuenta y cuenta la historia de las hermanas Mirabal. Enfocada principalmente en Minerva, cuenta como ella y sus hermanas fueron una amenaza para el dictador Rafael Trujillo.

Dede Mirabal única sobreviviente de las tres hermanas participa en la producción. Se puede resaltar la fotografía por Ricardo de Angelis y la musicalización de Manuel Tedaja. Utilizando locaciones reales, lo cual ayudan a su soporte. Tiene un pequeño problema de ritmo al principio, pero lo compensa la narrativa el resto de la película, que se vuelve muy atrapante.

Las hermanas se muestran con una fuerte personalidad y vitalidad. Tiene escenas de violencia sin llegar a lo grotesco. Es un filme sincero y con un mensaje. Sirve también como homenaje a las hermanas dominicanas, grandes participes del Movimiento Clandestino contra el gobierno de ese entonces.

Hermanas Mirabal.
     Hermanas Mirabal.
La noche de los 12 años (2018)


Esta coproducción dirigida por Álvaro Brechner. Despojada del entorno político, se centra en lo que vivieron José “pepe” Mujica, Mauricio Rosencof, y Eleuterio Fernández. Drama que muestra la violación de derechos humanos por parte de la dictadura militar uruguaya en 1973, y de cierta manera enriquecer al cine hispanohablante.

Ganadora de premios por mejor guión adaptado y mejor sonido. Pese al ritmo un poco lento, resalta en los escenarios y la fotografía, con un buen lenguaje cinematográfico. Brechner se toma algunas libertades, sin embargo se puede palpar el prolongado tormento de nuestros protagonistas.

El reparto hace un buen trabajo haciéndonos empatizar con ellos. Algunos tonos de humor que sirven para aliviar la angustia y tensión que transmite la película la mayor parte del tiempo.

Recordemos que Pepe Mujica y Rosencof son actualmente grandes figuras de la política en el país uruguayo, siendo esto una clase de justicia poética.

La noche de los lápices (1986)
Mural dedicado a la memoria de La Noche de los lapices en la biblioteca del Colegio Nacional de La Plata Rafael Hernandez
Mural dedicado a la memoria de La Noche de los lapices en la biblioteca del Colegio Nacional de La Plata Rafael Hernández.


Crudo filme bajo la dirección de Héctor Olivera y producción de Fernando Ayala. Enfocada en los estudiantes de La Plata, secuestrados por el gobierno de Jorge Rafael Videla. Cinta muy reconocida en el cine argentino.

Esta producción pese a su bajo presupuesto logra su cometido; transmitir un mensaje. Basada en los testimonios de Pablo Díaz, sobreviviente de las torturas y abusos del régimen.

Sin duda la historia es su fuerte, nos relata las penurias y condiciones inhumanas a las que fueron sometidos. Gracias a los encuadres y planos la película logra ganar cuerpo, pues son usados estratégicamente. La música tiene aciertos, pues realza los acontecimientos y diversas escenas. Se puede describir como un drama histórico, donde el salvajismo por parte de la CNU y la Triple A son claramente participes.

Las cintas, más allá de la política, logran mostrar qué tan lejos pueden llegar algunas personas por el poder. Como los derechos humanos pueden ser revocados a conveniencia.

Todos estos dramas, algunos con más libertades que otros, manifiestan a su manera la tiranía por la que han pasado nuestros hermanos latinoamericanos. El cine a su manera logra transmitir un mensaje, sentimientos y no dejar en el olvido estos no tan gratos momentos de la historia.

Queremos leer tu opinión.