Gimnasio Municipal General Moscardó

Perdón.

Ya no se llama así, en su día le quitaron (solo) lo de general.

Pero pese a ser municipal, sigue manteniendo el nombre como homenaje al traidor faccioso que se sublevó en Toledo. La falta de información o, directamente la ignorancia de muchos de nuestros ediles lo consintió, y todavía lo continua tolerando. Al igual que el infame aguilucho franquista que ¿adorna? su fachada.

Les cuento. Al margen de esto, que sigue sin solución, nuestro querido Ayuntamiento (y lo de querido lo digo sin retintín, que quede claro que este humilde gimnasta les votó y está de acuerdo y apoya el 95% de sus actuaciones), nos dice a primeros de año mediante unos carteles en las instalaciones que era necesario en el futuro domiciliar el pago.

A lo que nosotros, simples usuarios (y a veces sufridores de las vetustas instalaciones), respondimos (con la colaboración de otros usuarios de Pradillo) a esta, a nuestro entender, caciquil y dictatorial medida con un escrito que para su mejor comprensión prefiero no resumir, y que transcribo integro a continuación, por supuesto acompañado de un numerosísimo pliego de firmas:

«Estimada Excelentísima Señora Alcaldesa:

Los abajo firmantes, usuarios de las instalaciones deportivas municipales de este ayuntamiento que Vd. tiene el honor de dirigir, respetuosamente le manifestamos nuestra disconformidad ante la imposición de la medida que obliga a todos los usuarios, con un límite de plazo hasta el próximo 31 de mayo, a domiciliar el abono de los recibos correspondientes a cada actividad desarrollada en las ya citadas instalaciones.

Consideramos que la aplicación taxativa de esta medida (cuyo fin último por lo apreciado en casos similares suele conllevar la consecuente eliminación de personal, aunque queremos pensar que quizás a Vd. no se lo presentaron como objetivo principal), lejos de favorecer a los usuarios como pomposamente encabezan (no más colas ni esperas), acarrea una serie de incomodidades y trastornos, dependiendo de las circunstancias de cada cual, que entendemos no deben sufrir. Apreciamos y agradecemos, y le felicitamos por ello, el esfuerzo que su ayuntamiento está haciendo para la reducción de su deuda, pero con sinceridad creemos que prescindir de estos funcionarios no es el camino. El Estado de la Nación y la misma Comunidad permiten todavía el pago en metálico, no vayamos en esto por delante.

Piense que existen ciudadanos que no tienen cuenta corriente, o no la tienen individual, o no pueden disponer de ella, o no quieren dar explicaciones, o por seguir con la anáfora, no quieren cambiar sus benditas costumbres.

Le rogamos reconsidere por favor la anunciada medida, y entretanto, reciba Vd. un cariñoso y cordial saludo».

Nos respondieron inmediatamente, agradeciendo nuestro escrito, y explicando sus razones de economía del personal y aduciendo que así no habría “colas” y nos atenderían mejor, aduciendo que:

«Conforme a la modificación, publicada en el B.O. del Ayuntamiento de Madrid de fecha 17-11-2017, en el artículo 9 del anexo del Acuerdo de establecimiento de precios en espacios públicos, referido a la gestión de los precios, se establece lo siguiente:

Las cuotas de periodicidad mensual de actividades dirigidas y Abonos Deporte Madrid deberán abonarse mediante domiciliación bancaria, debiendo los interesados comunicar a la Administración del mes siguiente a aquel en que se proceda Municipal los datos precisos para proceder a dicha domiciliación. Las domiciliaciones surtirán efectos (sic) a partir del mes siguiente a aquel en el que se proceda a la comunicación de los datos correspondientes, si la misma se realiza entre los días 1 y 15 de cada mes, y a partir del segundo mes posterior, si dicha comunicación tiene lugar entre los días 16 y último del mes.

La primera cuota mensual a abonar de una actividad deportiva dirigida o Abono Deporte Madrid podrá ser abonada en metálico o mediante tarjeta bancaria. Se establece un periodo transitorio hasta el 31 de mayo de 2018 para solicitar los datos precisos para proceder a la domiciliación de aquellas personas».

Y unos días después tuvieron la amabilidad de recibir a nuestros representantes cortésmente, trato que por descontado, agradecemos. Desde entonces un par de reuniones, y sinceramente no parece que nos vayan a hacer mucho caso (vuelva Vd. mañana, Larra dixit). No han vuelto a contactar con nosotros, y por desgracia el 15 de mayo está ahí al lado.

Y eso que nosotros tampoco entramos demasiado en lo injusto de la medida; que como cualquiera también puede comprender, si te lesionas, o te vas de viaje, o te trasladan en tu empresa, o te mueres, todo esto lo tienes que hacer (obligado por el Excelentísimo Ayuntamiento), indefectiblemente ANTES DEL DIA 15. Porque si no estás bien jodido; te cobran igual.

En resumen, o pasas por el aro, o te buscas un gimnasio privado. Y nos parece un abuso, una falta de respeto a los derechos de los usuarios (a los que por cierto ya se ha cobrado a los que procede la totalidad de la matricula anual – antes de la publicación de este “edicto”-).

Por desgracia, parece no tenemos más remedio que constatar que de algún metafórico modo, con la Iglesia hemos topado, y que continúan en su línea de una antigua prepotencia, como por ejemplo, manteniendo también año tras año su inveterada costumbre de cerrar casi todas las instalaciones deportivas municipales en Madrid, sí, sí, agárrense… ¡EN AGOSTO!

Pero para qué pensar en que en esta época de crisis hay muchos usuarios que no se van a poder permitir salir de vacaciones fuera de Madrid, que entre ellos perviven además muchos jubilados a los que les resulta todavía aún más difícil desplazarse, pues para el Ayuntamiento debe ser muy difícil cuadrar (con la ingente plantilla con la que cuentan en este centro), como hacen todas las empresas de servicios del mundo, las vacaciones del personal, para que el necesario y preceptivo disfrute vacacional de sus empleados no lleve aparejada como consecuencia la pérdida del disfrute de las instalaciones por parte de muchos usuarios que realmente lo necesitan (y que por otra parte, la mayoría de ellos han contribuido de sobra con su esfuerzo, dedicación, y pago de sus impuestos a su existencia y mantenimiento).

Por lo menos, aunque fuese una plantilla reducida con relación a otros meses. Pero no el cierre absoluto y la falta de utilización de las instalaciones. Desgraciadamente para este ayuntamiento, como para los anteriores, es mucho más fácil. ¡Vámonos todos de vacaciones en agosto! ¡Y a tomar por saco, cerramos los gimnasios! (Para más inri, el Moscardó tiene… dos PISCINAS de interior, aunque una se puede abrir completamente por un lateral). Que les den a los usuarios.

¡Qué enorme desperdicio!

Y con lo que nos ha costado a TODOS.

Si esta historia tiene un final feliz, prometo contárselo.

Y si no… a la próxima voten a otros.

Que decepción.

Queremos leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: