IMVP como parte del escudo social de España frente al coronavirus

Ingreso Mínimo Vital Puente

La Vicepresidencia Segunda del Gobierno anunció el jueves pasado que iniciará una medida para proteger a los más vulnerables: el Ingreso Mínimo Vital Puente.

Esta medida es una demanda clásica de la formación Unidas Podemos, otra iniciativa que se une a otras tomadas por el Gobierno para lidiar con la crisis económica desatada por el coronavirus.

>>Unidas Podemos impone sus propuestas en el preacuerdo de gobierno con el PSOE<<

Pablo Iglesias, vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2.030, explica que se trata de una acción   con la que los más vulnerables puedan afrontar esta situación. Avisa también que en un futuro, la medida podría tomar carácter permanente.

El Ingreso Mínimo Vital Puente es el resultado de un acuerdo entre CCOO, UGT,  Tercer sector Cáritas, Cermi, Oxfam, AEPN, Facua, Plataforma del Tercer Sector. Así como de los ministros de Trabajo y Economía, Yolanda Díaz; el de Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá; el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias y el presidente Pedro Sánchez.

El viernes pasado estaba pensado tratar el desarrollo de la medida, en una reunión de diálogo social. La CEOE decidió no acudir escudándose en unas declaraciones de Iglesias. El líder de Unidas Podemos declaró que contaba con el apoyo de los empresarios, a lo que la patronal española responde sentirse “manipulados” y “presionados“.

En cuanto a la cuantía, se trata de una ayuda de entre quinientos y ochocientos euros, dependiendo del número de hijos e hijas. Los requisitos necesarios para acceder a la misma, serían unos ingresos inferiores a doscientos euros mensuales por individuo. O sino que la renta del hogar esté por debajo de los 450 euros de media por miembro.

Para ello, el Gobierno deberá acudir a las comunidades autónomas para recabar las características y necesidades de cada territorio y poder perfilar así, los requisitos necesarios para optar al Ingreso Mínimo Vital.

La Renta Permanente

Uno de los objetivos a medio plazo es aprobar una renta básica permanente, un compromiso que se halla recogido en el programa de Gobierno. Poner en marcha un ingreso mínimo vital de carácter permanente.

El Gobierno señala que la crisis sanitaria actual pone de manifiesto la necesidad de actuar ya. Por ello quiere probar, de manera urgente, un Ingreso Mínimo Vital Puente, hasta que se apruebe un Ingreso Mínimo Vital Definitivo, que complete el escudo social.

La teoría de la renta permanente de Friedman, tiene varios supuestos de partida. El consumo es estable a lo largo del tiempo, hay infinitos períodos, hay incertidumbre sobre el futuro y la renta tiene dos componentes (el componente permanente y el componente transitorio).

La teoría de Friedman demuestra que la renta permanente es más beneficiosa para el consumo, ya que ello conlleva a un consumo también permanente. En cambio, si la renta es transitoria, algo que no se espera, no influye en el consumo corriente, puesto que el individuo tiende a ahorrar.

Entonces, ¿por qué los empresarios se muestran en contra?

Oposición de la Patronal española

La medida protagonista del escudo social no es del agrado de los empresarios. Algunos se han referido a ella como un “nuevo Per“, afirmando que ven la sombra de la economía sumergida con ella. Esta ayuda se sumaría a las ayudas estatales, regionales y municipales que existen en España.

Las patronales CEOE y Cepyme, han denunciado que no se les ha hecho partícipes en la negociación del IMV. Acusándoles de no haberla sometido a debate en el diálogo social.

>>Críticas al cese de actividad pese a que España ya tiene más víctimas que China<<

Así mismo,  las asociaciones lideradas por Antonio Garamendi y Gerardo Cuerva, afirman que se sienten presionados para apoyar una medida que nada tiene que ver con un acuerdo consensuado. Esa es la razón que han expresado, para no acudir el pasado viernes a la reunión a la que se les convocó para tratar el desarrollo de esta medida.

Queremos leer tu opinión.