Nicaragua: La división de la izquierda en torno al sandinismo actual

Nicaragua ha tenido que afrontar desde hace dos meses una explosión de violencia perpetrada por sectores fascistas apoyados por la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), la patronal nicaragüense y los partidos políticos de derecha. Los medios de comunicación en manos de grandes empresas y bancos han manipulado la realidad para hacer ver a los asesinos como estudiantes pacíficos, y al presidente Daniel Ortega como un dictador al que no le ha temblado el pulso a la hora de reprimir a los manifestantes.

En el transcurso de las semanas han salido a la luz vídeos que han mostrado que los llamados manifestantes eran delincuentes comunes financiados por el gobierno de los Estados Unidos mediante la NED y la USAID, que durante los dos meses de violencia contra la población civil y la policía, solo se han producido dos marchas en favor de los grupos fascistas frente a cientos en favor de las posiciones del gobierno sandinista.

>>¿Qué pasó en la Marcha de las Flores?<<

También han salido vídeos de los calificados como manifestantes secuestrando a ciudadanos de izquierdas, dándoles palizas, quemando sus viviendas, asesinándolos y después quemando sus cadáveres, e incluso disparando a niños, causando la muerte de un bebé de 12 meses. Una peligrosa Mara salvadoreña, que se dedica al tráfico de drogas, ha desplazado a 40 efectivos armados a apoyar la violencia fascista en el esfuerzo de Donald Trump de tumbar al gobierno sandinista para favorecer el tráfico de drogas desde Colombia hasta Centroamérica.

Sin embargo, los asesinatos, palizas, secuestros, saqueos por parte de delincuentes comunes y paramilitares financiados por EEUU y apoyados por la Iglesia, los empresarios, partidos políticos que proponen la regreso del neoliberalismo a Nicaragua y Maras salvadoreñas, no ha conseguido que la izquierda mundial cierre filas con el gobierno de Daniel Ortega.

Una parte de la izquierda se ha creído el discurso de los grandes empresarios y banqueros sobre Nicaragua. Consideran que el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) ha dejado de ser de izquierda, y que tras años en el poder (desde 2.006) ha ido gobernando progresivamente en contra del pueblo, que se levantó con la reforma del INSS.

>>eldiario.es blanquea el fascismo nicaragüense<<

Sin embargo esa reforma afectaba a los intereses de los grandes empresarios y de la sanidad privada. El FSLN ha erradicado el analfabetismo, ha reducido la pobreza, mantiene una política económica antineoliberal en la Alternativa Bolivariana (ALBA), conserva públicos los recursos naturales, la educación y la sanidad, sostiene su apoyo a los gobiernos de izquierda del continente como Bolivia, Cuba y Venezuela, y es un agente diplomático activo contra la pretensión neoliberal de EEUU en América Latina.

Soy el director de ElEstado.Net.

He escrito varios libros:

- Socialismo en Sudamérica (Editorial El Perro y la Rana, 2010).
- Honduras: el sueño liberador convertido en pesadillas opresora (2009).
- El libro negro del bipartidismo (Editorial Mandala, 2018).

¡Muchas gracias por leer ElEstado.Net!

Gonzalo Sánchez

Soy el director de ElEstado.Net. He escrito varios libros: - Socialismo en Sudamérica (Editorial El Perro y la Rana, 2010). - Honduras: el sueño liberador convertido en pesadillas opresora (2009). - El libro negro del bipartidismo (Editorial Mandala, 2018). ¡Muchas gracias por leer ElEstado.Net!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: