¿Existe dictadura en Venezuela?

Se ha venido posicionando en el imaginario social que en Venezuela hay una dictadura. Dictadura es una palabra de harta complejidad como para ser expresada con tanta soltura como lo hacen al referirse a Venezuela. Veamos la realidad.

  • En una dictadura no hay división de poderes.

En una dictadura no existe poder legislativo ni judicial, mucho menos electoral. Los poderes se concentran en una sola persona; las leyes y el poder judicial están a cargo de una junta militar cuando la dictadura la ejercen las fuerzas armadas. En Venezuela sí hay división de poderes: Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Poder electoral y Poder Popular. La Asamblea Nacional─poder legislativo─ desde 2015 está controlada por la oposición. El poder judicial está ejercido por el Tribunal Supremo de Justicia y el poder electoral por el Consejo Nacional Electoral. Cabe mencionar que en 2015 la Asamblea incurrió en desacato por querer posesionar a 3 asambleístas de quienes se evidenció fraude. El TSJ asumió las funciones de la AN temporalmente en virtud del desacato. No es como la oposición manifiesta que se intentó un golpe de Estado judicial.

>>¿Es Venezuela una dictadura? Comparación con el franquismo<<

  • En una dictadura no hay elecciones.

En Venezuela sí hay elecciones. Algunas de esas elecciones las ha ganado el oficialismo y otras la oposición. En 2015, por ejemplo, la oposición (Mesa de la Unidad Democrática) obtuvo 112 escaños y el chavismo 55. En las regionales de octubre de 2017 el oficialismo y aliados ganaron 18 gobernaciones y la oposición ganó 5 gobernaciones. En las municipales la oposición obtuvo 29 alcaldías y el oficialismo y aliados 306.  Para las elecciones de Asamblea Constituyente la oposición no se postuló arguyendo que ésta es ilegal, lo cual es falso, el articulo 348 le da la facultad al presidente a convocar a una ANC: La iniciativa de convocatoria a la Asamblea Constituyente podrán tomarla el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros”.

La oposición reclamó el hecho de no haber convocado a referéndum al pueblo para que este decida si deseaba o no una asamblea constituyente, tal como se hizo en 1999. El motivo de no hacerlo fue que en la Constitución vigente de entonces, la de 1961, no existía ningún mecanismo para convocarla, no obstante Hugo Chávez, en un acto de voluntad política decidió hacer aquel referéndum. En la constitución actual no está estipulado llamar a referéndum para decidir la convocatoria a Asamblea Nacional Constituyente.

La oposición dice también que el CNE no es una institución independiente sino obsecuente con el gobierno. Sin embargo, prueba de la independencia son los diferentes resultados que le han dado el triunfo tanto a organizaciones bolivarianas como a organizaciones de oposición como sucedió en 2015, cuando la oposición tuvo mayoría. Además de que en cada elección hay observadores internacionales como lo hubo en las últimas elecciones de mayo, entre ellos José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente de España desde 2004 hasta 2011.

>>Radio 5, medio público de España, da una clase magistral de parcialidad sobre el golpe en Venezuela<<

El supuesto fraude que continuamente denuncia la oposición es algo que a día de hoy no han podido probar en ninguna de las elecciones realizadas, ni en el gobierno de Hugo Chávez, mucho menos en el de Nicolás Maduro. Cuando los resultados no les favorecen hay fraude, pero cuando ganan alcaldías, gobernaciones y la Asamblea ahí no existe el fraude.

  • En una dictadura no hay libertad de expresión

En una dictadura no se admite por ningún motivo prensa disidente u opositora. En Venezuela según datos oficiales de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones de Venezuela (Conatel), se cuentan las siguientes concesiones activas: 262 son concesiones de FM comunitarias, 98 son concesiones de FM públicas  y, 516 son concesiones de FM privadas; 171 son concesiones de AM privadas, 21 son concesiones de AM públicas. En el caso de la televisión: 44 son estaciones de TV comunitaria, 96 son estaciones de TV públicas, 198 son estaciones de TV privadas. De la prensa escrita: 98 diarios son privados y 7 son públicos. Algunas dictaduras en Latinoamérica nos han demostrado que pueden controlar los medios de comunicación, para que estos se han cómplices y encubridores de sus atrocidades. Así por ejemplo, durante la dictadura de Pinochet, los medios como El Mercurio, La Segunda y la TV eran el brazo publicitario del horror.

  • En una dictadura se viola los derechos humanos

Las dictaduras generalmente tienen un sistema de violación de derechos humanos: asesinatos extrajudiciales, desapariciones, persecución a opositores. En la dictadura de Argentina de 1976, se estima que hubo 30000 desapariciones, incluyendo el robo de niños. En la dictadura de Chile de 1973,  hubo alrededor de 28259 víctimas de prisión política y tortura, 2298 ejecutados y 1209 detenidos y desaparecidos. Si bien, en Venezuela, ha habido algunos excesos policiales, esto no se puede comparar con las verdaderas dictaduras que han azotado nuestro continente. A eso se añade el carácter violento de la oposición (con las guarimbas por ejemplo), cuyas “manifestaciones pacíficas” han desembocado en daños a bienes públicos, caos social, quema de chavistas en las calles…

En cuanto al opositor político Leopoldo López, que tiene prisión domiciliaria, y de quien cierta prensa dice que es un “preso político”, la verdad es que fue acusado por incitación pública a la violencia (instigación pública, daños a la propiedad, incendio y asociación para delinquir) en las manifestaciones de 2014, que provocaron la muerte de 43 personas y cientos de heridos. Otro ejemplo de violencia fue lo perpetrado por el opositor y policía disidente, Óscar Perez, acusado de terrorista por lanzar granadas en el edificio del Tribunal Supremo de Justicia.

>>Venezuela y Cataluña, hermanas en la ignominia<<

Juan Guaidó se declara presidente interino de Venezuela y sigue caminando campante por las calles del país. ¿Se imaginan en la dictadura pinochetista de Chile, si algún opositor se autoproclamaba presidente? No vivía para contarlo. Además, eso de presidente interino o encargado de Venezuela, es una figura que no consta en al artículo 233  de la constitución que el diputado señala. Dicho articulo se aplicaría en caso de muerte, enfermedad, abandono del cargo, destitución del TSJ, o revocatoria popular; y nada de eso ha pasado. El reconocimiento descarado de Donald Trump y sus aliados no legitiman ni legalizan nada.

A propósito de la injerencia de Estados Unidos en Venezuela, ¿se han preguntado por qué el gobierno nunca objetó nada a los verdaderos dictadores de américa latina? Stroessner y Federico Franco (Paraguay), Batista (Cuba), Somoza (Nicaragua), Vargas y Michel Temer (Brasil), Trujillo (República Dominicana), Videla (Argentina), Roberto Micheletti, Pepe Lobo y Juan orlando Hernández (Honduras) y Pinochet (Chile).

La historia evidencia que Estados Unidos no combate dictadores siempre que estos sirvan a sus intereses de saquear los recursos de sus pueblos, y mientras en Venezuela exista un presidente que no se subordina y defiende la soberanía, intentarán de todas las formas posible un golpe de estado.

Psicólogo Clínico de profesión, con estudios en geopolítica y periodismo digital. Me encanta la lectura y la escritura. Escribo poesía, microcuentos y artículos de política nacional el internacional.

Fabricio Eras Bustamante

Psicólogo Clínico de profesión, con estudios en geopolítica y periodismo digital. Me encanta la lectura y la escritura. Escribo poesía, microcuentos y artículos de política nacional el internacional.

Queremos leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: