Nicaragua es el tercer país con mayor crecimiento económico en Latinoamérica

Durante muchos años Nicaragua había estado sumergida en una crisis económica debido a la guerra financiada por Estados Unidos (EEUU) en las décadas de los 70, 80 y 90. A causa de los intereses capitalistas, este país no conseguía progresar pese a los múltiples intentos del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) por mejorar las condiciones de vida de los nicaragüenses.

Después de que el FSLN triunfase en 1979 derrocando la dinastía somocista que llevaba más de 40 años de dictadura en Nicaragua, Violeta Barrios de Chamorro quien en su momento fue miembro de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional, abandona las filas del sandinismo en 1980 para para dedicarse a criticar el ideal marxista-leninista del FSLN por medio de la prensa (de la cual era propietaria). Contó con el apoyo del gobierno estadounidense liderado por Ronald Reagan quien financió a los Contras (paramilitares nicaragüenses entrenados y mantenidos por la CIA).

Violeta Chamorro se destacó como figura pública de la oposición. En 1989 fundó la Unión Nacional Opositora (UNO) con el objetivo de derrotar al FSLN en las elecciones, lo consiguió en 1990 ganando las elecciones con el 54,7% del voto.

Durante el periodo de Chamorro en el gobierno el desempleo alcanzó casi el 24% en 1994. La situación económica y social de Nicaragua era desastrosa, con ello se inicia la privatización de empresas estatales, recorte del presupuesto para la educación, por lo que en seis años de gobierno el analfabetismo subió de 13% hasta un 35%. Los cotizantes del seguro social pasaron de ser 261000 personas en 1990 a ser 202000 en 1994 (reducción del 23%), el 16% de los empleados estatales fueron despedidos, la empresa estatal de ferrocarril fue clausurada por supuesta falta de rentabilidad y vendida como chatarra. Para el año 1996, 80000 empleados públicos habían perdido sus trabajos.

Las medidas adoptadas por el gobierno de Chamorro condujeron a masivas huelgas, durante su régimen aumentó la migración a países vecinos (El Salvador y Costa Rica). Chamorro se mostró incapaz de frenar el aumento de actividades ilegales como el narcotráfico, la trata de personas y la prostitución, lo cual aumentó el índice de inseguridad ciudadana convirtiendo a Nicaragua en uno de los países con mayor tasa de homicidios en los años 90.

Antes del año 2007 Nicaragua heredaba una cifra neoliberal de violaciones a los Derechos Humanos (DDHH) alcanzada por gobiernos corruptos como los de Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños. Con el triunfo del Frente Sandinista en las elecciones generales del año 2006, el gobierno impulsa diferentes programas socio-económicos en pro de mejorar las condiciones de vida de los nicaragüenses.

Usura Cero

El programa de microcrédito «Usura Cero» ha llegado a más de 180000 mujeres a nivel nacional, siendo así el programa económico más emblemático que permite el crecimiento de miles de mujeres emprendedoras.

Bono Productivo Alimentario (BPA)

Es otro de los programas que busca crear el desarrollo de la producción agroindustrial. El principal objetivo es fortalecer la producción de alimentos de autoconsumo en las familias rurales y urbanas. Existen tres tipos de bono:

  • Bono típico.
  • Bono de patio.
  • Bono de asentamiento.

Cada uno se ejecuta de acuerdo al tamaño de la tierra, animales, alimentos para animales, semillas, materiales de construcción y herramientas. Otros de los importantes programas que se implementan dentro del plan de gobernación revolucionario y que le dan cavidad al desarrollo económico durante los últimos 11 años son:

  • Educación técnica
  • CDI (centros de desarrollos infantil)
  • Merienda escolar (comprende la educación primaria)
  • Bono de bachiller (comprende la secundaria)
  • Financiamiento mensual para madres solteras.
  • Todos con vos (comprende niños, jóvenes y adultos que padecen diferentes capacidades fisicomotoras)
  • Paquete alimenticio (comprende a madres de héroes y mártires del FSLN) entre otros.

Según la proyección del Banco Mundial se estima que Nicaragua crece en una tasa del 4,4% siendo así el tercer país con mayor crecimiento económico en Latinoamérica y el segundo en la región centroamericana. Esta es una señal clara del buen desempeño gubernamental que tiene el FSLN con Daniel Ortega a la cabeza, que trabaja por el bien y la estabilidad del país por encima de las diferencias de cualquier tipo.

Queremos leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: