Miles de venezolanos regresan al país tras los cambios económicos efectuados por Maduro

Durante los dos últimos años cerca de 600.000 venezolanos, según cifras oficiales, han emigrado del país a causa del aumento de los precios de los productos básicos y la escasez de medicinas. Una situación provocada por las sanciones económicas lideradas por EEUU, por el tráfico ilegal de gasolina y la especulación y acaparamiento perpetrada por gran parte de los empresarios.

El gobierno de Nicolás Maduro no ha sido capaz de controlar la situación hasta ahora. La batería de medidas económicas puesta en marcha por el presidente de Venezuela parecen estar funcionando a juzgar por los miles de venezolanos que se están acogiendo al Plan Vuelta a la Patria, puesto en marcha por el ejecutivo bolivariano.

Tras un primer vuelo de Conviasa, la empresa pública de vuelos comerciales, desde Perú, miles de venezolanos se están agolpando en las sedes diplomáticas que Venezuela dispone en los principales países a los que sus ciudadanos han emigrado. Todos ellos quieren acogerse al Plan Vuelta a la Patria para regresar a Venezuela.

Una constante que se repite en las declaraciones de los venezolanos que anhelan regresar, es que abandonaron el país guiados por las indicaciones de la oposición reproducidas en la mayoría de los medios de comunicación del país, en manos de la derecha. Unos meses después han descubierto que han sido utilizados.

La oposición sigue manteniendo como principal línea estratégica el trabajo en el Frente Exterior, es decir, en influir en los gobiernos y ciudadanías de los principales países de Occidente para que consideren al gobierno de Nicolás Maduro como una dictadura que hay que derrocar, para llegado el momento de efectuar el golpe de estado, garantizando así que el gobierno golpista que surja cuente con el suficiente apoyo diplomático como para establecerse rápidamente.

La embajada de Venezuela en Perú se queda sin espacio para atender a los venezolanos que quieren regresar.

Un éxodo de venezolanos huyendo de la «terrible dictadura» es una buena baza para mantener esa presión internacional sobre el gobierno del presidente Nicolás Maduro. Más de 600.000 ciudadanos siguieron ese llamado, midiendo de manera errónea los problemas económicos en sus realidades cotidianas, y exagerando sus posibilidades de mejorar en diferentes países, precisamente el efecto que pretendían provocar las informaciones sensacionalistas de los medios de comunicación aliados de la oposición.

Una vez que el Gobierno de Nicolás Maduro ha sido capaz de devolver el poder adquisitivo a la población gracias al anclaje de la economía en el Petro, al establecimiento de precios fijos en los productos básicos y a garantizar el fin del robo masivo de la gasolina, estos venezolanos han decidido regresar, gracias también a mantener conversaciones con los familiares que se quedaron allí, quienes los mantienen informados de los cambios que se han producido en sus vidas cotidianas. Su situación en los países elegidos para migrar ha sido peor que la que dejaron atrás. Sin trabajo, explotados, algunos viviendo en situación de mendicidad.

Por ese motivo Nicolás Maduro ha anunciado la creación de un puente aéreo a disposición de los que quieran volver. Las colas para cogerse a la iniciativa no parecen tener fin.

Soy el director de ElEstado.Net.

He escrito varios libros:

- Socialismo en Sudamérica (Editorial El Perro y la Rana, 2010).
- Honduras: el sueño liberador convertido en pesadillas opresora (2009).
- El libro negro del bipartidismo (Editorial Mandala, 2018).

Gerard Ticó Guiu, siempre en el recuerdo. Descansa En Paz hermano.

¡Muchas gracias por leer ElEstado.Net!

Gonzalo Sánchez

Soy el director de ElEstado.Net. He escrito varios libros: - Socialismo en Sudamérica (Editorial El Perro y la Rana, 2010). - Honduras: el sueño liberador convertido en pesadillas opresora (2009). - El libro negro del bipartidismo (Editorial Mandala, 2018). Gerard Ticó Guiu, siempre en el recuerdo. Descansa En Paz hermano. ¡Muchas gracias por leer ElEstado.Net!

Queremos leer tu opinión.