La alianza entre la OEA y la manipulación mediática

Que una institución supranacional como la Organización de los Estados Americanos (OEA) haya decidido abandonar su imagen neutral -sus acciones siempre fueron en favor de los intereses del imperialismo norteamericano como lo demuestra por ejemplo el Acuerdo de San José en beneficio de la dictadura de Honduras que gracias a ello ha logrado mantenerse en el poder- es peligroso.

Supone un peligro porque provoca tensiones diplomáticas entre los diferentes países del continente. Fruto de esas tensiones se producen ataques a las democracias asentadas en determinados países que terminan afectando a sus poblaciones. Por ejemplo el alza de precios y la escasez de medicinas en Venezuela a causa de las sanciones, muertes en Nicaragua provocadas por la violencia golpista financiada por EEUU, gobierno golpista en Brasil que aplica un programa neoliberal aumentado la pobreza

La OEA parece tener un sesgo político que le impide criticar los desmanes de los gobiernos de la derecha, y que a la vez le hace que actúe de manera desmedida y exagerada, no contra los errores de los gobiernos de izquierda, sino contra la realidad paralela que inventan determinados medios de comunicación de masas.

Brasil

El golpista Michel Temer (en el medio), sostiene una reunión con el secretario general de la OEA Luis Almagro (primero por la izquierda).
  • Gobierno: Golpista. El líder del ejecutivo Michel Temer llegó al cargo dando un golpe de estado a la presidenta constitucional Dilma Rousseff.
  • Signo Político: Derecha.
  • Política Económica: Neoliberal.
  • Ataques internacionales: No sufre ninguno.
  • Boicot nacional: No sufre ninguno.
  • Represión: El máximo líder de la oposición, Lula da Silva, está en la cárcel tras un proceso judicial sin garantías y sin pruebas en su contra. Las manifestaciones contra la política neoliberal de Michel Temer fueron reprimidas con brutalidad.
  • Pobreza: Ha aumentado un 11% tras el golpe de estado según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística.
  • Posición de la OEA: Favorable al golpismo. La OEA no se ha pronunciado en contra de la detención ilegal del líder de la oposición que casualmente era favorito en todas las encuestas. No ha habido críticas por parte del secretario general de la organización, Luis Almagro, sobre la represión de las manifestaciones, e incluso ha enviado una delegación electoral para legitimar las elecciones organizadas por quienes alcanzaron el poder quebrando la voluntad popular expresada en las urnas.

Venezuela

Luis Almagro (derecha), habla con el fascista Julio Borges, autor intelectual del intento de magnicidio contra Nicolás Maduro.
  • Gobierno: Constitucional. Las autoridades de los poderes han sido elegidas mediante elecciones periódicas vigiladas y reconocidas por la Comunidad Internacional.
  • Signo Político: Izquierda.
  • Política Económica: Socialismo del s. XXI.
  • Ataques internacionales: Sí. Sanciones económicas y diplomáticas por parte de Estados Unidos (EEUU) y la Unión Europea (UE). Creación del Grupo de Lima, integrado por varios países de América Latina, para apoyar las pretensiones golpistas de la administración de Donald Trump. El pasado mes de agosto Nicolás Maduro sufrió un intento de asesinato que no fue condenado por ninguno de estos países. La OEA se limitó a replicar los argumentos de la ultraderecha venezolana que afirmaban sin aportar una sola prueba, que el intento de magnicidio había sido un ataque de falsa bandera.
  • Boicot nacional: Sí. Empresarios esconden productos para provocar un desabastecimiento artificial y conseguir que la población se rebele contra el gobierno.
  • Represión: No. La oposición participa en los asuntos públicos con normalidad. Las guarimbas -terrorismo dirigido por la oposición- se terminó con el voto a la Asamblea Nacional Constituyente. La oposición realiza plebiscitos y cuenta con la mayoría de los medios de comunicación en los que llaman al golpe de estado.
  • Pobreza: Se mantiene estable en torno al 30% pese al golpe de estado continuado que sufre el país desde 2013.
  • Posición de la OEA: En contra del gobierno. La OEA ha apoyado a EEUU en su intento de invadir militarmente a Venezuela, mediante la Carta Democrática. Luis Almagro ha manipulado el número de migrantes (las cifras reales indican 600.000 y la OEA habla de más de 2 millones) para apoyar la construcción de una matriz de opinión que califica a Venezuela como una dictadura en la que la pobreza inunda a todos los ciudadanos, motivo por el cual deben huir del país. La Organización de Estados Americanos mantiene esa posición pese a que no solo los venezolanos han dejado de abandonar el país, sino que comienzan a regresar. Cerca de 10.000 han retornado en las últimas semanas, y el número de peticiones para acogerse al Plan Vuelta a la Patria no desciende.

