Full Moon Fever: la consagración de Tom Petty

Tom Petty fue y es, a pesar de su fallecimiento en octubre de 2017, uno de los artistas más carismáticos de los Estados Unidos. Con más de cuarenta años sobre los escenarios defendiendo un sonido característico asociado a una voz igualmente reconocible, es curioso que en España no haya conseguido penetrar en el oyente de una forma más directa.

Ya sea al frente de sus casi inseparables Heartbreakers, en solitario, con Mudcrutch o con la superbanda Traveling Wilburys, Tom Petty ha ido dejando huella desde la década de los 70 hasta el día de su muerte. Seguirá trascendiendo en años venideros porque sus grabaciones seguirán presentes, creando escuela e influyendo a nuevas generaciones que tengan entre sus principales aficiones escuchar música.

Hoy quiero hablaros de uno de los trabajos más importantes del artista: Full Moon FeverPorque si Tom Petty ya era un artista importante antes de aquel inspirado álbum de 1989, con él abrió las puertas del cielo gracias al brillo de sus melodías y a la calidad de sus canciones.
Porque claro, ya había llamado la atención con pildorazos de la talla de «American Girl», de su notable debut, y con álbumes de calidad como «Damn The Torpedoes» y «Hard Promises», vendiéndose muy bien cada uno de ellos, pero la explosión definitiva coincide con su primera obra como solista. Solista entre comillas.

Contexto del álbum

Tras el álbum «Let Me Up (I’ve Had Enough)» de 1987, que ni fue el más exitoso junto a los Heartbreakers, ni trascendió en las listas como venían haciendo los anteriores álbumes, ni tampoco vendió como se esperaba, Tom comenzó a rondar la idea de hacer un álbum en solitario, aunque también tuvo la oportunidad de unirse a George Harrison, Roy Orbison, Jeff Lynne y Bob Dylan para crear los Traveling Wilburys. Algunos de ellos serían fundamentales para este primer lanzamiento de Petty al margen de su banda.

Aunque Full Moon Fever está catalogado como su primer trabajo en solitario, lo cierto es que varios de sus compañeros de los Heartbreakers, como el teclista Benmont Tench o el bajista Howie Epstein, participan en él, pero es que además, su inseparable mano derecha, el guitarrista Mike Campbell, es quien más aporta al álbum mediante su instrumento y haciendo también las labores de coproducción junto a Tom y Jeff.

Grabación y sonido

La grabación del mismo tuvo lugar principalmente en los M.C. Studios de Campbell, utilizándose algunos otros para su acabado. Su confección estuvo marcada por la mano y el estilo del multiinstrumentista Jeff Lynne (Electric Light Orchestra, Traveling Wilburys), quien en sus labores de coproductor ayudó a perfeccionar el sonido, siendo éste más cristalino, algo que quizá pudo ayudar a la asimilación de las canciones por parte del oyente.

Tom Petty afirmó que fue un disco grabado bajo una atmósfera agradable en la que estuvo rodeado de grandes músicos amigos, sin embargo también ha tenido que lidiar con la opinión de sus compañeros en los Heartbreakers, que aunque la mayoría participa aquí, no entendían que quisiese desmarcarse de ellos, y tampoco les agradaba la idea de tener que tocar estas canciones en un futuro dentro de las giras de la banda.
Lo que ellos no sabían es que la calidad de estas canciones haría que los Heartbreakers también se beneficiaran de alguna u otra manera.

En «Full Moon Fever» se incluyeron un total de doce canciones, si bien es cierto que en las sesiones de grabación se finalizaron unas cuantas más que se quedaron en el tintero. Todas ellas llevan la firma de Tom Petty, salvo en la versión «Feel a Whole Lot Better» de The Byrds. Contó con la ayuda de Jeff Lynne, siendo coautor de varias composiciones, y del guitarrista Mike Campbell, que también aportó ideas en dos títulos capitales.

Lo que encontramos aquí es básicamente heartland rock con melodías pop, algún deje de country rock y leves elementos folk. Es una propuesta muy habitual del artista, acostumbrado a vestir su música con influencias estadounidenses y británicas, aunque aquí se ha buscado un sonido más pulcro, con la ausencia casi total del llamado power pop.

Los singles

Se extrajeron nada más y nada menos que cinco singles: «I Won’t Back Down», «Runnin’ Down A Dream», «Free Fallin», «A Face In The Crowd» y «Yer So Bad». Todos ellos tuvieron presencia en las listas de los Estados Unidos, y algunos se convirtieron en éxitos instantáneos de la carrera del músico.

«I Won’t Back Down» es un pelotazo de menos de tres minutos que cuenta con unas melodías realmente sublimes. Aquí colabora George Harrison con su guitarra acústica y haciendo coros. Consiguió ser número uno en la lista Mainstream Rock del Billboard, y alcanzó el doce en la general.

«Runnin’ Down A Dream» , compuesta por Petty, Lynne y Mike Campell, es probablemente el título más rockero del álbum, conteniendo un final realmente apoteósico en el que las guitarras de Mike se vuelven incendiarias.  También fue número uno en la lista Mainstream Rock, pero no llegó al top 20 (23) en la general del Billboard.

«Free Fallin» es quizás la canción más universal de Tom. En ella se encuentran referencias a la ciudad de Los Ángeles, mientras los músicos plasman elementos de diferentes estilos musicales durante sus algo más de cuatro minutos de duración. Como los dos primeros singles, alcanzó el número uno en la lista específica Mainstream Rock del país, pero tuvo mucho más recorrido en las prioritarias. Alcanzó el 7 en la general del país, el 5 en Canadá y el 4 en Nueva Zelanda.

«A Face in the Crowd» obtuvo resultados más modestos, al igual que «Yer So Bad», aunque ambas canciones resultan ser también pilares fundamentales del repertorio del álbum, siendo quizá la segunda de ellas más destacable.

¿Y el resto del álbum?

El resto de composiciones del álbum rayan a muy buen nivel, pero es cierto que la primera mitad del mismo es tan arrollador que el buen hacer del segundo se ve eclipsado ante tanta grandeza. En esa primera mitad todavía se encuentran «Love Is A Long Road» y «Feel a Whole Lot Better», la ya citada versión de The Byrds, y que no parece tan necesaria en un disco que es sumamente brillante con las composiciones propias del artista.
De la segunda mitad sobresalen «Depending on You» y «The Apartment Song», ambas con un ritmo ágil y melodías vocales maravillosas, y por supuesto ese final reservado para «Zombie Zoo», en la cual colabora el bueno de Roy Orbison. Su inclusión en los coros adquiere una connotación muy especial, y es que Orbison falleció antes de que «Full Moon Fever» se lanzase al mercado en abril de 1989.

Repercusión

Aunque Tom Petty es un artista que poco a poco se fue acostumbrando a buenas cifras de ventas en su país, lo cierto es que con Full Moon Fever su trayectoria cobró otra dimensión. Con él, hasta el momento ha obtenido cinco discos de platino en los Estados Unidos, seis en Canadá y uno de oro en el Reino Unido.
El disco escaló hasta el número 3 en las listas de Estados Unidos y al 8 en los UK Charts, por lo que ha tenido un gran impacto en los dos principales mercados musicales a nivel global.

Las cifras obtenidas con «Full Moon Fever» repercurtieron positivamente en su futuro, ya que su siguiente trabajo con los Heartbreakers, «Into The Great Wide Open» (1991), también se convirtió en superventas, y el Greatest Hits publicado en 1993 ha llegado a conseguir el disco de diamante en su país, es decir, 10 discos de platino. Casi nada.

*En el clip aparece Ringo Starr a la batería, a pesar de que no participa en todo el disco.

Tracklist y créditos

  1. Free Fallin’ (Petty/Lynne)
  2. I Won’t Back Down (Petty/Lynne)
  3. Love Is A Long Road (Petty/Campbell)
  4. A Face In The Crowd (Petty/Lynne)
  5. Runnin’ Down A Dream (Petty, Lynne/Campbell)
  6. Feel A Whole Lot Better (Gene Clark)
  7. Yer So Bad (Petty/Lynne)
  8. Depending On You (Petty)
  9. The Apartment Song (Petty)
  10. Alright For Now (Petty)
  11. A Mind With A Heart Of It’s Own (Petty/Lynne)
  12. Zombie Zoo (Petty/Lynne)
  • Tom Petty: voces, guitarras acústicas y eléctricas, teclados, pandereta y palmas.
  • Mike Campbell: guitarras, bajo, mandolina y teclados.
  • Jeff Lynne: bajo, guitarras, teclados, coros y palmas.
  • Phil Jonesbatería y percusión.

Han colaborado…

  • George Harrison: guitarra acústica y coros en «I Won’t Back Down».
  • Jim Keltner: batería, maracas y pandereta en «Love Is A Long Road».
  • Howie Epstein: coros en «I Won’t Back Down» y «Love Is A Long Road».
  • Benmont Tench: piano en «The Apartment Song».
  • Kelsey Campbell: aullido en «Zombie Zoo».
  • Roy Orbison: coros en «Zombie Zoo».
  • Alan Weidel: palmas en «Feel A Whole Lot Better».

Producido por Tom Petty, Jeff Lynne y Mike Campbell. Grabado principalmente en los M.C. Studios, utilizando además los Rumbo Studios, Sunset Sound, Devonshire Studios, Conway Studios y Sound City Studios para grabaciones adicionales.

Redactor cultural en ElEstado.net.

La música corre por mis venas. Nunca dejo de leer y aprender cosas nuevas al respecto.

Richy Fernández

Redactor cultural en ElEstado.net. La música corre por mis venas. Nunca dejo de leer y aprender cosas nuevas al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: