Nicaragua aumenta los impuestos a los grandes empresarios

El titular del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, presentó ante el Plenario de la Asamblea Nacional la Iniciativa de ley para una reforma a la Ley de Concertación Tributaria, que incrementa el 3% y 2 % el impuesto sobre la Renta, así como el Impuesto Selectivo al Consumo, aplicable a las más de 400 grandes empresas que operan en Nicaragua.

La medida ha sido rechazada por el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) y demás cámaras agremiadas en este círculo de empresarios que apoyaron el terrorismo golpista del año pasado, quienes manifiestan que con esta iniciativa se avecina una debacle financiera y la cancelación de futuras inversiones para Nicaragua.

>>Policía Nacional de Nicaragua niega marcha a empresarios que apoyaron el terrorismo<<

Para recapitular un poco sobre cómo se han venido dando los acontecimientos desde que inició el intento fallido de golpe de estado orquestado por estos sectores, se llega hasta el punto de la incidencia y responsabilidad que el COSEP han tenido alrededor del tema.

El día 22 de mayo del 2018, en lo que fue la tercera sesión del llamado Diálogo Nacional, el ejecutivo de Daniel Ortega solicitó a la derecha criolla que desistiera de continuar con los tranques de la muerte, mismos que asolaban y amenazaban con destruir la frágil economía del país de Lagos y Volcanes. “Es incongruente hablar de reformas políticas si no nos ponemos de acuerdo en garantizar la estabilidad del país”, fueron las palabras del canciller Denis Moncada en esa ocasión.

Sin embargo, las Paralelas Históricas no llegaron a consenso con el gobierno sandinista, precisamente porque para ellos estos “tranques” eran la forma en que los “demócratas cambiaban Nicaragua” ¿Cómo? Impidiendo que el transporte nacional e internacional accediera a las fronteras, dejando desabastecidos los mercados locales porque los productores no podían llevar la producción a la capital y departamentos. Cortando el paso a los traslados de enfermos a hospitales de referencia nacional  -varios murieron en las ambulancias por no haber pasado por culpa de estas murallas infames impuestas por la derecha-.

>>Peligra el Diálogo Nacional en Nicaragua<<

En ese mismo encuentro del Diálogo Nacional del 22 de mayo de 2018, la Representante de Cámara Americana de Comercio María Nelly Rivas, expresó “no vamos a retomar el Modelo de Diálogo y Consenso que teníamos (con el gobierno -ndr) hasta antes del 18 de abril”, dando por concluida la relación que el gobierno sandinista.

La izquierda en el poder había mantenido relaciones con estos sectores durante 11 largos años, en pro del bien común entre todos los que convergen en este modelo único de Alianzas y Consensos entre empresa privada, trabajadores, sindicatos, Mipymes.

El ejecutivo de Daniel Ortega los benefició con prerrogativas, exoneraciones que el estado les otorgó como garantía de sus inversiones, para de esta manera contribuir a seguir siendo un país con las condiciones idóneas para todo el que confía en poner su capital a trabajar. En esa medida se logró posicionar a la Joya Centroamericana, como el destino más seguro en el ámbito jurídico, político y de seguridad ciudadana ante el mundo.

Michael Healy, de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (UPANIC) en esa misma reunión de mayo expresó que se debía “democratizar el país”, y como muestra de su rechazo al sandinismo, dijo categóricamente que “ese es un costo que vamos a pagar los nicaragüenses, para que de una vez por todas no tengamos que estar sentados en un diálogo, buscándole soluciones a gente que se quiere hacer dictadores en este país”, en alusión al retiro de los tranques. Es decir, si se va Daniel Ortega del poder, entonces retirarían los tranques, si la economía colapsa no les importa, lo que quieren es que se vaya la izquierda del poder.

>>Fascismo nicaragüense mantiene la violencia en el reinicio del Diálogo Nacional<<

José Adán Aguerri, Presidente del COSEP, ese mismo día también se manifestó en contra de quitar los tranques, y dijo de forma categórica “es por eso que hemos sido claros que sobre esos resultados, Nicaragua ya cambió y es por eso que hemos dicho y este sector privado gremial ya cambió. No hay vuelta atrás”. Su negativa fue clara y contundente, no los iban a quitar aunque eso signifique que la economía tuviera efectos recesivos.

Con todas estas declaraciones golpistas de este exclusivo séquito de delincuentes de cuello blanco, se puede delimitar perfectamente la responsabilidad de cada uno ellos con respecto a la situación crítica que sufrió el país al cierre del 2018, más los inmensos desafíos que enfrenta el gobierno hacia el 2019.

La enorme preocupación es la de tratar de recuperar el crecimiento que tenía Nicaragua antes del intento fallido golpe de estado promovido por Estados Unidos (EEUU), COSEP, la jerarquía católica y ONGs, quienes desde el inicio del Diálogo Nacional solicitaron al presidente Daniel Ortega que acuertelara a la Policía Nacional. El mandatario en un acto de buena voluntad política para que la situación violenta cesara inmediatamente cumplió, la institución del orden se fue a sus cuarteles y de ahí no salió más.

La derecha sedienta de sangre, aprovechó que la autoridad estaba encerrada por mandato presidencial, arreciando la agresión al pueblo aliándose con el crimen organizado. Se llegaron a importar maras del Triángulo del Norte, y de esta forma Nicaragua tuviera ‘’libertad’’, pero lo que hicieron fue asesinar a cuanto sandinista pudieron junto a 22 agentes policiales, la mayoría en los tranques de la muerte.

>>Iglesia Católica de Nicaragua: Tenemos ganas de llevar al paredón a Daniel Ortega y fusilarlo<<

Según la derecha, manteniendo trancada a la Patria de Darío, conseguirían derrocar al gobierno legítimo, electo por más de 4 millones de ciudadanos ( 72%) en elecciones reconocidas por organismos internacionales como por ejemplo la Organización de estados Americanos (OEA).

En el año 2015 los directores de esta trama golpista, viajaron a Miami a pedir a los cubanos sanciones para Nicaragua. La entonces senadora Ileana Ros-Lehtinen, bautizó la petición de estos grupúsculos, como Nicaraguan Investment Conditionality Act (NICA, por su siglas en inglés), misma que pondrá condiciones de préstamos que solicite el gobierno de Nicaragua ante organismos y entidades multilaterales, pero no solo esto, sino que es la puerta de entrada para muchas otras sanciones que pueden devenir como consecuencia de la aprobación de esta maligna hazaña ‘’patriótica’’ de unos cuantos dirigentes políticos de derecha.

En el año 2017, la tan esperada facturación que estos paladines de la democracia se volvió una realidad, logrando acertar la primera estocada en la autodeterminación del pueblo, el mismo que les ha dado desde hace doce años palizas en todas las justas electorales mostrándoles que no los desea en el poder, que no volverán a la Noche Oscura Neoliberal de los 16 años de desgobiernos liberales, en los que las únicas que no gozaron de la restitución de sus derechos, fueron las grandes mayorías. Precisamente esas derrotas los mantiene ardidos, por ello es que la aprobación de esta injerencista ley les cayó como anillo al dedo, otorgándoles el premio de consolación que tanto añoraban a costa de vender la soberanía de su patria por unos dólares más.

>>Mara salvadoreña apoya la violencia en Nicaragua por el tráfico de drogas<<

Finalmente Nica Act llegó a manos de Donald Trump en diciembre pasado. Luego de diez días en observación finalmente fue ratificada y firmada. La derecha de Nicaragua celebró esta embestida imperial, las redes sociales de los empresarios golpistas vieron con júbilo como el Águila del Norte una vez más introdujo sus garras en la soberanía de un país decidido a vivir en paz desde que hace 39 años triunfó la Revolución Popular Sandinista, el 19 de julio de 1979.

En el programa Esta Semana, conducido por el periodista Carlos Fernando Chamorro, estuvo como invitado José Adán Aguerri, principal dirigente del COSEP, quien manifestó su descontento con estas reformas tributarias: “el gobernante debe de sentarse a dialogar para evitar que se siga destruyendo el país” expresó.

Desde que se dio el malogrado Diálogo Nacional, los sectores golpistas han expresado que no era un diálogo lo que ahí sostenían con el gobierno, que era un encuentro para negociar la “salida” o renuncia del presidente de la República, Daniel Ortega. Sin embargo hoy están pidiendo que el ejecutivo de siente a dialogar con ellos.

El diálogo será con el pueblo. Están con el mismo jueguito que estaban cuando los tranques. Como tuvimos la paciencia de Job, con la policía acuartelada, entonces decían, están derrotados, decían ellos, los tenemos derrotados. ¡Y cuántas veces nuestros delegados en el diálogo plantearon ahí que se levantaran los tranques! Se sometía a votación y los transportistas, los productores, el gobierno, votaban a favor de que se quitaran los tranques, mientras que los empresarios, los somocistas, los de ese famoso grupo que se llama demócrata y pacífico, votaban a favor de que se mantuvieran los tranques. Daniel Ortega, presidente de Nicaragua en una concentración el pasado 22 de septiembre de 2018.

Si estos empresarios promotores del terrorismo con los tranques que son la causa directa de la crisis monetaria, despreciaron los intentos del gobierno por detener la caída de las finanzas, se mofaron y celebraron sanciones de EEUU, ¿por qué ahora protestan con las reformas tributarias que vendrán a dar un respiro a la debilitada economía?

>>Diccionario Político: Daniel Ortega<<

Estos somocistas declarados no esconden el rechazo que le profesan al sandinismo, y lo demuestran con la actitud más servil cuando de los intereses estadounidenses se trata, pero si es un beneficio que obtendrá la inmensa mayoría, a esa misma que dejaron sin empleo, a esa misma que perdió todo por el golpismo y el terrorismo que ellos financiaron, entonces sí les preocupa la economía, y no están dispuestos según ellos ser “atropellados” por el FSLN.

Los empresarios golpistas deben asumir las consecuencias directas de sus actos de terrorismo económico, llamaron durante el intento de golpe de estado dos veces a paro nacional del sector privado, violentando con esto acuerdos políticos, sindicales y la misma ley del trabajo.

Esta futura ley tributaria será dictaminada esta primera semana febrero. Lo más probable es que será aprobada con una mayoría significativa en la Asamblea Nacional.

Desde ya el gobierno ha empezado una serie de consultas al respecto, con todos los sectores populares a fin de dar a conocer los alcances y metas que tiene como objetivo esta iniciativa, dejándoles claro que la voluntad política del gobierno es la establecer un respaldo económico que vendrá a solventar necesidades importantes en los rubros de educación, salud, seguridad alimentaria, entre otros programas sociales que impulsa el gobierno sandinista.

En una amplia explicación, el ministro Acosta recapitula la serie de cambios y transformaciones en lo social y en lo económico que ha venido experimentado la nación en los últimos 12 años, la política del sandinismo ha llevado al país a un crecimiento promedio anual del Producto Interno Bruto del 5.2 por ciento, nunca visto en las administraciones anteriores.

Este crecimiento sostenido desde el 2007 ha permitido una reducción sustancial de la pobreza, pasando del 48.3 por ciento al 24.9 por ciento, y de la extrema pobreza que pasó del 17% al 6.9%, restituyendo los derechos a los nicaragüenses en salud y educación gratuita y de calidad, entre otros, mejorando su calidad de vida.

El funcionario se refirió a las inversiones públicas, como las avances en energía eléctrica, logrando el 95.4% de electrificación a nivel nacional, los cambios en la infraestructura viales, por lo cual Nicaragua es reconocida como el país con mejores carreteras a nivel de la región centroamericana.

Nicaragua venía apuntando, según el ministro, a redoblar la economía en los próximos años con una ruta de crecimiento del 7%, “hasta que en abril del 2018 los malos hijos de la patria la quisieron destrozar, promoviendo un golpe de Estado, que generó pérdidas en la economía de 1,255 millones y provocó pérdidas de más de 300 millones de dólares, destruyeron la capacidad empresarial en el turismo y el comercio”, expresó.

Añadió que hubo una pérdida de 87 mil empleos y grandes pérdidas en la construcción, afectando las obras sociales, “definitivamente quisieron destrozar la economía”.

No obstante, señaló que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional ha venido recuperando la estabilidad económica, el progreso, la seguridad social y la justicia social, de manera que “hoy venimos a presentar la propuesta de reforma a la Ley de Concertación Tributaria pensando en la mayoría de los trabajadores, los productores y de todos los nicaragüenses”, manifestó.

>>Aumenta la participación política de la mujer en Nicaragua<<

La propuesta de ley garantiza y protege el bienestar de la inmensa mayoría de la población, manteniendo las tarifas de transporte colectivo en Managua, la tarifa solidaria de energía eléctrica para el 85% de los consumidores domiciliares, los programas de la educación y atención a la salud gratuita y comunitaria.

El ministro Acosta enfatizó que con estas medidas tributarias no se están creando nuevos impuestos, sino los ya establecidos como el Pago Mínimo Definitivo de las Empresas grandes, que pasan del 1 por ciento al 2 y 3 por ciento. El incremento del Impuesto Selectivo de Consumo a los productos de la industria fiscal como los cigarrillos, bebidas alcohólicas entre otros ajustes en los impuestos que propone la reforma.

¿Qué ha hecho el Gobierno de Nicaragua con los impuestos?

Nicaragua con las mejores carreteras en Centroamérica y quinto lugar en América Latina. 24.680 km reconstruidos. En 2006 solo podías llegar por caminos o carreteras a 88 municipios, hoy 143 municipios.

  • La cobertura eléctrica pasó de 54% a 95.6% y la generación de energía renovable pasó de 29% a 56.2%.
  • La cobertura de agua potable pasó de 65% a 91.8%.
  • Programa Amor para los más Chiquitos atiende más de 150.000 familias al año.
  • Programa Usura Cero se ha ampliado a 89.500 mujeres financiadas.
  • La merienda escolar llega a 1,2 millones de niños.
  • El transporte urbano colectivo se mantiene subsidiado para un valor de C$2.50 (US$0.07).
  • La tarifa eléctrica domiciliar de menos de 300 Kwh se mantiene subsidiada
  • La mortalidad materna se redujo en 62%.
  • La Mortalidad infantil se redujo de 29 por 1.000 a 12 por 1.000.
  • La Tasa de homicidios de Nicaragua es la más baja de Centroamérica, y una de las más bajas de Latinoamérica: 6 por cada 100.000 habitantes.
  • El gasto en pobreza del Presupuesto representa el 58% del gasto total.
  • Se ha logrado una reducción de la pobreza general de 45% a 24%, y la pobreza extrema de 15% a 6%. 14. Se ha reducido el índice de sub-alimentación de 54% a 16%.
  • Se ha reducido la desnutrición infantil de 21% a 17.3%.
  • Se ha logrado una reducción histórica en los índices de desigualdad de género. Actualmente Nicaragua ocupa la posición 5 a nivel mundial. A este ritmo, en 2034, se cerrará la brecha de género.
  • Garantiza el derecho constitucional y derecho humano del acceso universal y gratuito a la salud y la educación.
  • Se han construido o reparado 1.133 puestos, centros de salud y hospitales en todo el país.
  • Se han atendido a 235.666 personas en la Operación Milagro que recuperaron o conservaron su vista.

Queremos leer tu opinión.