Colombia

Luis Almagro da unas declaraciones junto con el presidente de Colombia Iván Duque.
  • Gobierno: Constitucional. Sus autoridades son elegidas en elecciones periódicas en las que suele producir fraude electoral.
  • Signo Político: Ultraderecha.
  • Política Económica: Neoliberal.
  • Ataques internacionales: No.
  • Boicot nacional: No.
  • Represión: Sí. Cientos de ciudadanos son asesinados a causa de su activismo social y político.
  • Pobreza: La ONU, mediante su agencia CEPAL ha confirmado recientemente que la pobreza está aumentado en Colombia. No es extraño ver morir de hambre a niños en zonas deprimidas del país.
  • Posición de la OEA: A favor del gobierno. Luis Almagro no se ha quejado de los asesinatos por motivos políticos, ni de la pobreza extrema. Tomando como buenas las cifras que el secretario general de la OEA da sobre los migrantes venezolanos, (2 millones), sorprende que no haya iniciado una similar campaña en los medios de comunicación ni en las instituciones internacionales, sobre los 5 millones de colombianos que viven en Venezuela. Éstos no han regresado a su país de origen, lo que sería normal si se da por cierta la crisis humanitaria que el país bolivariano vive según Luis Almagro. Un extremo que ha sido negado por el experto independiente de la ONU Alfred de Zayas.

Nicaragua

Luis Almagro conversa con el presidente de Nicaragua Daniel Ortega.
  • Gobierno: Constitucional. Sus autoridades han sido elegidas en elecciones periódicas vigiladas por observadores internacionales enviados por diferentes instituciones. La Comunidad Internacional reconoce el resultado de las elecciones.
  • Signo Político: Izquierda.
  • Política Económica: Socialismo del s XXI.
  • Ataques internacionales: Sí. Estados Unidos mediante su agencia NED ha pagado sumas millonarias a la oposición para desatar la violencia en las calles con fines golpistas.
  • Boicot nacional: Sí. La derecha nicaragüense (partidos políticos, Iglesia Católica y la patronal) se unió a la violencia en las calles.
  • Represión: No. El número de policías asesinados por los terroristas supera a la cantidad de golpistas abatidos. Una razón principal para ello es que los agentes de la ley acudían a los focos de la violencia con armas disuasorias y los golpistas les disparaban -incluso por la espalda- con fuego real. La única muerte de un estudiante fue provocada por la violencia de los terroristas, y la represión en la Marcha de las Flores fue un show mediático.
  • Pobreza: Reducida desde el 50% en 2006 -año de la llegada del FSLN– al poder al actual 30%.
  • Posición de la OEA: En contra. La institución americana se ha posicionado a favor de la violencia desatada por EEUU, de manera perversa. Esto es, difundiendo y dando credibilidad total a los medios de comunicación que publican noticias manipulando la realidad para hacer ver que la violencia de la derecha la provocaba la izquierda en el gobierno.

Ecuador

Lenín Moreno, el presidente de Ecuador.

Honduras

Luis Almagro reconoce como presidente legal de Honduras al continuador de la dictadura Juan Orlando Hernández.
  • Gobierno: Ilegal. La constitución no permitía la reelección de Juan Orlando Hernández (JOH), quién además cometió fraude electoral –confirmado por los expertos enviados por la OEA-.
  • Signo Político: Fascismo.
  • Política Económica: Neoliberal.
  • Ataques internacionales: No.
  • Boicot nacional: No.
  • Represión: Sí. Se practica terrorismo de estado contra la población progresista. La ONU comprobó que las manifestaciones pacíficas se disuelven usando fuego real.
  • Pobreza: Alcanza picos del 80% en las zonas rurales. En los núcleos urbanos no baja nunca del 50%.
  • Posición de la OEA: A favor del Gobierno. Luis Almagro hizo oídos sordos a los informes de sus propios expertos electorales sobre el fraude. Su organización no critica la concentración de poderes -situación derivada del golpe de estado de 2009, ya que no se ha producido una ruptura con ese régimen, sino una continuación- con los que JOH ha vulnerado la Constitución de 1982 para perpetuarse en el poder. Los asesinatos de estudiantes a manos de cuerpo parapoliciales tampoco han provocado reacciones de la OEA. Quizá porque los casos que trata la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), agencia de la OEA, los decide el Gobierno de EEUU en base a sus intereses geopolíticos.

Soy el director de ElEstado.Net.

He escrito varios libros:

- Socialismo en Sudamérica (Editorial El Perro y la Rana, 2010).
- Honduras: el sueño liberador convertido en pesadillas opresora (2009).
- El libro negro del bipartidismo (Editorial Mandala, 2018).

Gerard Ticó Guiu, siempre en el recuerdo. Descansa En Paz hermano.

¡Muchas gracias por leer ElEstado.Net!

Gonzalo Sánchez

Soy el director de ElEstado.Net. He escrito varios libros: - Socialismo en Sudamérica (Editorial El Perro y la Rana, 2010). - Honduras: el sueño liberador convertido en pesadillas opresora (2009). - El libro negro del bipartidismo (Editorial Mandala, 2018). Gerard Ticó Guiu, siempre en el recuerdo. Descansa En Paz hermano. ¡Muchas gracias por leer ElEstado.Net!

Queremos leer tu opinión.