El feminismo como motor de la ruptura del sistema

Contenido dedicado a Valentina Gallina, mujer argentina de 19 años, asesinada por su pareja. En la autopsia se reveló que sufría de violencia de género.

Desde la conformación del feminismo como propuesta teórica y política, es importante resaltar sus distintos postulados, estos nos han permitido enmarcar las luchas de las mujeres en distintas latitudes y tiempos.

En ese sentido, el feminismo es el resultado de luchas sociales y políticas, en las que las mujeres han sido protagonistas de movimientos sociales y revoluciones, por la dignificación del ser mujer.

En sus inicios, el feminismo se planteó como lucha por la exigencia de la igualdad de derechos y el reconocimiento político y social como ciudadanas, como sujetas políticas.

>>El feminismo en la política y en la realidad<<

El feminismo se ha nutrido de las demandas, necesidades y exigencias de las mujeres, desde reclamar su derecho al voto, hasta la abolición de la esclavitud racial y la explotación laboral.

Por lo cual, cuando hablamos de feminismo como cambio social, nos remite a pensarlo desde su desarrollo histórico y las distintas formas en qué las mujeres se cuestionaron la dominación patriarcal, capitalista y colonialista. Estos sistemas las han despojado de la posibilidad de construir una subjetividad femenina sustentada en la liberación del ser,  así como a plantearse otras formas de relación social y  humana.

El feminismo ha sido abrazado por una diversidad de mujeres que hoy en día han buscado respaldar su liberación política, social y cultural, construyendo un movimiento socio-político que centra a la mujer como sujeta política, capaz de proponer otras formas de entender la sociedad, fuera de la estructura patriarcal capitalista.

La propuesta del movimiento feminista como cambio social se debe precisamente a la necesidad que tienen las mujeres de romper con siglos de opresión, así como a posicionarse políticamente dentro del espacio público, desafiando las estructuras de un Estado patriarcal liberal, que se rehúsa a reconocer los aportes que históricamente han contribuido las mujeres dentro de la sociedad.

>>Aciertos y errores de la IV ola del feminismo<<

Además de ello, en pleno siglo XXI observamos la disputa que sigue vigente en nuestros países, desde un un Estado que refuerza la idea de mujer sumisa, tutelada y despojada de su propio cuerpo.

Un movimiento feminista que cada vez más confronta a ese Estado, desde la exigencia de un alto a la violencia machista hasta la despenalización del aborto. La toma de calles y manifestaciones masivas son los medios con los que las mujeres de distintas generaciones han decidido no dar vuelta atrás a lucha por la reivindicación de una vida digna para todas las mujeres, sin importar edades.

Y sin ánimos de marcar un retroceso dentro del movimiento feminista, aún queda un largo camino por recorrer, quizás necesitamos nutrir este movimiento feminista con más contenido político que pase de la mera exigencia de derechos, para plantear la destrucción ese Estado patriarcal capitalista, que sigue solo dándonos migajas.

elestado.net no tiene por qué compartir la totalidad del contenido de los artículos que se publican en su sección de opinión.

Queremos leer tu opinión.