Los escribas, soldados y ladrones que truncan la libertad de América Latina

En tiempo del Hijo de Mariam, la palabra “escriba” designaba a una clase de hombre a quien se había instruido en la Ley. Los escribas amaban los aplausos de los hombres y los títulos altisonantes. Él diría de ellos: “hipócritas, raza de víboras

La soldadesca en cambio, de instrucción nada tenían eran todos “agramaticae e idiotae” ruines y borrachos.

Los ladrones (fures) eran los facinerosos, incultos, infames, capaces de cualquier cosa con tal de obtener el objeto de sus afanes o los favores de sus jefes.

Estas tres clases que he descrito en líneas anteriores, poco distan de los actuales Camacho, Kalimán, Añez en su orden en cuanto a la república Plurinacional de Bolivia, a este grupo se suman en el mismo orden Romo, Jarrín y Moreno en Ecuador, ni que se diga en Venezuela con López, Guaidó y los hijos bastardos de “La Carlota”.

>>Nicolás Maduro logra vencer a Juan Guaidó en la disputa por el relato político<<

Sálvate a ti mismo, le gritaban los escribas; si tú eres rey sálvate a ti mismo gritaban los soldados y finalmente uno de los ladrones le increpaba con insultos que se salve y los salve también a ellos.

Acaso no es lo mismo que han hecho ahora con Maduro en Venezuela, con Evo en Bolivia y con Rafael en Ecuador porque siempre desde tiempos inmemoriales ha sido el mismo trío: los escribas (políticos derrotados) los soldados (militares ambiciosos) y los ladrones (autoproclamados y traidores), los que han ido en contra de quienes de manera legítima solo han procurado el bienestar de los oprimidos, quitando las prebendas a los opresores.

Las mismas cualidades de ayer las vemos hoy, hipócritas, traidores, ambiciosos, envidiosos, ruines, “agramaticae e idiotae” resumiendo, hacemos presente las palabras del mártir del Gólgota hipócritas, raza de víboras.

>>Gobernar para el pueblo y la nacionalización del litio, las condenas de Evo Morales<<

Ya no usan la cruz como instrumento de muerte, sino el lawfare y los golpes de estado, para procurar la muerte política de aquellos a quienes nunca han logrado vencer en las urnas democráticas repletas del voto popular que hoy más que nunca está junto a sus líderes, pues los “pensadores”, los “represores”, los traidores y los “autoproclamados” solo han logrado con sus inacciones, mantener vivo el liderazgo de los grandes, de los herederos de Atahualpa, de Guaicaipuru, de Túpac Katari, de Bolívar, de Chávez, de Martí, de Fidel y de Alfaro, porque eso son los líderes de los pueblos libres de América, esos son: Maduro, Rafael y Evo.

Benito Juárez y López Obrador quedan por ahora en un tambo del corazón, en un recodo de mi mente y al filo de la pluma (teclado) para una próxima entrega.

Viva América Libre, de los hipócritas, de las víboras y del “idiotae e agaramaticae

ElEstado.Net no tiene por qué compartir todo el contenido de los artículos que se publican en su Sección de Opinión.

Queremos leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: