Escalada de violencia contra los Menores Extranjeros No Acompañados en Cataluña

En los últimos días en Cataluña se vienen dando episodios de violencia hacia varios centros de acogida de MENAs (Menores Extranjeros No Acompañados), llegando a extremos en los que la integridad de los menores y los monitores de los centro estuvo en peligro.

Esta escalada de violencia comenzó con un escrache frente al centro donde son acogidos los MENAs en Canet de Mar, los vídeos de estos actos son publicados en distintas cuentas alienadas en algunos casos con la extrema derecha.

El siguiente caso lo encontramos en el mismo centro antes referido. Fue la entrada de un hombre armado con un machete al centro en el que viven 50 menores. El agresor fue detenido por amenazas y tras declarar ante el juez, quedó en libertad con cargos,  por suerte no hay que lamentar desgracias personales ante esta agresión.

En declaraciones la alcaldesa Blanca Arbell sostiene que “hay grupos malintencionados con ideologías no muy democráticas que generan una alarma ficticia”. Para Arbell “se están vertiendo mentiras y barbaridades en redes sociales”, y esto es uno de los detonantes para que un joven del pueblo quisiera tomarse la justicia por su mano, concluyendo con la petición de que se denuncien hechos concretos ante las autoridades, ya que hasta ese momento no existe ninguna denuncia ante la policía local.

Pero la cuestión no acaba aquí. El pasado sábado se informó de que 25 encapuchados según fuentes policiales y de la Generalitat, entraron en un centro de acogida en la localidad Castelldefels saldándose con uno de los menores teniendo que ser trasladado al hospital de Villadecans según las mismas fuentes, y dos educadores atendidos por contusiones, aparte de desperfectos materiales en el interior del inmueble.

En días posteriores el acoso al centro fue continuado con grupos de hasta 60 personas que se concentraron frente al centro, incluidos jóvenes que habían participado el día anterior en los altercados

Ante estos acontecimientos la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado se personará como acusación popular para que se garanticen los derechos de los menores, y se depuren responsabilidades ante esta escalada de ataques racistas, la misma organización solicitó a la Generalitat de Cataluña una reunión para tratar estos graves acontecimientos.

El día  11 de marzo fue convocada una concentración en Castelldefels en repulsa contra el ataque que reunió a cerca de 300 personas. Dicho acto fue saboteado por cerca de un centenar de personas que lanzaban consignas contra los menores como “fuera los ladrones de mi barrio” grito respondido por los antirracistas con “fuera fascistas de nuestros barrios”.

Por otra parte desde otros medios, se está dando voz a los agresores, utilizando titulares incendiaros hablando de “declaración de guerra”y “que se vayan”. En otros medios se entrevista a uno de los jóvenes que participaron en los incidentes de Castelldefels y se encuadra con un titular que reza “O ellos o nosotros”.

Finalmente después de los incidentes, el traslado de los menores previsto para dentro de unos días tiene que verse acelerado, y el propio secretario de igualdad, migraciones y ciudadanía, Oriol Amorós, tacha estos incidentes de “muy graves” y “condenable sin defensa ni explicación posibles”, para después aclarar que estos actos “no responden en nada a lo que es la sociedad catalana”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: