La diversidad LGTB+ de Apex Legends no infectará a tus hijos heterosexuales

Hace no muchos días escribí un artículo sobre Apex Legends. En él incluí algunos puntos relacionados con la visibilidad de la homosexualidad, un tema que quería rescatar para la reflexión del día de hoy. ¿Qué necesidad real tenemos actualmente de incorporar personajes LGBT+ a la historia de nuestros videojuegos?

Digamos que necesidad ninguna, si pensáramos en una sociedad plana y sin defectos, claro. Siempre hemos de tener en cuenta de dónde venimos para este tipo de circunstancias, y saber que el paso a paso es el mejor aliado para el cambio. Pequeñas transformaciones en nuestro día a día harán que nuestra sociedad sea mucho más libre y justa.

Para sorpresa de muchos, la heterosexualidad no es la única posibilidad viable a la que los humanos estamos sometidos. De hecho, algunos parecen tener miedo de contagiarse de las tantas opciones que ofrece la sexualidad, cuando la realidad es que por no tener la suficiente información podemos llegar a pensar que lo que sentimos es algo totalmente aislado a lo que sienten el resto de personas. ¿Y de la heterosexualidad? ¿De esa no nos contagiamos, a pesar de estar hasta en la sopa?

Recordemos por un minuto nuestra infancia. Yo al menos, a penas tuve referentes homosexuales (y ni mucho menos de otras orientaciones sexuales). De hecho, algunos nos enteramos bien creciditos de la existencia de tal posibilidad. La mayoría de relaciones, por no decir todas, eran entre chicos y chicas y difundían, además, un modelo sexual básico y tradicional con el que no todo el mundo tendría por qué estar de acuerdo.

Los niños no se van a contagiar de la homosexualidad (bisexualidad, pansexualidad, asexualidad…) que consumen. Tampoco van a dejar de ser heterosexuales por jugar a un videojuego (en este caso) que de visibilidad al colectivo LGBT+. El problema real es que que crecen pensando que hay un único modelo, y que el hecho de saltarse tal canon les hará sentirse, en muchas ocasiones, como completos bichos raros.

¿Es responsabilidad de los videojuegos dar visibilidad a los colectivos? Tampoco es eso lo que venimos a decir, pero si ya que deciden representar parte de una sociedad, tampoco viene mal dejar constancia de que no hay un modelo único. Esto tampoco quiere decir que ahora todas las empresas se unan a la causa de manera desmesurada, pero sí que, ya que se publican historias, que estas sean variadas y publiquen aquello que crean sin miedo a la reacciones que pueda haber.

Son muchos los que, escondidos tras una máscara y unas cuantas frases lo suficientemente convincentes como para no parecer demasidado retrógrados, preferirían tener hijos heterosexuales antes que cualquier otro tipo de orientación. Que sí, que la sexualidad de cada personaje no ha de incitarnos a jugarlo más o menos, pero añadir una gran cantidad de opciones, aunque no todas sean mayoritarias, puede ayudar muchísimo a los diferentes colectivos de la sociedad. Porque ni todos somos heteros ni todos tenemos por qué querer serlo. Y los videojuegos tampoco.

>>Apex Legends: una escena libre de discriminación<<

Entonces, ¿por qué anunciar la sexualidad de un personaje, si nos vamos a sentir exactamente igual y no lo vamos elegir por sentirnos identificados con él, sino porque nos guste jugarlo? Volvemos a lo mismo: cuestión de visibilidad. Si todos los contenidos que nos rodean predican un mismo tipo de realidad, al final el que no se siente dentro de esa realidad queda excluido, y no es ni justo ni mucho menos característico de una sociedad libre.

Así que, si una empresa, por la razón que considere, decide publicar historias de los personajes de sus videojuegos, lo mínimo, aunque sería imposible representar toda la diversidad existente, es no mostrar siempre, en todos y cada uno de los videojuegos, la misma posibilidad tan poco diversa por la que muchos deciden apostar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: