El nuevo gobierno de Italia mantiene vínculos con el fascismo

Partido de gobierno

Di Maio, líder del Movimiento 5 Estrellas.

No es fácil hablar del Movimiento 5 estrellas, a pesar de nacer hace ya nueve años. El movimiento sigue siendo difícil de explicar para los que no viven el día a día de la política italiana, pero ha llegado su momento, y el futuro de Italia está ahora en sus manos.

El Movimento 5 Stelle o M5S rechaza el término populista y no se identifica con Podemos, además asegura su líder a un medio en español que a diferencia de Podemos: «Nosotros en el M5E no somos ni de derecha ni de izquierda. Hemos superado las ideologías ya desde nuestra fundación».

Si a nivel europeo Podemos forma parte del grupo de la izquierda europea, el M5S forma parte del Grupo Europa de la Libertad y la Democracia Directa junto con partidos como Alternativa para Alemania vinculado a la extrema derecha y otros partidos de tendencia similar como el UKIP de Reino Unido.

El partido tiene el apoyo de los sindicatos y la patronal italiana. El presidente de Confindustria, la patronal italiana aseguró en nombre de los empresarios que «el movimiento 5 Estrellas no nos da miedo«.

No llega solo al gobierno, su socio de gobierno será la Liga Norte o Lega Nord, aliado europeo del partido de Le Pen en Francia. El partido ha logrado un gran resultado en su alianza con el partido de Berlusconi. La acuerdo actual de Liga Norte y M5E contará con un gran respaldo en la cámara de diputados, y una mayoría absoluta algo más justa en el senado, donde ambos partidos juntos tienen seis escaños más de los necesarios para conseguir la mayoría absoluta.

En España Liga Norte se relacionó en el pasado con Artur Mas y en la actualidad es un partido amigo de VOX y de la fundación Hazte Oír.

Miembros del nuevo ejecutivo

Matteo Salvini, líder del partido de ultraderecha Liga Norte, será el nuevo ministro del Interior de Italia.

El nuevo presidente es un verdadero desconocido de la política italiana. El jurista Giuseppe Conte, un tecnócrata propuesto por el M5S que llega sin pasar por las urnas. Su principal aval es su largo currículum, que en los últimos días se ha visto cuestionado al descubrirse cierto nivel de inconsistencias en él: referencias a universidades extranjeras como la New York University, donde aseguran que no le conocen y al International Kultur Institut de Viena que al parecer no existe.

Su ejecutivo contará con los viceprimeros ministros (vicepresidentes) Di Maio, líder del Movimiento 5 Estrellas quien se encargaría de la cartera de trabajo, mientras que Matteo Salvini líder de la Liga Norte se encargaría de la cartera de Interior. El gobierno se espera que esté repartido en dos mitades y el Ministerio de Defensa en concreto sería también para la Liga Norte.

Acuerdos de Gobierno

El nuevo gobierno de Italia no se saldrá de la Unión Europea.

El Movimiento 5 Estrellas nunca se ha posicionado a favor de salir de la Unión Europea como muchos medios de comunicación han dicho, únicamente habían propuesto un referéndum sobre esta cuestión al pueblo italiano, pero para formar gobierno han renunciado a esa aspiración. Las cuestiones firmadas no son un acuerdo tradicional, se han firmado bajo la fórmula de contrato vinculante y podrían llevarse a juicio si no se cumplen.

A lo que no han renunciado en el acuerdo de ambas formaciones políticas es a la expulsión de medio millón de personas del territorio italiano. Esa es la cifra de inmigrantes que no han regularizado sus papeles y que se encuentran en el país por poco tiempo tras este acuerdo de gobierno.

Una de las medidas estrella es la renta de 780€ durante dos años a los parados. Los beneficiarios eso sí, se verán obligados a aceptar al menos una de cada tres ofertas de trabajo, independientemente de las condiciones laborales ofrecidas. Si no lo hacen perderán esa ayuda.

Otras iniciativas incluyen un impuesto único para familias y empresas (entre el 15 y el % de pago) que ha sido criticada en términos de justicia social por los movimientos sociales, al no diferenciar una gran empresa de una pequeña, ni tampoco entre una persona rica de una trabajadora.

Entre las medidas más aplaudidas están el adelanto de la jubilación a los 65 años, eso sí solo para casos excepcionales, la reducción de la deuda pública mediante el incremento del PIB y no mediante los recortes, y por último un planteamiento de oposición a los actuales planteamientos de la Eurozona y los Tratados de Libre Comercio. Unas medidas que no han gustado nada en el seno de la Unión Europea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: