Lenín Moreno, la metástasis de Ecuador

Este autor, con perdón de los afectados por esta enfermedad terrible, (cáncer), se atreve a realizar este símil: durante los años de la vuelta de la dudosa democracia a Ecuador, los variopintos presidentes que ocuparon Carondelet fueron un cáncer para la sociedad ecuatoriana, porque llegaron para servirse y servir a los intereses de los poderosos.

Mientras la sociedad ecuatoriana estuvo sufriendo este cáncer, el país se quedó sin recursos públicos y financieros, y sin cuidados paliativos.

Con la llegada de la Revolución Ciudadana pilotada por Rafael Correa, la sociedad ecuatoriana adquirió un buen nivel de defensas y anticuerpos en forma de inversión pública, seguridad y credibilidad internacional.

>>Ecuador: Alea Iacta Est<<

Los ecuatorianos gozaban de buena salud social y económica. Tras la marcha de Correa, el tumor de la mediocridad y la corrupción volvió a aparecer en forma del nuevo presidente Lenín Moreno.

La metástasis atacó de nuevo al pueblo ecuatoriano, el presidente más impopular de la historia de la democracia del Ecuador, tiene un país con sus funciones en estado crítico.

El Ejecutivo en estado terminal, la Asamblea Nacional en coma profundo, la Justicia ha sido intervenida varias veces, la función electoral falleció. La función del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social fue amputada. Con tal pronóstico este autor no puede más que confirmar la muerte institucional del Ecuador.

>>Ecuador destroza su institucionalidad<<

Parece ser que hay quien cree que existe un método clínico llamado FMI que lo cura todo. Pero créanme ese método causa más dolor y adelanta el fallecimiento del paciente. También hay quien piensa que no es un cáncer, sino un virus neoliberal promovido por el farmacéutico Trump, ¿será verdad?

ElEstado.Net no tiene por qué compartir todo el contenido de los artículos que se publican en su Sección de Opinión.

Queremos leer tu opinión.