El papel de Juan March en el golpe de estado de 1936

Juan March Ordinas nació el 3 de octubre de 1880 en Santa Margarita (Mallorca). Creador de todo un imperio empresarial. Un imperio forjado gracias a los beneficios obtenidos del contrabando.

Con lo obtenido de sus negocios ilegales, March, adquirió en 1906 una fábrica de tabaco en Argelia. Su asociación con los Garau, una de las familias más ricas de Mallorca, le permitió ampliar su volumen de contrabando con: alcohol, cocaína, tabaco, armas y maquinaria.

Gracias a ello y al aumento de sus ganancias, en 1909 se hace con el monopolio del negocio de tabaco en Marruecos. En 1916 fundaría la Compañía Transmediterranea, navieras con las que obtendrá todo el control del Mediterráneo. El 29 de abril de 1923 sería elegido como diputado por Mallorca por el partido Izquierda Liberal.

En 1932 sería juzgado y condenado por el gobierno de la II República por sus «negocios» de contrabando. A los 17 meses de estar encarcelados se fugó de prisión y se refugió en Gibraltar.

«O la II República acaba con March, o March acaba con la República». Jaime Carner. Ministro de Hacienda en el segundo gobierno de Azaña.

March financió el alquiler del Dragon Rapide, avión que trasladó a Franco desde Gran Canaria a Tetuán, para perpretar el golpe de estado del 18 de julio de 1936.

Financió el primer puente aéreo militar de la historia. Por él, se trasladaban de África a Sevilla los aviones alemanes Junkers Ju 52. Este hecho facilitaría sobre medida el avance de las tropas sublevadas.

Algunos historiadores cifran la disposición de Juan March al bando sublevados en 1.000 millones de pesetas. De ellos, 600 millones serían destinados al suministro de petróleo mediante Texaco, la cual a su vez dejaría de suministrar a la República. Los golpistas a su vez recibirían petróleo de la dictadura de Salazar (Portugal), todo ello financiado por March.

Juan March fue un hombre sin escrúpulos, cuyo único objetivo era el beneficio propio, el aumento de sus arcas. Estas arcas están, sin duda, manchadas de sangre republicana.

Jamás existió en él ninguna intención política, aunque Franco lo vendiera como un «patriota altruista«. Su único afán fue enriquecerse. Fue, sin lugar a dudas, el español más rico del siglo XX. Riqueza obtenida a base del dolor ajeno.

Falleció el 10 de marzo de 1962 en un accidente de automóvil.

«Si robas un pan, te llamarán ladrón. Si robas un millón, te dirán estafador. Pero si robas cientos de millones, te llamarán magnate y se arrodillarán ante ti». Juan March.

Siempre estudiando lo que ocurre en el mundo, solo si lo conocemos podremos cambiarlo. Comunista, porque es una causa justa y universalmente humana.
Responsable de Memoria Histórica en @ElEstadoNet.

Esther Corzo

Siempre estudiando lo que ocurre en el mundo, solo si lo conocemos podremos cambiarlo. Comunista, porque es una causa justa y universalmente humana. Responsable de Memoria Histórica en @ElEstadoNet.

Queremos leer tu opinión.

A %d blogueros les gusta esto: