La izquierda gana terreno en el parlamento de Irak

Hace unos días se celebraron las elecciones legislativas en Irak. En ellas se presentaban varios partidos y coaliciones con posibilidades de éxito pero fue finalmente la del clérigo Al Sadr la ganadora. La coalición liderada por clérigo chií Moqtada al Sadr continúa al frente de un recuento que lleva ya varios días y cuyos resultados preliminares dejan poco lugar a dudas.

Sadr abandonó su estrategia de partido para labrar un frente común más amplio en el que acabó participando el conjunto de la izquierda (pequeños partidos de izquierda divididos) en el país así como el Partido Comunista de Irak. El clérigo chií supone un problema para el actual gobierno de Irak que se ve relegado debido a los múltiples casos de corrupción que asolan las instituciones del país. Estados Unidos (EEUU) tampoco ve con buenos ojos esta victoria de al Sadr a quién consideran un peligro para la región.

Hay que aclarar que ni el clérigo Chií es considerado de izquierda ni su lista lo es, pues conviven grupos y organizaciones de izquierdas con otros diputados islamistas o tecnócratas, sin embargo el triunfo inesperado de esta lista para las legislativas da alas a una izquierda iraquí que apenas tenía influencia en el parlamento.

Sadr por su parte es muy conocido en el país, su padre fue asesinado por Saddam Husein y él lideró una guerrilla que combatió al ejército de EEUU una vez estos derrotaron a Hussein. El clérigo no podrá ser presidente porque en realidad no se presentaba a diputado a pesar de liderar la coalición, por ello se espera que propongan a otro candidato que tendrá difícil ser elegido ante la previsible alianza de otras listas para apartar a la más votada.

La participación en estas elecciones rondó el 44,5% y batió el récord de baja participación del país. No se conocen resultados exactos por número de diputados pero se espera que sean alrededor de 55 asientos los que consiga la fuerza más votada en un parlamento de 329.

El éxito del frente “anticorrupción” se debe especialmente al  apoyo de los más pobres y desposeídos que agradecieron así las redes de asistencia y apoyo que el clérigo había estado tejiendo estos años en las zonas más débiles del país. La socialdemocracia tuvo cierta presencia en la lista opositora de Barham Salih pero hay que esperar resultados definitivos para saber sus resultados concretos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: