La explotación laboral de Glovo como responsable de la muerte de uno de sus riders

La muerte del joven nepalí de 22 años, ‘rider‘ de la empresa Glovo, pone en relieve una de las situaciones que están asolando el panorama nacional, la precariedad laboral que empieza a rayar en la esclavitud.

Ayer los compañeros del trabajador fallecido, los riders de Barcelona de Glovo, con el apoyo de otros colectivos y entidades, como las KellysBCN, Elite Taxi y ANC Bombers, se reunieron frente al centro de operaciones de la empresa. Allí cortaron la calle con sus bicicletas y realizaron una hoguera con las bolsas del trabajo.

Del mismo modo los trabajadores de Glovo, Uber y Deliveroo salieron a protestar unidos por Madrid  «en nombre de nuestro compañero fallecido«.

Queda patente la indignación por las condiciones laborales, y con el modelo de negocio de Óscar Pierre, como señaló un compatriota del trabajador fallecido: «Somos los nuevos esclavos del siglo XXI. Trabajamos en condiciones indignas y el cansancio provoca accidentes».

Según comentó para la agencia Efe Javier Morata, extrabajador de la empresa, «los inmigrantes todavía cobran menos que los nacionales, porque como no tienen papeles no facturan directamente a la empresa sino que lo hacen a través de intermediarios que se llevan una comisión».

Hoy mientras aún se oyen gritos de ‘esclavista‘, sigue sin comparecer ningún directivo de la empresa, que simplemente ha lanzado un comunicado a través de Twitter, nombrando al suceso como «accidente de tráfico«, pero eludiendo todo tipo de responsabilidad laboral.

Queremos leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: